FANDOM


¡Hola! ¿me recuerdan?, soy Lucy la chica “loca”

¿Acaso creían que acabó? Pues no es así... ahora estoy en la casa de uno de mis amigos, les contaré lo que sucedió.

Estaba en el manicomio encerrada, típicamente de una “asesina”, la encierran para que no cause problemas, me había llegado un paquete, lo abrí de lo cual me arrepentí en cuanto vi lo que llevaba dentro. Era la muñeca “Alicia” ¿có...cómo? Ahora uno de sus pies era una mano y carecía de un ojo y cabello, además de un pie por lo cual cojeaba. Me alejé de la caja y la muñeca salió, caminó cojeando hacia mí, yo me alejaba cada vez más hasta que llegué al final del cuarto, no tenía otra opción más que romper el cristal de la puerta, lo hice y busqué la perilla de la puerta, cuando la encontré abrí la puerta y salí del cuarto. Cuando salí vi una carnicería, los enfermeros, enfermaras e incluso los otros “locos” estaban hechos pedazos, quería vomitar pero me aguanté, salí del manicomio y corrí sin ninguna dirección. Recordé que uno de mis amigos vivía cerca así que caminé a la casa de mi amigo Ronald, cuando llegué toqué la puerta pacíficamente y su madre me abrió.

-Hola, tú eres Lucy Lawler ¿no?- Me pregunta la madre de Ronald con una voz dulce.

-Sí, buenas tardes, señora Browning ¿Se encuentra Ronald?

-No, fue a visitar a una amiga, creo que dijo que su nombre es... Yuri.

-Oh, gracias, señora Browning.

-De nada, Lucy-Me sonríe.

-Adiós-Le devuelvo la sonrisa.

Camino con la mirada baja, tengo que quitarme la ropa del manicomio además... ¿Por qué la señora Brownig no se asustó al saber que no estaba en el manicomio?

Llegué a la casa de Yuri y toqué la puerta muy tranquila, Ronald me abre y se asusta al verme.

-Lu…Lucy ¿Qué haces aquí?

-Ronald…¿Quién es?-Dice Yuri con una voz dulce.

Me quedo callada, ¿les digo la verdad? Si se las digo probablemente no me crean y me condene a la silla eléctrica, así que decidí no decir la verdad.

-Un asesino mató a todos en el manicomio, a excepción de a mí que yo me salvé.

-Vaya, ¿enserio me crees un idiota?-Dijo Ronald.

-Es verdad-Miro a Ronald a los ojos.

-Lo dudo.

Yuri se dirige hacia donde esta Ronald y me mira algo asustada.

-¿Lucy?-Dice Yuri.

-Claro, soy yo-La miro.

Yuri me dejó pasar y me dio ropa para cambiarme, después les di más detalles del supuesto “asesinato” en el manicomio.

-Y el asesino no dejo algo…no sé…¿su cuchillo?-Preguntó Ronald.

-Ehm…sí…una muñeca.

-¿Una muñeca?-Dijeron Yuri y Ronald sorprendidos.

-Sí, muy fea por cierto ¿quieren ir por ella?

-Claro-Dice Yuri.

Salimos de la casa y nos dirigimos al manicomio, yo estaba algo nerviosa porque sabía que la muñeca es muy peligrosa y tenía que tener precaución para que no me matara a mí o a mis amigos. Cuando llegamos al manicomio caminamos hacia donde supuestamente había dejado el asesino la muñeca y para mi sorpresa ya no estaba, sólo una nota que decía…”No te puedes esconder de mí, las pagarás”…Ronald se vomitó al ver los cadáveres y Yuri quería pero se aguantó.

-Lucy, ¿ya tienes la muñeca? Vámonos-Dice Ronald limpiándose la boca.

-Ya no está la muñeca, qué raro-Escondo la nota-Vayámonos.

Regresamos a la casa de Yuri y en el camino nos encontramos a Abril.

-¡Abril!-Dice Ronald

-¿Eh?-Abril mira a Ronald y después me mira a mí-¿Lucy?...

-Abril…¿Cómo se encuentra Alex?-Le pregunto.

-Mal-Me contesta.

-¿Por qué?

-Te “extraña”.

-¿Enserio?

-Sí.

De repente detrás de Abril una sombra muy pequeña aparece y la ataca, Abril grita y Ronald avienta a la muñeca, no….no…Corrimos a la casa de Abril tan rápido como podíamos, la curiosidad de saber si nos perseguía me ganó y miré hacia atrás, ya no estaba. Decidí no decirles a los chicos que la muñeca se fue y seguimos corriendo hasta llegar a una calle sola…

Muneca-diabolica-300x225