FANDOM


Durante 1970 y 1998 yo con mis amigos notamos una serie de desapariciones de niños en Estados Unidos, todos los secuestros ocurrían en la noche de brujas, el 31 de octubre, para ser más exactos.

Los testigos solían ver a un hombre de estatura promedio acercarse a los niños, este hombre ocultaba su cara con una "máscara" deformada, como si la máscara se derritiera. El extraño ser llevaba una calabaza rellena de dulces en la mano derecha, mientras que en la izquierda sostenía una bolsa grande y blanca. Los adultos que habían pasado cerca de él se alejaban rápidamente, como si un aire macabro saliese del cuerpo de ´´ese´´ ser. En cambio los niños se acercaban hipnotizados sin ninguna razón aparente.

Algunos testigos que eran lo suficientemente valientes se acercaban al "hombre", y lo interrogaron para saber de los niños, sus extraños gruñidos se podría traducir como "en mi casa hay más dulces para los niños". A continuación, el hombre avanzaba llevando detrás de si a los niños, que no volvían a aparecer hasta 6 meses después. Lo más extraño del caso; es que, los familiares, aun notando la ausencia de sus hijos, no denunciaban el caso a la policía.

Así durante años el "hombre" iba y secuestraba niños, hasta que una familia adinerada denunció la desaparición de la menor de 7 años Belie Ots.

Los cadáveres se encontraban dentro de unas grandes bolsas blancas, con signos de violación y tortura. A algunos Les faltaban unas piernas, otros habían sido destripados y masacrados, y otros tenían una gran apertura en el pecho, rellenada con dulces, a otros le cortaron las caras y estaba totalmente deformada, como si le hubiesen echado ácido mientras aún vivía. Esto causó gran impacto en la gente, que durante años no se atrevió a salir en noche de brujas, y si lo hacían, acompañaban a sus hijos a todas partes. Pues, el "hombre", sigue suelto.