FANDOM


La hija de un importante hombre de negocios acababa de casarse. Después de la boda hubo un gran festejo en una impresionante casa que la familia de la novia tenía en las afueras de la ciudad y donde se organizaron juegos,concursos,bailes,música... En resumen, fue una fiesta en la que no había lugar para el aburrimiento. Una de las asistentes a la boda era la pequeña Paula,que era la hermana de la novia y la dama de honor y que a sus 10 años se mostraba más ilusionada y contenta que nadie por ver a su hermana mayor tan feliz.

Fue Paula, precisamente,quien propuso jugar a un último juego antes de que la fiesta acabara definitivamente:el juego del escondite. -Venga mamá- le pedía Paula a su madre- sería un desperdicio no jugar al escondite en una casa tan grande como esta. -Está bien- cedió la madre- pero no vayas muy lejos,no vaya a ser que no te encontremos.

Dicho y hecho.Todos los niños,aunque también muchos adultos,empezaron a esconderse en los lugares más estratégicos de la casa,tratando de no ser descubiertos por la pareja de novios, quienes se habían ofrecido voluntarios para ejercer de buscadores. Una vez que fueron descubiertos todos los invitados,se dieron cuenta de que faltaba una persona: Era Paula -Que raro- decía la novia- ya hemos recorrido cada rincón de la casa y ni rastro -Bueno,pues llamarla y decidle que salga ya,que ha ganado.Además tenemos que empezar a despedir a los invitados, ya es muy tarde. Por segunda vez entraron los novios y algunos familiares a buscar a la niña y por segunda vez volvieron con las manos vacías. -Mamá no la encontramos- decía la novia muy alarmada- incluso la hemos llamado y sigue sin aparecer.

La madre, que casi estaba más enfadada que asustada replicó: ¡Pero cómo no va a aparecer!¡Como entre yo la saco por los pelos! ¿¡Pero tú te crees que se puede estar haciendo esperar a los invitados a estas horas de la noche!? -Cálmate mujer- le decía su marido,que conocía su fuerte carácter - mira, ahora vamos a entrar todos a buscarla. A lo mejor es que no ha oído, o se ha quedado encerrada sin querer en alguna habitación y cuando salgamos lo haremos con ella,de verdad. Y así fue.Estuvieron buscándola durante horas.Miraron en todas las habitaciones, en todos los rincones, debajo de las camas... Incluso desde fuera de la casa se podían oír sus voces llamando a Paula sin parar.

Pero todo fue inútil.Viendo que el asunto era mucho más grave de lo que parecía,decidieron pedir ayuda a la policía y a los habitantes de los pueblos vecinos. La policía les explicó a los familiares que,aunque era improbable, la niña se pudo alejar demasiado de los alrededores de la casa sin que nadie la hubiera visto,o que alguien se la hubiera llevado.

De esta manera,todos los que estuvieron en la casa aquella noche fueron interrogados.

Pasaban los días y la familia cada vez estaba más hundida.La madre se lamentaba constantemente sobre cómo pudo haber perdido a su hija de vista de esa manera, ni siquiera los novios pudieron disfrutar de la luna de miel. Tras dos meses de intensa búsqueda, la familia asumió que, en casos como este,si aparecía, no lo haría estando viva. Ahora lo único que querían era encontrar su cadáver para darle una sepultura digna.

Unos años más tarde,algunos de los criados que la familia tenía a su disposición,acudieron a la casa de las afueras bajo las órdenes de hacer una remodelación y realizar labores de limpieza.

Para ello, necesitaron algunos utensilios que se encontraban en el viejo sótano de la casa y que no se había abierto durante años, eso fue lo que comprobaron los criados al ver el estado de suciedad en el que se encontraba. Decidieron que no le vendría nada mal una limpieza así que se pusieron manos a la obra.

De repente,una de las sirvientas gritó aterrada y cayó desmayada al suelo.Cuando sus compañeros se giraron para ver que había pasado descubrieron algo espeluznante. En la esquina del sótano había un baúl muy antiguo y la criada, viendo que la cerradura estaba atascada se valió de una palanca para abrirlo y para descubrir en su interior el cadáver de la pequeña Paula. Lo que había pasado aquella fatídica noche,fue que Paula,al ver el sótano abierto decidió entrar en él y al descubrir el viejo baúl de la esquina no se lo pensó dos veces y en su inocencia, pensando que nada malo iba a pasar,se metió dentro. -"Aquí es imposible que me encuentren"- pensaba ella Pero en ese momento notó que le costaba mucho respirar así que trató de salir,pero no pudo hacerlo.Cuando el baúl se cerró con ella dentro,la cerradura quedó totalmente atascada. A eso hay que añadirle que el sótano volvió a ser cerrado con llave por el mayordomo que había necesitado abrirlo en ese momento y que por supuesto no sospechaba en absoluto que alguien hubiera quedado dentro. La pobre niña, al ver que no podía salir empezó a gritar y patalear cuanto pudo... Pero todo fue inútil. Aquel lugar estaba prácticamente insonorizado. Era imposible que alguien la oyera.

Su miedo fue tan grande que no tardó mucho en sufrir un paro cardíaco que la dejó fulminada y la salvó de padecer una larga agonía. Aquel baúl había servido como una improvisada tumba, sin ella saberlo. Los sirvientes que descubrieron el terrible hallazgo estaban consternados. ¿Cómo es posible que a nadie se le hubiera ocurrido mirar en el sótano,aunque siempre estuviera cerrado,ni siquiera a la policía?. Y lo más importante, ¿Cómo le iban a explicar a la familia que la niña siempre estuvo más cerca de ellos de lo que pensaban? Todo esto era lo que se les pasaba por la cabeza mientras contemplaban horrorizados el cadáver de la niña que,aunque estaba adornado con ropas nupciales,ya no era nada más que un esqueleto.