FANDOM


1 Semana Antes

Esta tarde me he presentado a una entrevista de trabajo para una radiodifusora cercana a mi departamento, era bastante conocida, incluso tenían un programa que era transmitido los viernes, bastante popular entre todas las edades ya que contaban las historias de personas que habían acontecido las más recientes noticias de los periódicos locales e incluso, en ocasiones, se presentaban personas de distintas ciudades.

Entre a las oficinas que se encontraban a unas casas de la estación, en un cuarto de recepción completamente blanco sin ventanas, aun que se sentía una gran frescura debido a la buena ventilación por las puertas que presentaba el edificio. Me registre, espere sentado un par de minutos, y salió un hombre alto y delgado, con rasgos notorios de una raza haría bien autentica, hablaba perfectamente el idioma ingles a pesar de los rumores de que toda su familia venia de Europa.

-Pase joven lo estamos esperando.

-Vale

Entre con toda seguridad, yo había estudiado una carrera en Relaciones empresariales, bastante aburrida, pero importante para el desarrollo de todos.

El cuarto está totalmente oscuro, solo había un banco iluminado con una luz tenue blanca y un fondo de luz de proyector en blanco, supongo que era parte de la entrevista para imponer un poco de tención en las personas, la que supongo experimenta los que trabajan en estas organizaciones.

-Disculpe, ¿Cuál es su nombre?

-Antonio, 23 años, provengo de Luisiana.

-(Se carcajeo) Es usted muy energético, podría decirnos ¿cuál es su trayectoria al venir a nuestras instalaciones a… hablar con nosotros?

-Esperaba que le gustara mi voz, ¿es muy bella, no?, recuerdo que vi algunos panfletos en donde decía que buscaban un nuevo agente para un programa nocturno en donde se narrarían algunas historias sobre lugares embrujados, cosas sobre naturales, ustedes saben cosas turísticas, así que quise presentarme, no pensando que me darán el trabajo, si no para darles una oportunidad.

-¿! Usted cree que necesitamos una oportunidad ¡?

-Tranquilo hombre, todos necesitan una… de vez en cuando

-Energético e insolente, sabe me ha convencido, el programa empieza dentro de dos semanas, acepte el sobre y lárguese, comenzara a trabajar dos días antes, todo está ya dentro del sobre.

El sobre que me entrego solo contenía el nombre de la radiodifusora y mi nombre escrito con un marcador negro en letra cursiva.

Abrí el sobre y encontré mis datos y la solicitud, tres notas (1 de 3 estaba marcado bajo mi nombre), la primera:

Felicidades, aprobaste el pequeño “examen” que preparamos ahora puedes trabajar con nosotros, claro si no tienes ningún inconveniente en salir del trabajo a altas horas de la noche HAHA.

Recibirás la visita de un motociclista que te entregará un paquete con tu primera historia la cual narraras en la primera noche del programa, en vivo, quiero que intentes memorizar tanto del texto como está escrito, te prohíbo cambiar las palabras, las siguientes historias las discutiremos nosotros, tan solo limítate a venir el día anterior de la presentación quiero que seamos gratos amigos, aun fuera del trabajo

Descansa.

Al día siguiente, no fue algo muy diferente del resto me levante temprano, lo admito me puso muy alegre la noticia, seguí mi día tomando mis deberes, era cocinero en un excelente restaurant a una calle de mi casa servían las mejores pastas y cremas del distrito.

-¿Qué ha pasado? Porque mierda estoy acá.

-Tranquilo, hoy no me llamaste como acostumbras, me preocupe y al entrar aquí, te encontré tirado en tu sala, vamos ¿Qué rayos te ha pasado?

-No estoy seguro, déjame revisar mi habitación.

Entre, y encontré una carta, al tomarla recordé todo,  Había escuchado susurros que tomaron el control de mi mente haciéndola caer en una euforia y un desenfoque de la realidad tan grande que me hicieron perder por completo la noción del tiempo, Empecé a llorar, porque recordé que ellos decían que moriría como ellos, contándome cada una de sus trágicas historias, fue difícil recuperarme, hasta que llego mi novia Alicia y me rescató el dolor que estaba volviendo a experimentar.

Alicia se quedo conmigo esa noche, ella tenía un departamento cerca, y habíamos comenzado a pensar en vivir juntos, teníamos ya algunos años de estar enamorados, desde el instituto.

Esa noche dormí como un bebe, y obtuve algunas fotografías de personas mutiladas, de mi edad.

Pero fue todo, pensar en el amor de mi amada Alicia me hacia olvidar las tonterías que tenía que soportar de estos días infernales.


Albert 22:57 30 mar 2014 (UTC)