FANDOM


Este ritual se ha transmitido a lo largo de los siglos, tiene su origen en las islas británicas durante la edad media, donde fue visto como una adoración al Diablo por los puritanos y una manera de proteger su hogar por lo que en realidad sabían que era lo que estaba afuera del campo. Si se completa con éxito, el ritual te dará un año de seguridad física y, quizás, mental en función de lo que suceda en el ritual.

Materiales necesariosEditar

  • Una casa en el campo, preferiblemente con cosechas y cultivos en la parte trasera. Técnicamente, todo lo que se requiere es un gran patio, entre más grande sea mejor, pero el éxito solo ha venido en las casas en el campo.
  • Una vela. Intentar usar una linterna, celular o cualquier cosa electrónica que tenga luz será en vano. Las luces empezarán a parpadear y tu aparato se quedará sin batería luego de unos segundos, por lo que una vela o una lámpara de aceite es recomendable.
  • Un crucifijo. Explicaré el porqué más adelante.
  • Un reloj, de nuevo celulares o versiones electrónicas de un reloj no funcionarán dentro del ritual.

ProcedimientosEditar

Para comenzar el ritual, asegúrate de que sea demasiado tarde como para que nadie esté alrededor. El ser del ritual no aparecerá si hay alguien además del invocador, porque detectará su presencia. Asegúrate de que no haya un solo rayo de luz en el cielo, la oscuridad es indispensable.

Enciende tu vela. Sal al patio y susurra siete veces:

"¿Quién ahuyentará a los cuervos?" Mientras miras a la casa.

En el último susurro deberías de escuchar una voz a tus espaldas decir:

"ESE NO ES TU MAYOR PROBLEMA".

Regresa a la casa sin mirar hacia atrás. Tan pronto como entres, cierra la puerta. Ahora comienza el ritual. Todo lo que en tu casa pueda abrirse, lo estará. Lleva el crucifijo a una habitación con una puerta, ciérrala y déjalo ahí. Esa será tu habitación de seguridad en caso de que todo salga mal. Asegúrate de que todas las puertas, ventanas, armarios y cualquier otra cosa que se pueda abrir, estén cerradas en esa habitación.

Si lograra entrar en ese cuarto, estarías condenado. Tu objetivo es cerrar todo lo que se haya abierto en la casa antes de la medianoche. Esto parecería algo sencillo, pero piénsalo bien. Cada bolsa, cada puerta, cada ventana, cada contenedor acaba de abrirse. El verdadero desafío no está en cerrar objetos, sino en recordar a todo lo que pueda ser abierto.

Mientras caminas en la oscuridad de tu casa, notarás algo por el rabillo del ojo, un hombre con vestimenta de granjero. Su piel será de color grisácea. No importa lo que haga, no lo mires directamente a los ojos, solo no le prestes atención y no tengas miedo.

Ese no es el hombre del campo.

Es un heraldo, una especie de árbitro para asegurarse de que está cerrando todos los objetos. Él te seguirá, pero no se interpondrá en tu camino. Asegúrate de no mirar hacia el patio trasero. Si lo haces notarás a un espantapájaros que no estaba ahí. Ese es el hombre del campo.

Sus extremidades eran versiones imposiblemente largas de brazos y piernas humanas, su piel es pálida, pero luce como un esqueleto. Lo único que le falta es una cabeza.

Si no concluyes con éxito el ritual o no llegas a tiempo a tu habitación de seguridad, se llevará la tuya. Si no ves al espantapájaros tendrás hasta la medianoche para completar el ritual. Si estás totalmente seguro de que todo en la casa se ha cerrado, ve a tu cama e intenta dormir. Durante exactamente un año tendrás total seguridad en todo lo que hagas, dependiendo de como hayas iniciado el ritual.

Si lo comenzaste tres horas antes de la medianoche, solo será seguridad física. Una gran cantidad de personas han echo esto para vivir más de lo que deberían. Si comenzaste dos horas antes de la medianoche, la seguridad no será solo física, sino también financiera. Podrías renunciar a tu trabajo y seguir teniendo dinero. Quizás por ganar en la lotería o porque simplemente las personas sentirán el impulso de darte cosas gratis.

Solo asegúrate de abrir un negocio o hacer una inversión en algo inteligente. No querrás finalizar el año viviendo en la calle.

Si comenzaste el ritual una hora antes de la medianoche y de alguna forma lograste terminarlo, (lo cual es imposible) tendrás todo tipo de seguridad. Ninguna de tus acciones tendrán consecuencias negativas. Te diría que no hicieras nada inmoral, pero si te arriesgaste a completar el ritual en una hora y lo lograste, haz lo que te plazca.

Si miraste hacia el patio trasero y viste al hombre del campo, no recibirás nada de esto, ni siquiera si lograste terminar el ritual. El hombre del campo bajará de su puesto como espantapájaros. Él te mirará. Y comenzará a correr hacia ti.

Tendrás un minuto como máximo para llegar a tu habitación segura. Entra y cierra la puerta, ponle seguros y asegúrate de que todo esté completamente cerrado en esa habitación. Créeme ni vas a querer que entre. Tendrás que soportar arañazos y golpes en la puerta, gritos, amenazas e incluso promesas de misericordia si abres la puerta. Pero ¡No la abras! Bajo ninguna circunstancia abras esa puerta.

Si quieres intentarlo.

Buena suerte...