FANDOM


María, una niña de unos 7 años de edad llamaba a su padre muy asustada. -¡Papi!- Exclamó-. Hay un niño que me está mirando desde la puerta...- Decía muy asustada. Al escuchar esto, su padre se dirigió a la puerta y la abrió. No había nada allí. -María, aquí no hay nada- Aseguró-. Por favor, vuelve a dormir.

¡No, papá, ahí hay un niño!- Aseguraba a punto de llorar. 
Sombra-0

-Pero María, yo no veo nada- Se detuvo a pensar un poco-. Ya sé,  ¿quieres dormir conmigo?

-¡Si!- Exclamó feliz.

Su padre la llevó a dormir con él, para que así no tuviera miedo. Ya en la habitación, estando en la cama, la niña sollozando dijo:

-Papi... el niño me está haciendo señas de muerte...

Él simplemente la ignoró, "Ya se dormirá", pensó. A la mañana siguiente, se escucharon gritos desgarradores por toda la casa. Un vecino los escuchó y llamó a la policía, ellos acudieron a la llamada, pero llegaron muy tarde,  María y su padre estaban muertos allí en la cama misma; sus caras estaban desfiguradas y cubiertas de sangre. Lo que más le llamó la atención a los oficiales, fue que en la pared había un mensaje escrito en mayúsculas con sangre que decía:

"MAMÁS Y PAPÁS, SIEMPRE ESCUCHEN A SUS NIÑOS CUANDO LES DIGAN QUE HAY UN MONSTRUO EN SU HABITACIÓN...".