FANDOM


Oh, infinito llanto de los condenados. Me arrastra hacia un abismo de fuego. Sollozos y susurros, tan puntiagudos como agujas, perforan mis oídos y mi alma.

Lágrimas negras en su corazón. Expulsa el palpitar de su plegaria, deseando que su gran suplicio concluya aprisa y mengüe al fin.

Oh, infinito llanto de los condenados; aléjense de mi mente infernal, sufrimiento y agonía. Esperan a la puerta, aguardando por mí.

Desesperante y temerosa soledad, angustia eterna y vil desdicha. Y sobre mis ojos mil lágrimas de melancolía aguardan mi turno en las brasas.

Mi alma llena de temor y rígida, pues alguien susurra mi nombre. ¿Eres tú? ¿Eres tú quien me llama? Luzbel extiende su mano y sonríe.

Fulgurante dolor. Carne sin piel. Fuego en mis venas. Hielo en mi mente.

Gélido corazón en un trono negro, Señor del gran y Abrasador abismo. ¡No lo soporto más! ¡Detente, te lo suplico!

El pavor envuelve mi ser. Rostro hermoso, negra alma. Sonriendo me arrastra a mi morada final. Muerde mi cuerpo y bebe mi sangre

¡No puedo soportarlo más! ¡Quiero despertarme! ¿No puedo despertarme? ¿No estoy soñando?

¿Realmente estoy aquí? Enclaustrado por la eternidad, un cuerpo sin sangre, sin alma, en un sueño eterno.