FANDOM


Mi historia se remonta hace tres años cuando por desgracia vagué por unos foros ocultos, en los cuales había que obtener un pase para poder ingresar a ellos.

El cual consistía en conseguir cintas snuff o de maltrato animal y enviarlas a una dirección de correo extraña. Mi adicción a estos lugares me llevó a realizar aquel petitorio. No hice una cinta snuff, pero maté a una perra a palazos y filmé aquel proceso, luego de ejecutarla la despellejé y envié el vídeo a la dirección extraña.

La dirección era, el999@ algo extraño dado que no decía la marca patentada a la que estamos acostumbrados a usar, sólo decía eso. Para despejar mis dudas envié aquel vídeo que me serviría de puente para ingresar a los foros prohibidos.

Muchos decían que estos foros eran peores que la web profunda y que aquí se ponían cosas atroces y prohibidas, como experimentos gubernamentales para las masas y para el control mental.

La curiosidad pudo conmigo, fue tal el punto que maté aquella pobre perra para poder obtener la membresía de aquella horrible asociación de la cual siempre estaré arrepentido de haber pertenecido.

Parecía ser que estaba extasiado por más y más, y no pararía hasta llegar al fondo de aquellos foros horrendos.

Nunca diré el nombre de los foros para que nadie comenta el mismo error que yo cometí, mi propio infierno comenzó el maldito día que me hice miembro de aquella basura.

Los supuestos creadores de estos foros, te daban una contraseña y te decían que si alguna vez esta clave se saliese de tus manos, vendrían por ti y te harían desaparecer del sistema.

Cuando se referían a “desaparecer del sistema” era más que seguro que te matarían.

En un principio me dio mucha gracia, ¿quién te mataría por compartir una contraseña? Pero a medida que ingresaba más y más a esos foros ocultos, algo en mí me decía que no debía continuar, pero por otro lado debía hacerlo para llegar al fondo de toda esta sociedad internauta macabra.

Siempre repetían algo como “el hermano”, una supuesta historia de horror y maldición.

Pero para poder saber sobre aquella historia había que hacer algo mucho peor para obtener otra contraseña e ingresar al "fondo de los foros", así llamaban los hijos de puta que navegaban por allí a la peor zona de aquellas cadenas de foros.

En total eran tres foros y siempre dirigidos por un tal “2hermano” (su nombre clave).

Estuve un mes vagando por aquellas redes horripilantes y encontré de todo allí, desde películas snuff filmadas en Rusia, China y la selva amazónica, hasta tráfico infantil y de órganos.

Pero si había algo que abundaba allí era la incógnita de “el hermano”. En aquellos foros circulaba la violencia como si fuese algo normal y las cosas macabras eran sinónimo de todos los pervertidos que navegaban por allí.

De estos foros nada escapaba, dado que todos comprendían lo que les pasaría si algo se filtraba, todo allí era único.

Había muchos vídeos de seres extraños que habían tenido contacto con humanos y que eran usados como experimento por soldados de un país que desconozco.

Los vídeos que subían los depravados de los foros decían cosas como:-

“Expe24-huin-Nhon” -nombres en clave de este tipo, en la mayoría de aquellas cintas se podía ver como unas criaturas pequeñas con la piel llena de sarpullidos y con pequeños ojos en sus rostros, fornicaban con mujeres en estado inconsciente.

El idioma en el que hablaban los científicos mientras realizaban los experimentos era de lo más extraño, jamás en mi vida lo había oído.

Estos vídeos me impresionaron y al cabo de unos días los dejé de ver, eran horribles las cosas que hacían con las mujeres en los experimentos y peor aún, las criaturas que usaban para experimentar.

Jamás había visto aquel tipo de engendros y nunca me hubiese querido topar con ellos.

El vídeo que más me impactó y que terminó con mi cordura fue el de una mujer anciana que era puesta en una sala oscura y sucia.

La dejan en una especie de plataforma de metal, parlaban por un micrófono y entraban dos de aquellas criaturas, fornicaban a la pobre vieja y le desgarraban la vagina, la sangre que fluía desde su genital era en cantidad, y los gritos de dolor de aquella mujer eran hirientes para los oídos.

Luego entraban dos científicos y usaban picanas eléctricas para ahuyentar a los enanos horrendos. Tomaban un bidón de nafta y rociaban a la anciana, luego le prendían fuego e inmediatamente entraba una mujer y extinguía las llamas con un matafuego.

Después de esto, la anciana aún vivía, sus gritos de agonía se sentían muy claros en el vídeo.

Para finalizar aquella cinta del demonio, entraba un viejo gordo que parecía clamar a la anciana, como si fuese un cercano a ella y luego le inyecta algo en su brazo. La vieja deja de gritar y el vídeo se corta.

Una vez que vi aquella aberración decidí dejar por un mes la cadena de foros siniestros. Pero aún seguía en mi mente el pensamiento de que mierda era “el hermano”.

Al cabo de unas semanas volví a ingresar en la parte más oscura de la red y comencé con mi cruzada para saber cómo obtener información sobre el hermano.

Había un usuario con el que siempre compartía cosas, hasta hice una pequeña amistad con él. Poco a poco iba largando información sobre cómo ingresar a la peor parte de los foros.

Pues sí, era lo peor de la red y aun así tenía un sitio más bajo todavía.

Un día volví de la universidad y tenía pensado dormir toda la tarde, pero por razones que desconozco algo me decía que ingresase a los foros. Lo hice y encontré un mensaje de mi cofrade de la red.

El mensaje decía lo siguiente:

"De: delinheador9966@

Ya contacté con los hermanos y me dijeron que te puedo hacer entrar a la zona baja de los foros. Pero debes saber que una vez que entres, jamás podrás salir…."

Estaba seguro de lo que quería, tenía que ingresar a la zona baja de los foros, tenía que saber qué mierda era “el hermano”.

Y le contesté a mi cofrade, diciéndole que ya estaba listo para ingresar, que haría lo que fuese para pertenecer a la zona baja.

Tras varios intercambios de mensajes, llegamos a un acuerdo y él me dijo con exactitud qué era lo que tenía que hacer.

Mi sorpresa fue enorme, por momentos pensé que me pedirían que matase a toda mi familia y luego fornicase sus cadáveres, pero la petición no era tan grotesca -más bien- era algo extraña.

Lo único que se pedía para ser miembro de los foros bajos era que jamás se contase nada de ellos, era más que nada una preparación de confianza, sino hubiese tenido una buena relación con mi cofrade nunca hubiese entrado, al parecer se necesitaba un contacto directo para entrar.

Juré mi lealtad y por último me dieron una oración extraña que debía decir frente a cualquier espejo a las 09:00 PM para poder ingresar a los foros bajos.

Primero pensé, -esto debe ser un chiste- pero cuando dije aquella oración, que no voy a nombrar, todo cambió en mí.

Después de realizar mi tarea volví a ingresar en los foros y para mi sorpresa había un mensaje de otro navegante que decía:

"De: Poliponox34kk43kk666

Ya perteneces a nosotros, nunca nos traiciones o iremos por ti…."

No contesté el mensaje, sólo me dispuse a prepararme para encontrar las cosas más deliciosas de la zona baja de los foros.

Pero quedé cuajado cuando ingresé mi contraseña y me adentré en los foros bajos.

Era lo mismo que lo otro sólo que en la parte superior había una foto extraña de tres caras horribles con firmas bajo ellas y que decía:

-“El hermano”-.

Esta foto se podía cliquear. Siguiendo mis instintos cliquee aquella maldición de la red y cuando ingresé, unos sonidos extraños como de voces distorsionadas se oían.

Esto me perturbó, pero hubo algo que me asustó más y eran unos textos que contenían signos extraños, números y la historia de “El hermano”.

Al parecer este fenómeno era con el objetivo de que por la curiosidad dejases tu registro en los foros y allí pasabas a ser del domino de una organización delictiva y que pactaba con el demonio.

Por eso siempre me decían que me buscarían si los traicionaba y que me borrarían de la sociedad o del sistema.

Toda aquella mierda era para usarte de puente e incriminarte en actos delictivos, los foros se componían por grupos de hackers criminales.

Pero leyendo más y más de toda la historia entre signos y números, había algo que me dejó estupefacto. Una historia de la que partía todo el mundo criminal de aquellos foros.

La historia contaba que una época donde la tecnología estaba naciendo, uno, de tres hermanos se dedicaba al hackeo y que además tenía tendencias satánicas. Este tipo se centró más en las cosas del demonio que en el robo por medio de internet.

Y realizó un pacto de inmortalidad y de reconocimiento, el demonio accedió a su petición pero a cambio le pidió a sus dos hermanos.

Este tipo accedió y desde aquel día desaparecieron de la faz de la tierra.

Los criminales de la red tienen como culto a “El hermano” que es un demonio que maneja la red y que controla todo lo que hacemos, buscando personas de alma oscura para reclutarlas y así cosechar almas para el demonio que aún le exige desde el infierno.

Este tipo quedó atrapado en la red junto a sus hermanos y se dice que no todos caen en sus artimañas, porque sus hermanos luchan constantemente contra él para que no atrape a cualquier idiota que vague por la red.

Una lucha eterna entre el mal y el bien, se disputa en los páramos ocultos de la programación de la red.

Miles de internautas vagan por páginas, sin saber el peligro que esto lleva, pero ¿hasta cuando los hermanos del hacker endemoniado podrán retenerlo para que no atrape a inocentes? Sólo habrá que esperar para saber y mientras tanto, tener cuidado de cometer actos impuros, porque “El hermano” está al asecho para reclutar idiotas como yo.

En lo que respeta a mí, sigo con vida, con la diferencia de que tengo un custodio policial permanente dado que recibí cartas de amenazas de muerte, todo se debe a mi traición a la sociedad de los foros bajos. Mi vida pende de un hilo y mi alma está asustada, porque cuando muera… el maldito hermano vendrá por ella, para incrementar su cosecha para el Señor de las Tinieblas.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.