FANDOM


Todo comienza a principios de los años ochenta, Damian, un adolescente cuyas aspiraciones son jugar a la pelota, a los vídeos juegos y andar con sus amigos, es llevado a una nueva escuela ya que sus padres debían mudarse para empezar una vida nueva, parece que ahora, Damian no habla más con sus progenitores por que le arrebataron todo lo que a él le pertenecía, osea los amigos pero la pareja joven le decía que iba a ser aun más feliz que antes en el nuevo vecindario, bueno, al menos, eso pensaron.

Pasando tiempo allí en el nuevo colegio, Damian se hizo amigo de un chico que aparentemente no es de su curso, se llamaba Gabriel y juntos formaron una amistad inseparable hasta ahora, Gabriel le contó una terrible leyenda urbana que ocultaba la escuela acerca de un profesor que fue maltratado por sus alumnos y encerrado en uno de los salones, se dice que varios de sus alumnos, después de lastimarlo con objetos pesados y meterlo en el salón destruyeron la llave después de trabar la puerta, la razón por la que hicieron eso es indefinida, pasaron varios años y nunca más se supo del profesor, nadie se animó a abrir la puerta de ese dicho salón y ahora todos comentan que en las noches, se puede ver el espíritu del tipo rondar por los pasillos, muchos dijeron que lo vieron desde una de las ventanas del colegio, otros dijeron que lo vieron en alguno de los salones, las personas dicen muchas cosas pero para Gabriel, eso solo era una leyenda urbana.

Al parecer, esa historia atemorizó un poco al pobre Damian y trataba de olvidar pero cada vez se le hacía más pesada, empezó a tener alucinaciones, no podía comer, no podía dormir, hasta incluso no quería ni jugar en los recreos y para colmo, algo horripilante estaba apunto de sucederle.

Unas semanas después Damian conoce al abusivo de la clase que faltó muchos días por que estaba muy enfermo, el abusivo se llamaba Rodrigo y ahora que andaba de maravilla volvió a sus andadas molestando a los de más, justo conoció al chico nuevo y en lo que restó de los días lo molesto sin sesar hasta que se le ocurrió una idea aun mejor que sus bromas pesadas.

Un día, que era ese en el que Damian creyó que su vida se había ido al infierno, en el baño de los varones, nuestro protagonista estaba orinando en uno de los inodoros, los de más que estaban con él eran amigos de Rodrigo y salieron afuera rápidamente por que él se los pidió, al no haber nadie más, Rodrigo cierra con llave la puerta del baño dejándolo a Damian encerrado.

Ahora concluiremos este relato mostrando las cosas que vivirá Damián dentro del colegio, cuando terminó de hacer sus necesidades, sale del cuartito donde estaba el inodoro y notó que los de más no estaban, se fue hacia la salida y al ver que la puerta estaba cerrada, trató de abrirla pero no podía, entonces comenzó a esforzarse y a esforzarse pero no podía abrirla, comenzó a pedir ayuda pero los porteros no estaban, no había nadie en los pasillos, ya era la hora de estar en los salones y bueno en todo el día nadie volvió a ver a Damián, su maestra se enojó por que pensó que se había escapado lo que le arruinó aun más la vida, aquí comienza lo peor.

Ya era hora de irse a casa y todos los chicos salían de la escuela, Damián se estaba desesperando, golpeaba con todas sus fuerzas la puerta pero nadie lo escuchaba con todo el bochinche que estaban haciendo todos con sus charlas, arrastre de sillas, mesas, etc. Al caer el atardecer, Damián lo último que pudo oír fue las puertas de entrada azotarse y la llave que las trababa, comenzó a llorar, tenía un profundo miedo, lloró y lloró hasta que se quedó dormido, sentado en la puerta.

Minutos después escucha algunos pasos en los pasillos, pone su ojos en el hueco del picaporte y no vio a nadie, esos pasos lo despertaron por completo, luego se acordó de la leyenda del profesor desaparecido, al ponerse de pie, ve una pequeña ventana, quiso salir por hay pero como el baño estaba en el segundo piso de la escuela le era imposible. Caminaba de un lado a otro pensando en como salir mientras que seguía escuchando esos ruidosos pasos, eso no fue lo único que escuchó, enseguida empezó a oír unos murmuros que decían “Voy a matar a todos los chicos de esta escuela, los voy a matar” un enorme sudor se esparcía por su frente, Damián comenzó a rezar y pedirle a Dios que lo proteja, de pronto escucha el picaporte de la puerta, parece que alguien quería entrar “¡¿Quién es?!” repetía cada dos segundos, el portillo estaba siendo golpeado con algo pesado repetidas veces, Damián gritaba de susto y lloraba a la vez hasta que finalmente lo vio, vio entrar al fantasma del profesor desaparecido, él tipo tenía unos ojos rojos, estaba semi pelado, parece que todos sus pelos se los arrancó con sus manos y por ultimo, su ropa estaba toda rasgada y se le veía unos filosos dientes amarillos, Damián no podía creer lo que veía.

Al día siguiente, uno de los porteros abre las puertas de entrada, eran las cinco y algo de la madrugada, estaba por ponerse a limpiar los pisos, al terminar de limpiar el piso de abajo, subiendo las escaleras se va a la planta alta y al llegar ve la puerta del baño de varones tumbada en el suelo, corriendo se va a ver que sucedió, ¿Se imaginan la cara que puso al ver el cuerpo muerto de Damián?, así es, estaba muerto, tenía la cara desfigurada, su piel blanca y pálida y sin ropa, recostado en el suelo en posición fetal, todo por culpa de Rodrigo, él se dio cuenta de lo sucedido y no le dijo a nadie que tubo mucho que ver con la muerte del mancebo.

Fue una noche horrible pero lo que se sabe ahora es que el fantasma del profesor ya no anda rondando solo los pasillos de la escuela, esta vez, tiene un nuevo acompañante y digo nuevo por que ha tenido muchos.