FANDOM


Logo de 31 Minutos

¿Alguna vez se preguntaron por qué 31 minutos fue cancelado? Buena pregunta.

Parte 1Editar

En 2007, tres meses después del último episodio de 31 minutos filmado, hubo una reunión para todos los empleados del APLAPLAC. El presidente de APLAPLAC los invitó a todos para ver el último episodio. Cuando encendió su computadora para ver el archivo de vídeo, se vio el episodio titulado "La Muerte de Tulio Triviño". Pensó que era una secuela de "El Funeral de Tulio", del episodio 14 de la tercera temporada. Clickeó en el botón de play y fueron a hacer palomitas de maíz.

El episodio empezó con un intro impresionante, pero se inició con una gran velocidad y se paró en el título. Empezó con el estudio, pero Tramoyas no estaba allí. Solo Juanin estaba en el cuarto, A continuación dijo "Estamos al aire", pero nadie lo escuchó. Juanin repite "Estamos al Aire"; diez veces hasta que finalmente Tulio entró y le dijo a todo el mundo que lo perdonara por llegar tarde (lo dice con una vez demoníaca). Tulio se cubre la boca y Juanín le dice que empiece a leer los titulares de ese día. De repente, la imagen se cortó brevemente a sólo una pantalla roja -al igual que el episodio en el que todo el elenco tuvo un día libre-. Tulio comenzó a llorar. Bodoque se acercó para consolarlo, metió las manos a distancia, y vio que estaba llorando lágrimas de sangre. Se desmayó Bodoque y Tulio corrió al cuarto de baño. Después, se escuchó un disparo en el interior del baño. Los amigos de Tulio irrumpieron en el baño para ver qué pasaba. Juanin dijo: "¡Vamos a los comerciales!".

Había una pantalla en negro durante tres minutos y luego la imagen volvió a la normalidad. El resto del elenco estaba llorando por lo que le pasó a Tulio. El sonido estaba lleno de extraños gritos y lamentos. Juanin le dijo a Bodoque un pensamiento triste. Lo dice, pero no se escuchaba nada. Después de cinco minutos, de nuevo aparece el estudio vacío. Esta vez, la habitación estaba llena de sangre; los ojos con sangre, los huesos, los cigarrillos y botellas de alcohol. Luego se los ve a Juanin, Bodoque, Policarpo, Hugo Mario y Patana, quienes estuvieron de pie preocupados mirando alrededor, entre cinco y diez minutos. Luego, aparece El Mico Micrófono perfectamente feliz. Pronto se asustó cuando vio el aspecto aterrador en los rostros de sus compañeros de reparto. Se pone la pantalla en negro por un segundo. La imagen vuelve, sin Mico. No había rastros de sangre donde se encontraba.

Dos minutos y medio más tarde se corta a una imagen de Guaripolo, pero estaba horriblemente mutilado. La mano de Guaripolo aparece esquelética, su piel estaba cubierta de sangre, el cráneo se reventó por lo que su cerebro estaba expuesto, sus ojos habían desaparecido, y su estómago estaba a cielo abierto y sangrado. La imagen de pronto volvió a la normalidad. Luego, cambia a una escena en la que Tulio tenía una pistola en la boca. Había sangre por las paredes detrás de él. La cabeza de Tulio parecía arrancada, y la sangre brotaba de su cuello. La palabra "FIN" apareció.

Dos minutos más tarde, aparecen el tema de cierre y los créditos en marcha. Luego estaba el logotipo de APLAPLAC, pero el nombre de Carlitos Lechuga fue manchado con sangre. Por último, mostró la advertencia contra cualquier semejanza con personas vivas o muertas.

Cuando el vídeo terminó, sonó un teléfono. Cuando el presidente atendió, oyó la voz de Tulio diciendo: "No entre al estudio, o se viene conmigo al infierno." Después de colgar, el presidente descubrió que no estaba solo; Tulio estaba justo en frente de él con un cuchillo en la mano. Arrojó el cuchillo a la derecha del presidente.

En ese momento, el presidente se despertó. Todo había sido un sueño horrible. Sin embargo, al día siguiente les dijo a todos que salgan. Él había estado murmurando algo sobre el último episodio con la muerte de Tulio, y que se había hecho con un cadáver real. Nada más sucedió después de eso.

Parte 2Editar

Mi nombre es Carlos, tengo poco menos que treinta años, y era amigo de un empleado de ALPAPLAC.

En 2008, tuve una fiesta en mi casa con todos mis amigos. Mi amigo Federico, el empleado de ALPAPLAC, me dio un disco DVD. Estaba etiquetado como "La muerte de Tulio Triviño Parte 2" con un subtituló que decía "mentira". Significaba que no era una secuela de algo, así que decidimos ver el DVD.

Era un episodio de 31 Minutos. Se inició con la presentación, pero se reprodujo a una velocidad más lenta. Se inició en el estudio con Huachimingo y Tío Horacio. Arrojaban los cuerpos de Juanín, Bodoque, Policarpo, Hugo Mario y Patana en el suelo, dejando un gran charco de sangre. La cámara se centró sólo en ellas durante dos minutos. Luego escucharon dos salpicaduras de sangre en el baño. Abren la puerta, y se ve sus caras horrorizadas.

Se corta a una pantalla en negro durante otros dos minutos. A continuación, abre a un segmento de animación con una estética similar a la de Ren y Stimpy. Guaripolo estaba acostado en una cama roja, le pareció extraño escuchar a alguien tocar un blues. Se levantó y abrió la puerta. El espectáculo de pronto volvió a la primera parte. Se veía el cadáver de Tulio tirado en el piso del baño con el estómago abierto y las tripas colgando. Estaba tendido en un charco de sangre, y no tenía ojos. El Tío Horacio y Huachimingo se desmayaron. Se cortó la imagen. Después de que Guaripolo abriera la puerta, se encuentra Tulio con los ojos rojos y las lágrimas de sangre. Tulio sacó un arma, le disparó a Guaripolo -suplicaba, gritaba que no lo matara-, cuyo actor de voz parecía no ser el mismo. Luego Tulio sacó un cuchillo y lo lanzó a la derecha en un Guaripolo.

La imagen cambia a una de acción real, esta vez en un cementerio. Huachimingo, Tío Horacio, el Sr. Guantecillo, Balón Von Bola, y el Tío Pelado ponen todas las flores sobre la tumba de Tulio. De repente se abre, de nuevo reducido a la parte de animación. Guaripolo no tiene piernas ni brazos, Tulio se ríe -como en un episodio de Ren y Stimpy-. Empezó a llorar en silencio. Los otros personajes iban muriendo; sus cráneos se rompían y se podía ver el cerebro en el interior. Sus entrañas salían, y la sangre brotaba de las bocas de todos, sus piernas eran arrancadas.

Tres minutos más tarde, en la tumba de Tulio rezaba: "Tulio yace aquí."

Entonces, el verdadero fin aparece en la pantalla. Al terminar el vídeo, la puerta se abrió de repente por sí misma. En el umbral se veía a Tulio con una mirada asesina en su rostro. Nos gritó y salió corriendo de la casa.

Decidimos irnos de la casa - y ponerla en venta- y llamamos a un taxi.

Tulio nos había gritado; "¡Fuera de mi propiedad! ¡No me importa el estudio, y si alguna vez me mató, tiene que ser de una bala!"

Hubo un disparo y despertó a los vecinos. Es posible que se pregunten qué fue de mí después. Buena pregunta; me fui de esa casa, y no he sido molestado por ninguna marioneta asesina desde entonces.