Wiki Creepypasta
Advertisement
Una niña pequeña descubre un extraño video en el canal de YouTube Kitoons En Español, canal en donde daban su serie favorita, y decide verlo. Con solo esa acción, vastó para firmar su perdición.

Una niña pequeña descubre un extraño video en el canal de YouTube Kitoons En Español, canal en donde daban su serie favorita, y decide verlo. Con solo esa acción, bastó para firmar su perdición.

Genial. Genial. Genial. Mil veces genial.

Genial será mi estúpida curiosidad al haber escogido ver ese “capítulo”, y ahora lo estoy pagando con cada lágrima de pavor gracias a mi estúpida curiosidad, y ahora, en cualquier momento, ella vendrá a buscarme.

Bueno, todo ocurrió en un día fatídico del 14 de junio. Con 10 años de edad, estaba en mi casa en una noche, no me acuerdo qué hora era, pero era muy tarde. A esa hora, mis padres estaban durmiendo en su habitación, y yo era la única despierta a esa hora de la noche, viendo la televisión en mi cuarto, buscando algo que transforme mi aburrimiento en motivación, y podré dormir bien esta noche. A esta edad que tengo, he aprendido a manipular el control remoto para ver algo más que los canales que aparecen en la televisión, como por ejemplo irme a Netflix, o a YouTube, etc. Como estaba aburrida buscando canales que me entretuvieran, tuve la opción de irme a YouTube, y allí podría ver, no solo videos de mis youtubers favoritos, sino que también mis caricaturas favoritas que, en los canales que veo, no tienen, y entre esas caricaturas estaba la serie animada llamada Cry Babies o Bebés Llorones Lágrimas Mágicas.

Ya en YouTube, me fui al buscador a poner el nombre del canal en donde subían capítulos de esta serie, el cual se llamaba Kitoons En Español. Cuando entré en el canal, me di cuenta de que el canal había subido un nuevo video hace un minuto, la duración no aparecía en el lugar donde debería estar; en una de las esquinas del cuadro. El video no tenía nombre, y la miniatura era la imagen real en blanco y negro de una niña como de 6 años que tenía un traje negro, y aquella niña estaba parada en un escenario de madera, y el fondo era oscuro, pero algo se veía al fondo, pero no lo lograba distinguir. Aquella miniatura me llamó mucho la atención y me hizo despertar la curiosidad, así que decidí ir a ese extraño video. No sabía absolutamente nada en lo que me estaba metiendo, hasta después, cuando ya era demasiado tarde.

Kitoons En Español: Canal de YouTube en donde se sube episodios de esta serie animada

Kitoons En Español: Canal de YouTube en donde se sube episodios de esta serie animada

El video comenzó a reproducirse, dieron la intro de los Bebés Llorones, y lo que pasó después me dejó sorprendida. El episodio era uno que yo ya había visto antes, en donde la bebé llamada Dotty cantó de forma épica una canción en idioma inglés, y en esta ocasión, en el episodio que yo entré, había una diferencia, y es que todos los bebés tenían el mismo traje de antes, pero el único traje diferente era el de Dotty, que no era un pijama de dálmata, sino que era un traje negro como el de la niña de la imagen en la miniatura del video. En ese momento me sentí extrañada, pero a la vez me sentí estafada, parecía un clarísimo autoplagio del episodio que yo había visto antes, pero de todas formas me quedé viéndolo.

Cuando lo veía, me sentía aún más estafada, porque era un calco sin sentido del capítulo de los talentos musicales de los Bebés Llorones, con la única diferencia de que Dotty tenía un traje diferente al capítulo original, el cual era un traje negro, y no su pijama de dálmata que siempre llevaba puesto. Así que no me quedó otra que ver el episodio completo, a ver si había algo cambiado, y fue pasando los segundos y minutos, hasta que llegó la parte en donde le toca el turno a Dotty de mostrar su talento musical.

Cuando le tocó el turno a Dotty, se oyó el sonido de algún interruptor de luz, y la pantalla quedó en negro. Estuvo así por unos 10 o 15 segundos, y fue cuando volvieron a dar la luz del escenario, pero esta vez las luces del escenario eran de un tono rojo, y en medio del escenario, junto con el micrófono y el soporte de éste, estaba Dotty con su traje negro y con la cabeza agachada, como si diera un espectáculo sombrío y misterioso. Yo estaba atenta al espectáculo, hasta que comenzó. Comenzó a escucharse de fondo un piano, pero la melodía del piano era bastante incómoda, por no decir inquietante, y después comenzó a “cantar” Dotty, y la palabra [cantar] la pongo entre comillas, porque yo no sabía si lo que estaba entonando Dotty era un canto, porque no le entendía absolutamente nada de lo que ella decía; parecía que estaba dando un discurso con un coro melódico en otro idioma que no era ni inglés ni español; no sabía qué idioma era ni tampoco sabía lo que estaba diciendo. Después, comenzó a escucharse los llantos de los bebés, y gritos de gente en el fondo, como si el público estuviera alterado por algo. Dotty seguía entonando aquella extraña melodía con la cabeza agachada, sin prestar atención al alboroto de la gente y al llanto de sus compañeras, y fue cuando, detrás de Dotty, aparecieron unas siluetas extrañas que eran de un tamaño considerable, y cada una tenían ojos rojos luminosos, como si fueran 2 pequeñas linternas de rayo láser rojas. Estaba nerviosa, no sabía lo que estaba pasando, y de repente, sentía que mi casa entera temblaba, como si hubiera un terremoto, pero sólo en mi casa.

Estaba muy asustada, no sabía lo que pasaba, y miré hacia la pantalla de mi televisión, y lo que vi fue muy horrible. Parecía como si el mismo apocalipsis hubiera llegado al mundo de los Bebés Llorones; los árboles estaban en llamas, las casas quemadas y destruidas, los animales muertos, los bebés corriendo desesperadamente de un lado a otro llorando y gritando por auxilio, mientras eran perseguidos por sombras aterradoras. La única cosa que misteriosamente estaba intacta era el escenario, y allí seguía parada Dotty, con su traje oscuro y micrófono en mano, entonando esa macabra melodía que no podía entender lo que decía o cantaba. Toda mi casa seguía temblando, yo estaba aterrorizada, y no entendía cómo mis padres no despertaban por el semejante temblor que sacudía todo de una forma agresiva. Me tapé los oídos, cerré los ojos, y agaché mi cabeza casi haciéndome bolita, iba a empezar a rezar suplicándole a Jesús de que esto pare de una vez por todas, pero fue cuando la supuesta canción se terminó, y Dotty dejó de cantar o entonar aquella terrorífica melodía, y el temblor que sacudía toda la casa comenzó a bajar su intensidad hasta detenerse por completo.

En ese momento, sentí alivio, pero ese alivio me duraría poco.

Yo, cuando ya estaba totalmente tranquila, saqué las manos de mis oídos y abrí poco a poco los ojos, y lo primero que hice fue mirar la televisión.

Ojalá decidí nunca haberlo hecho.

Cuando miré a la pantalla, había una escena horrorosa. Dotty seguía parada en el escenario con la misma posición de siempre, y alrededor estaban todos los bebés muertos de una forma brutal; sus cuerpos estaban casi irreconocibles, casi no quedaban rastros de ellos, solo estaban sus pijamas destruidos y llenos de sangre, y restos de sus brazos, piernas y parte de su cuerpo, los cuales, estaban siendo devorados por aquellas aterradoras sombras. Estaba aterrada, quería gritar, pero no podía hacerlo y no sabía el por qué, y fue cuando hicieron un acercamiento a Dotty, y ella levantó la cabeza mirándome fijamente. Su mirada era completamente fría, sus ojos estaban en blanco, y tenía ojeras, como si no habría dormido bien en varios días. Estaba aterrorizada, quería correr hacia el cuarto de mis padres, pero algo me lo impedía, y fue cuando la televisión de mi cuarto hizo un corto circuito y se apagó, dejándome a oscuras completamente.

Lo primero que hice fue, temblando de miedo, salir de mi cuarto lentamente para ir hacia el cuarto de mis padres, y lo hacia lentamente por temor a caerme porque era de noche y mi casa estaba a oscuras. Empecé a tocar las paredes, y yo sabía muy bien en donde estaba la puerta que daba a la pieza de mis padres, y cuando la encontré, abrí la puerta, y prendí la luz del cuarto de mis padres para avisarles de lo que me había ocurrido, pero cuando prendí la luz, quedé sorprendida; mis padres no estaban en la cama. La cama estaba deshecha, vacía, como si se hubieran levantado muy tarde a hacer algo, y yo pensaba que era aquel estruendoso temblor que sacudió toda mi casa.

Comencé a buscarlos por todas partes; en el baño, en la cocina, en el living, en el comedor, en la terraza, en el garaje, y en el patio. No estaban en ningún sitio. Habían desaparecido de la nada. En ese momento comencé a desesperarme, y empecé a gritar por ayuda y a llamar a mis padres suplicándoles que vinieran, pero nadie me escuchaba, hasta además sentía que estaba completamente sola en este mundo.

Yo, llorando, me entré a la casa y me iba a dirigir a mi cuarto a dormir, pensando que esto era una pesadilla, hasta que escucho la risa de una niña en el cuarto de mis padres, que tenía la única luz prendida de mi casa. Fui hasta allá para ver quién era, pero todo seguía igual; la cama deshecha sin mis padres. Pero noté algo al lado, en el velador que está al lado en donde se acuesta mi mamá. Cuando fui a ver qué era, me asusté. Era un muñeco de Dotty con su traje negro, pero lo peor es que, en las partes en donde van sus ojos, había ojos reales puestos ahí, y cada uno tenía un color diferente que el otro. Los miré con nerviosismo, y grité del horror, porque descubrí que se trataba de los ojos de mis padres. Grité, lloré, pataleé, estaba por volverme loca, no podía creer que todo esto estaba pasando en verdad, lo único que yo pensaba es que fuera una pesadilla, y ahí fue cuando escuché pasos al fondo acompañados de una risa de niña; era la risa de Dotty. Aterrorizada, corrí hacia mi pieza, rápidamente cerré la puerta con llave, abrí la cama, me acosté, y rápidamente me tapé hasta la cabeza. Ya no escuchaba nada. Así que, intenté dormir y afortunadamente, lo conseguí.

Al día siguiente, me levanté de mi cama ya aliviada de que aquel suceso aterrador solo fue un muy mal sueño; me faltaba comprobarlo. Me levanté feliz de la cama e intenté abrir la puerta para ir a saludar a mis padres, pero mi puerta estaba con llave. En ese momento, mi felicidad se esfumó, pasando a nerviosismo. Desbloqueé la puerta y salí a ver qué pasaba, fui al cuarto de mis padres, y mis peores temores se confirmaron. El mismo muñeco de Dotty de traje negro con los ojos de mis padres seguía en el mismo lugar en donde lo había dejado, y algo había cambiado. Al lado del muñeco había una nota escrita con tinta negra. Llorando, me dirigí hacia la nota, la tomé y la leí. Con ese escrito, significó que mi destino se sella hoy. La nota decía lo siguiente:

Dotty de Cry Babies (Bebés Llorones)

Dotty de Cry Babies (Bebés Llorones)

“Mi canción hizo que te llamara la atención. Mi canción hizo que los demás les llamara la atención. Mi canción hizo que el mundo entero le llamara la atención. Mi canción despertó curiosidad. Mi canción me hizo triunfar. Mi canción fue un éxito en el reino de los Bebés Llorones y en el mundo real. Pero en esta ocasión, mi timidez no la ocultaré más. No ocultaré más mi adoración a los más turbios infiernos. No ocultaré más mi lado oscuro. No ocultaré más mi adoración a todos los que gobiernan el infierno, y a todos los que ponen el apocalipsis y el sufrimiento en la tierra. No ocultaré más el desprecio que tengo al resolver soluciones de una forma mágicamente feliz con solo una lágrima. Sólo con almas se paga los problemas que yo siempre he pasado al igual que mis amigas igual de pequeñas que yo, aunque ellas no tenían nada que ocultar, solamente yo. Pero éste fue el momento preciso y fantástico para castigar, y sin tener que pagar con una maldita lágrima. Las lágrimas no me enaltecen. Las lágrimas no llenan el lado oscuro que yo tengo detrás, con un lado tierno y tímido que pinto por fuera. Hoy soy libre como nadie. Y todos aquellos que hayan escuchado mi canción, espero que ahora se conviertan en mis fans, y prefiero que sufran conmigo a que sufran solos. Nos veremos luego a las 3 de la mañana, y quiero que a esa hora estés lista para irte conmigo”.


Cuando leí la nota, en ese momento sabía que no tenía nada más que hacer que esperar a que Dotty y sus secuaces me vengan a buscar.

¿Por qué?, ¿por qué me tocó a mi pasar por esto, si yo no he hecho nada malo?, ¿por qué fui tan estúpida de ver ese episodio en YouTube? Parece ser que Dotty busca víctimas al azar o personas que son fans de la serie en donde ella está, y quiere llevárselas para que nosotros la adoremos como la nueva diosa del apocalipsis y del inframundo.

Mi vida se ha arruinado en un abrir y cerrar de ojos; no tengo a mis padres, no tengo a nadie que me pueda ayudar, estoy indefensa, lo único que hago es tomar el muñeco de la habitación de mis padres, irme hacia la entrada de mi casa, y quedarme ahí hasta que oscurezca, para que así, Dotty y sus aterradores secuaces me vengan a buscar para que yo me una a su grupo. Ella es la líder y tengo que respetarla. Si me castiga de forma muy desmedida es para que yo no sea como la Dotty de antes. Ella quiere que yo sea como ella en realidad. Sólo me queda dejar de escribir, ya es de noche, no sé qué hora es, pero es muy tarde. Dejaré esta nota en mi cama y volveré a dónde estaba, junto con el muñeco, escribiendo esta nota larga con mucha hambre, porque no he comido a lo largo de este día que estoy sola y sin mis padres. Solo me queda decir adiós para siempre a todos, y tener que esperar a que Dotty me venga a buscar para que yo me convierta en su fan favorita.

Advertisement