FANDOM


El lunes se me ocurrió el plan perfecto. Ni siquiera saben que somos amigos.

El martes él robó el rifle de caza de su padre.

El miércoles decidimos el plan aprovechando esa estúpida reunión del día siguiente sobre "Salvar el Planeta" en el instituto.

El jueves, mientras todos estaban en el gimnasio, esperamos afuera. Yo cogería el arma primero, de donde la habíamos escondido, y luego él entraría con ella en el gimnasio, disparando a todo lo que se moviera.

Me acerqué al señor Quinn, ese apestoso conserje, y le volé su tonta sonrisa de un disparo. Cayó muerto. Escuchamos gritos dentro del gimnasio.

Le di el arma y le susurré: "Tu turno". Corrió al gimnasio y comenzó a disparar como un loco. Le seguí poco después.

Cuando entré, aún no había matado a nadie, solo algunos heridos. Los que no corrían hacia las salidas, intentaban esconderse. Era un verdadero caos.

Corrí hacia él y le empujé por su espalda. Se cayó al suelo de bruces tirando el rifle. No me costó cogerlo, apuntarle a la cabeza y disparar. Boca cerrada para siempre.

El viernes me convertí en el héroe de la escuela.

Como pensaba, era el plan perfecto.