FANDOM


Un piloto de aviones comerciales con 30 años de experiencia, volaba un 747 desde Chicago hasta Los Angeles. Una de las azafatas era su hija.

Durante el transcurso del vuelo, el avión sufrió un problema tras otro. El piloto hizo todo lo posible para compensar las fallas mecanicas. Su hija, por mientras, trataba de calmar a los pasajeros.

Por ultimo, tuvo un momento libre y fue a la cabina del piloto. Papá, dime lo que va a suceder, dijo.

Es serio, su padre respondió. No podemos llegar a ningún aeropuerto. Vamos a tener que hacer un aterrizaje de emergencia en los terrenos de allí abajo

Vamos a morir, ¿no? la hija preguntó. Su padre la miró fijamente en los ojos Te prometo que no dejaré que nada malo te pase

Su hija volvió y preparó a sus pasajeros para el aterrizaje. A medida que descendía, el piloto apenas podía mantener el control de la aeronave. Luego el tren de aterrizaje falló. El 747 chocó duramente con el suelo. Una de las alas se desprendió y el avión giró violentamente antes de parar.

Entre los pasajeros hubieron algunos cortes, contusiones, uno o dos huesos rotos. Pero todos estaban vivos. Era una historia diferente en la cabina del piloto. En el impacto, el cuello del piloto se había roto. Había muerto.

La hija estaba desolada, pero también estaba orgullosa de su padre por haber salvado la vida de más de 200 personas.

Varios años más tarde, la hija se preparaba en un avión para el despegue. A medida que entró en la cocina, ella vio el fantasma de su padre. Baja del avión. Hay un problema con los motores, si el personal en tierra no soluciona el problema, el avión se estrellará. Asustada, la mujer bajo corriendo del avión, encontró a uno de los mecánicos y lo convenció para que volviera a inspeccionar los motores por ultima vez. El mecánico encontró un fallo en el motor que habría causado que el avión estuviera a punto de estallar en el despegue.

El padre de la joven azafata había mantenido su promesa. Incluso en la muerte, le había salvado la vida otra vez.