FANDOM


Estaba en el ejército inglés, ¿sabes? Dos viajes a Irak, uno a Afganistán. Mi madre odiaba la vida que elegí, y no puedo culparla. ¿Pero sabes que? La parte mas jodida es que el horror más grande que he experimentado nunca fue en uno de esos lugares meridianos del este, no, sucedió en el mismo centro de la "civilización" europea, Londres.

Londres-093

Después de terminar mi tercer viaje, fui premiado por el ejército. Al parecer, sobrevivir a los talibanes en un combate en las montañas es razón suficiente para ser honrado. Me ofrecieron un puesto en la Guardia Real. No estoy seguro de lo mucho que sabes acerca de eso, pero en Inglaterra, es un gran honor. Y yo lo odiaba. Yo estaba permanentemente lejos de casa, y como recompensa por mi "valentía" ahora estaba de pie frente a ese estúpido edificio inmóvil mientras esos molestos turistas chinos trataban de hacerme reír. Quería salir, pero el honor de la posición, junto con la felicidad de mi madre de que el mayor peligro que podría enfrentar sería un turista asiático, no tuve más remedio que hacerlo. Sólo si supiera que estaría más seguro en alguna cueva de Kabul ...

Así que estaba destinado a trabajar en la Torre de Londres pocos turnos por semana. Los turnos eran generalmente de entre 2 y 3 horas de largo, dependiendo de cuanta gente haya ese día. Tengo que decirte, ese trabajo se hace aburrido rápidamente. Las personas borrachas que tratan de meterse conmigo junto con molestos turistas que piensan que son los primeros en tratar de hacerte reír, sólo quieres arrancarte la piel. Pero era un trabajo, y me pagaban, así que me callé y lo hice.

Ahora, ese día, ese día en 2012 comenzó aburrido como cualquier otro día. Tuve algunos chicos franceses tratando de joderme (Dios son los peores, y no los puedes golpear a menos que te amenacen), entonces tuve un grupo de pollitos rusos borrachos que no fue tan malo. El calor empezaba a derretir ese maldito sombrero sobre mi cráneo cuando apareció un grupo enorme de turistas. Algo de una visita guiada, asumí. Todos ellos hicieron su juego estándar, fotos, caras "divertidas", bromas, etc. Todos ellos tenían sus cámaras fuera, y todos llevaban las mismas camisetas, unas gilipolleces de Big Ben. Todos menos uno. Me di cuenta de que estaba de pie en la parte de atrás, sólo mirándome. Era una mujer guapa, probablemente de cuarenta años, cabello muy oscuro y algo pálida, lo que me hizo pensar que era inglesa. Ella parecía ser parte de la excursión ya que estaba con todos los otros.

Después de que el grupo finalmente tomó suficientes fotos y se dieron cuenta de que no iba a reír, comenzaron a seguir adelante. Excepto la mujer pálida que se quedó y me observó. Ahora, la unica clase de persona que visitan este lugar son las que hacen algun tipo de cosas estúpidas para obtener una reacción de mí, pero esta era nueva. No sólo eso, esta señora estaba comprometida. Dos horas y cientos de turistas más tarde, ella todavía se paró en el mismo lugar, sólo mirándome. El día se puso muy caluroso y no había manera de que se sintiera cómoda, pero no mierda, estaba más tranquila que yo. No estaba sonriendo, lo cual era extraño porque suponía que estaba tratando de hacerme reaccionar. Unos treinta minutos más tarde, cuando la muchedumbre a mi alrededor se apagó lentamente, ella dio un paso lento hacia mí. Luego otro. "Aquí vamos, broma entrante" pensé mientras se tomaba su momento caminando hacia mi.

Se detuvo a menos de un metro de distancia de mí. Ella me miraba directamente a los ojos. Incliné la cabeza hacia la izquierda, luego hacia la derecha, ya que supuse que era un intento de hacerme reír. Entonces me di cuenta de que esta mujer no estaba aquí para bromear. Todavía de pie a un metro de distancia, comenzó a inclinarse hacia mí. Había algo tan jodido en sus ojos que me ponían extremadamente incómodo. Ella nunca perdió un contacto visual conmigo. Ella seguía inclinándose hacia mí mientras sus pies no se movían. Su rostro se detuvo a punto de tocar el mío y su posición parecía antinatural en ese momento. Su cabeza empezó a temblar lentamente, como cuando sale de la piscina o una ducha y te congelas, ¿sabes? 

Y luego, entonces ella me asustó como nunca pensé en mi puta vida. había tenido gente gritando en mi cara, incluso había tenido a un imbécil tratando de luchar conmigo, pero lo que ella hizo fue por lejos lo peor. Abrió la boca como si estuviera a punto de soltarme el grito muy fuerte, pero no salió nada. Nada. Ella se quedó allí, inclinada a un ángulo antinatural, a unos centímetros de mi cara, soltando un puto grito silencioso o lo que fuera que hiciera que tenga su boca abierta. la velocidad de su temblor aumentó. Ahora, no voy a mentir, a pesar de que estaba muy caluroso ese día, empecé a sentir frío y la piel de gallina corrió bajo mi uniforme. Finalmente comenzé a marchar lejos de ella - se nos permite hacer una marcha de 10 pasos de vez en cuando.

Cuando llegué al final de la marcha, me detuve y cerré los ojos. Sólo quería que se fuera cuando de la vuelta. Cuando hice un giro de 180 grados, al instante me congelé. Ella estaba justo en frente de mí; Se inclinó todo el camino hasta mi cara, la boca abierta aún más ancha, la cabeza ahora temblando incontrolablemente. Estaba tan desconcertado, que no pude reaccionar. Ruido, gritos y otras cosas con las que puedo lidiar, pero este silencioso y espeluznante comportamiento de mierda me intimidaba honestamente. 

"¡Abra paso a la Guardia Real!" Grité. Se nos permite decir eso cuando alguien está en nuestro camino. Ella no reaccionó, pero se inclinó más lejos de mi cara.

"¡ABRA PASO A LA GUARDIA REAL!" Grité aún más alto.

Ella no respetaba mis órdenes. No queriendo lidiar con esta mierda por más tiempo, retrocedí y le señalé mi bayoneta. Ese era nuestro último recurso contra los turistas molesto.

Inmediatamente cerró la boca y se volvió a su posición normal. No iba a esperar que ella hiciera lo que fuera a hacer, así que empecé a marchar. Cuando volví a mi puesto, me quedé quieto. No pude verla en el rabillo de mi ojo eso me dio un gran alivio. "Jesús, este jodido trabajo", pensé para mí mismo "Voy a tener que mirar ..."

"10, 9, 8", alguien susurró en mi oído derecho. Debe ser ella. Ella estaba detrás de mí.

"10, 9, 8", susurros vinieron de mi lado izquierdo. tenia la piel de gallina. Hilarante, ¿no? un medico de combate, que mató a más gente de la que él nunca quisiera admitir, ahora está asustado por una señora.

"10, 9, 8, 10, 9, 8, 10, 9, 8", aceleró sus susurros. Luego caminó delante de mí. "10, 9, 8, 10, 9, 8" ella ahora estaba susurrando increíblemente rápido. En realidad, el susurro no lo describí correctamente. Era como gritar, pero en un susurro, si eso no tiene sentido. Era surrealista. Se inclinó hacia mi rostro de nuevo, susurrando esos números de mierda frenéticamente.

Estaba a punto de romper mis órdenes. No podía soportarlo más. Había algo jodido en esta mujer, y no pude lidiar con eso.

-"Señora,"- dije en una voz extremadamente asustada,-"señora, usted por favor puede ..."

Y luego, un enorme grupo de turistas ruidosos corrió hasta nosotros. La loca se echó hacia atrás, todavía mirándome. Ella susurró "10, 9, 8", una vez más sin perder el contacto visual. Luego se alejó, tan lentamente como se movía a mi alrededor. Era tan extraño verla desaparecer lentamente entre la multitud. Todo lo que quedaba era una extraña sensación de algo antinatural. Eso, y un grupo de turistas asiáticos que salvan vidas. Nunca pensé que estaría tan feliz de ver a un chico chiflado.

Cuando terminé mi turno, entré a la base y le conté la historia a un par de chicos. Todos tenían algo de experiencia con personas espeluznantes, pero nunca en este nivel. Cuando llegó nuestro comandante de turno, los chicos le dijeron en broma que yo era un "abusador" en servicio. Quería unas risas, así que pidió la historia completa. Pero cuando comencé a contar lo que pasó, rápidamente perdió su sonrisa.

"Detente", dijo. "¿Hablaste con ella?"

-¿Señor? -pregunté intrigado.

"Hijo, ¿hablaste o no hablaste con esta mujer?"

No iba a perder mi paga semanal por romper esa estúpida regla de no hablar, así que mentí. -Por supuesto que no, señor.

Pareció tranquilizarse. "Bueno. Y si alguna vez vuelve, nunca le hables, ¿entiende? Y eso vale para todos ustedes. "

La atmósfera de broma se extinguió rápidamente en la sala de descanso. Estaba perplejo, pero yo estaba aún más cansado, así que decidí irme a casa y dormir en lugar de preocuparme por los malditos turistas.

Los siguientes turnos eran tan aburridos como se suponía que iban a ser. Esa Mujer estaba en ninguna parte, y ya que mi novia estaba a punto de visitarme desde Holanda, me olvidé del incidente.

El martes por la noche alrededor de las 3 de la mañana, me despertó alguien tocando la puerta. Por alguna extraña razón, el primer pensamiento que pasó por mi mente fue esa jodida mujer de hace una semana.

"nea, ¿te importaría espiar por el agujero para ver quién es?", Murmuré perezosamente mientras empujaba suavemente a mi novia. Estaba muerta de sueño; Juro que nada podría despertarla. Semi-consciente, tropecé a través del pasillo ya la puerta. "¿Quién es?" Murmuré mientras miraba a través del agujero, pero estaba demasiado oscuro afuera. Eso me puso sobrio. -¿Quién es? -pregunté de nuevo, pero la única respuesta que obtuve fue silencio.

"Joder", pensé mientras respiraba profundamente y abría la puerta.

Hay un millón de cosas que prefiero ver de pie delante de mí en ese momento. Y había sólo una persona que no esperaba que estaria detras de la puerta.

Mi novia.

Casi pierdo el control de mis piernas. Miles de cosas corrieron por mi mente, que estaba teniendo problemas para comprender lo que estaba pasando.

"Gracias por recogerme en el Heathrow, imbecil", dijo mi novia mientras lanzaba su bolso a mi pecho. Todavía estaba sin palabras.

"Entonces, yo viajo todo el camino desde Amsterdam para verte, y te olvidas? ¿Verdad?"

Sabía que estaba medio dormido cuando me levanté, pero había alguien en mi cama. No estaba soñando por la mierda.

"Quédate aquí," murmuré mientras le devolvía la bolsa.

-¿Qué sucede?

-"Quédate aquí."

Sin saber de dónde tuve el coraje de caminar hasta el dormitorio, lentamente me abrí paso.

Sé lo que estás pensando - en películas y libros, el tipo entra en la habitación y el auge, está vacío, ¿verdad? Maldito deseo.

Entré en mi habitación y estaba completamente oscuro. Pero podía oír una respiración. Respiración fuerte. Mi pulso estaba tan alto que estaba seguro de que iba a desmayarme, pero prendi la luz.

"7, 6, 5, 7, 6, 5", susurros vinieron de la esquina de la habitación donde ella estaba. Esa misma puta mujer. Estaba casi pegada a la esquina de la habitación, de espaldas a la pared. Ella me estaba mirando directamente. Y aunque sabia que no podia hablar, logré decir un "¿Qué carajo."

"7, 6, 5," dijo mientras daba el primer paso lento hacia mí. Su boca siempre estaba abierta, como si estuviera dejando salir ese maldito grito sin sonido. A cada paso que daba, cerraba la boca lo suficiente para decir "7, 6, 5".

No podía moverme. No había nada en ese lugar, aparte de esta mujer caminando lentamente hacia mí. Qué sensación espeluznante e inquietante. Como, yo no tenía miedo físico de ella, Pero este tipo de miedo era algo extraño para mí. Parecía que tenía miedo por mi, mierda, no sé, ¿Sabes a lo que me refiero? Sabía que ella no podía hacerme daño físicamente, pero yo estaba todavía asustado. Por no mencionar el shock que tenia por haber estado durmiendo en la misma cama con ella.

Ella se acercó a mí. luego se inclino. A una pulgada de mi cara. Mi respiración era tan irregular y ruidosa, era el único ruido en la habitación.

De repente, algo de esto tenía un sentimiento extrañamente familiar.

"¿QUÉ MIERDA?" El grito vino de detrás de mí.

Mi novia.

Entré a la realidad, me di la vuelta y agarré a mi chica. "¡Corre!" Grité mientras escapábamos de la habitación. Corrimos a la cocina donde agarré un cuchillo. Mi novia estaba llorando silenciosamente a mi lado, incapaz de hacer preguntas.

Podía oír pasos. Primero, vi su sombra, luego la vi caminando tranquilamente por el pasillo. Su boca estaba ahora tan anormalmente abierta, y ya no me miraba. Estaba mirando el techo mientras se dirigía lentamente hacia la puerta. Su cabeza temblaba muy rápidamente. Era una locura absurda, te lo digo. Quiero decir, imagínate, esta mujer, que te asustó hace una semana, ahora está caminando por tu casa a las 3 de la mañana, mirando al techo con la boca imposiblemente abierta. Sin mencionar que dormiste al lado de ella por quien sabe cuanto tiempo.

Cuando finalmente salió, corrí hacia la puerta y la cerré. Mi novia todavía no podía hablar. Cuando nos juntamos, tenía miedo de que pensara que la engañé con esta mujer, pero no lo hizo. Vio que el horror pasaba por el pasillo y sabía que algo andaba mal.

Estaba aterrorizada. La parte más espantosa de todo era que tenía un trabajo que me obligaba a permanecer quieto y no reaccionar a mi entorno. Le dije a mi novia acerca de mi experiencia con esta mujer jodida, pero no mencioné su "10, 9, 8, 7, 6, 5",. No quería asustarla más.

Porque, ¿qué podrían ser esos susurros si no una cuenta atrás?

Me daba ganas de llamar a la policía después de que la locura de lo que sea ella estuvo en mi casa. La policía llego en unos 20 minutos. Tomó nuestras declaraciones, descripción de la mujer, y nos dijo que los llamaramos inmediatamente si algo más sucede.

Pero mi mente estaba puesta en otra cosa. Mi comandante. Me dijo que no hablara con ella. Y lo hice. Y ahora me estoy despertando en la cama con ella, y cómo coño se metió en mi apartamento, mierda, demasiados pensamientos.

Al día siguiente fui a la oficina de mi comandante.

-"Señor"- dije con mucho cuidado, necesitas entender que perder este trabajo, por mierda que fuera, definitivamente no estaba en mi lista de tareas pendientes. -"Señor, tenemos que hablar"-.

Me miró desde su escritorio y te juro que juro que ya lo sabía. Su rostro perdió toda la emoción. Ni siquiera preguntó qué estaba pasando. -"Siéntate", dijo mientras se recostaba en su silla.

-"Señor, yo ..."- Me estaba costando confesar que había quebrantado las reglas de la Guardia.

-"Hablaste con ella. Tú respondiste "-, dijo mientras se inclinaba hacia mí.-"¿No es cierto?

-"Bueno, sólo le pedí que se moviera, eso es todo."

-"No, no el comando de la Guardia Real. ¿Le dijiste algo más? "-" Lo hice. "** Si recuerdas, además de que grité "ABRA PASO A LA GUARDIA REAL ", yo dije "Señora, por favor puede... "**

-"Maldita sea, hijo. Maldita sea Dios".

Esta fue la primera vez que escuché a mi comandante maldecir.

-"Señor, ¿quién es esa mujer?"

-"Voy a solicitar tu inmediata retirada de la guardia" -me apartó cuando abrió su escritorio para buscar algo.

-"¿Señor?" -pregunté, sin creer que estaba a punto de perder mi trabajo.

-"No te preocupes, te encontraré algo más que hacer. Pero tus días en la Guardia han terminado. Espera la transferencia dentro de una semana. "

-"Señor, pero yo sólo ..." -"Eso es todo, hijo, puede irte ahora" -dijo, sin siquiera mirarme.

Estaba enojado. Pero, de nuevo, si iba a mantener el sueldo sin tener que pararse en la calle y tratar con turistas/locos o criaturas malditas, estaba bien.

Me dieron un nuevo trabajo y, ¿y sabes que?, sólo estaba programado para trabajar un turno a la semana. Eso fue muy útil porque se suponía que debía cuidar a mi sobrina de 7 años que estaba visitando Birmingham, y ya había planeado todo el fin de semana con ella.

El jueves no tuvo más incidentes con esa perra. Mi novia finalmente se había calmado. Se fue a Ámsterdam esa mañana y de buen humor. La vida estaba volviendo a la normalidad.

Mi turno ese día fue de 6 a 10 pm en frente de St. James Palace. Por lo general, hay dos de nosotros trabajando allí, pero por alguna razón, yo estaba programado para trabajar solo de 9 a 10. "Ok, amigo, quédate ahí, casi listo", dijo mi compañero a las 9:02 pm, cuando regresó al interior del palacio.

"Una hora más. Una última hora de este maldito trabajo y estoy libre. Dios, se siente bien ... " Pensé mientras me paraba en frente de mi puesto. La noche era inusualmente tranquila, pero empezaba a llover, que supongo que era de esperar. 9:30 pm. Todavía lluvia ligera, todavía aburrido. 9:45 pm La lluvia estaba parandó, así que decidí pasar mis últimos minutos marchando.

Me di la vuelta.

No debería haberlo hecho.

Allí estaba ella.

Si yo fuera un pintor, usaría todas estas herramientas descriptivas para pintar un cuadro de lo horrible que esa mujer miró esa noche. Déjame decirte que esta fue la cosa más aterradora que he visto, y he visto a un niño morir por una mina terrestre.

La mujer estaba de pie ante la puerta. Llevaba un vestido blanco que casi brillaba en la oscuridad. Pero su rostro, que mierda, su rostro. Ella no me estaba mirando, lo que de alguna manera lo hizo aún peor. Estaba mirando el cielo o lo que fuera el infierno allí arriba, y sus ojos subieron tan alto que solo pude ver el fondo de sus pupilas. Su boca estaba tan abierta, que ahora estaba casi seguro de que no era posible para un humano hacer esto.

es algo surrealista estar de pie delante de alguien que no actúa racionalmente. Como si estuvieras siendo asaltado, sabes que quieren tu dinero. Mierda, si te disparan, sabes que quieren matarte. Pero el verdadero horror mental es no saber qué demonios quería de mí.

9:49. Ok, 11 minutos de esto y finalmente puedo ...

Dio un paso hacia mí. Luego otro. A unos dos pies de mí, se detuvo.

Empezó a inclinarse. Esa puta magra. Su rostro se detuvo justo por debajo del mío. Al principio su cabeza comenzó a temblar lentamente, pero comenzó a temblar cada vez más rápido. Era un pequeño tipo de agitación, como he dicho antes, un poco como cuando sales de la ducha en una habitación con aire acondicionado y empezas a temblar. Sus pupilas estaban tan contraidas, que apenas podía verlas. Su cabeza ahora temblaba tan rápidamente que me preguntaba cómo era posible. Y esa boca, hombre, esa boca era tan antinaturalmente abierta. Juro que vi los rincones de sus labios empezando a sangrar porque su piel no era capaz de sostener la abertura.

No habia sonido.

La calle estaba en silencio, probablemente la más silenciosa que jamás haya visto. Y la peor parte es que era de noche. imagínatelo - estás parado inmóvil en el medio de la calle, y hay una mujer de boca abierta y sangrante a una pulgada de tu cara, haciendo lo que sea que ella este Haciendo, y no hay un alma a la vista. Y no hay sonido, en absoluto.

9:54 pm.

Rapido mierda.

Y entonces, como si oyera mi pensamiento, sus pupilas se dilataron y me miraron directamente. Casi salté. Cerró la boca y no puedo creer que esté diciendo esto, pero preferiría que se mantuviera abierta. Su mandíbula empezó a abrirse y cerrarse rápidamente, como si estuviera mordiendo algo invisible. Sus dientes se golpeaban tan fuerte, estaba seguro de que se romperían.

Eso era todo para mí, no podía soportarlo más.

Dí un paso hacia atrás y grité, "YA DETENTE MALDITA SEA!"

Y ella lo hizo. Los dientes dejaron de apretar, cerró su boca, y ella dejo de inclinarce. Dio un paso hacia mí y, por primera vez, sonrió.

"4, 3, 2, 1, 4, 3, 2, 1, 4, 3, 2, 1," comenzó a susurrar, sin perder la sonrisa.

"¿Qué es eso, qué mierda es eso?" Le supliqué. Yo estaba listo para agarrarla, sacudirla, sólo por una respuesta. ¿Qué diablos quería de mí?

9:58 pm.

"¡QUE MIERDA!", Vino detrás de mí.

Mi comandante.

Corrió hacia mí, sin tomar en cuenta a la perra loca que estaba al frente mio.

-"¿Hablaste con ella?"

-"YO…"

-"¿HAS HABLADO CON ELLA?", Gritó, más fuerte y mientras tomaba mi uniforme. Ni siquiera prestó atención a la mujer.

-"Sí."

-"Jesucristo ... ¿Qué número?", Dijo al tiempo que me solto.

-"Señor?"- Respondí confundido.

-"¿Cuál fue el último número que dijo? ¿Qué era? ¿Fue un cero?

-"No, creo que se detuvo en 1 ... ¿Pero por qué ...?"

Todo este tiempo, la mujer se quedó quieta y nos miró con una sonrisa. Luego, dio un paso hacia nosotros. Caminó despacio entre mi comandante y yo.

-"No le digas nada, no una maldita cosa", dijo el comandante con evidente miedo en su rostro.

La mujer me quedo viendo y luego a él. incluso desde atrás, pude ver su boca abierta.

-"Ve, solo vete"- dijo el comandante mientras me miraba. Estaba evitando reconocerla. Oí sus dientes apretar.

-"No puedo dejarte"- le dije.

-"Ve, y no vuelvas aquí. Yo me encargaré de esto".

Sabes, me gusta pensar que soy valiente, pero en ese momento, todo lo que quería hacer era irme. Espero que no puedas culparme por eso. Así que empecé a huir.

-¡Y nunca vuelvas a hablar con ella! -gritó el comandante mientras me escapaba.

Ahora, sé que esto suena a mierda, y tienes razón, realmente es asi. Claro, al mirar hacia atrás ahora, podría haberla arrestado, podría haber matado a la perra. ¿Pero sabes que? Cuando te encuentras en una situación tan imposible e irreal como esa, no actuas racionalmente, no piensas lógicamente como lo harías en una situación normal. Me fui a casa, tomé una ducha fría (después de asegurarse de que mis puertas estaban cerradas) y me derrumbé en la cama.

Por la mañana le envié un mensaje de texto a mi compañero de turno para ver si el comandante estaba bien y respondio "Sí, ¿por qué no lo estaría?" Eso es todo lo que necesitaba saber, yo estaba fuera de esa vida.

Mi sobrina vino a la ciudad el viernes y estuve con ella el fin de semana. estar con un niño de siete años te hará perder la cabeza, y mucho menos dejar tiempo para pensar en alguna mujer loca acosándote. Además, ya no estana con ese trabajo - esa mañana recibí papeles de transferencia.

Pasé el día entero llevando a mi sobrina a diferentes lugares que le gustaba. Mierda fue agotador. Sábado por la mañana comimos un desayuno, vimos caricaturas. Entonces pusimos una película de Catwoman y mi sobrina vestida como ella - la amó por alguna razón (la película era una basura completa). Supongo que no estaba acostumbrado a cuidar niños porque me quedé dormido en el sofá, ya agotado.

Mi sobrina me despertó.

"Uki", dijo, asi es como me llama, "Uki, vamos a jugar." Ella estaba sosteniendo mis viejo par de walkie-talkies militares. Solía ​​amar a esos como un niño, así que no podía decirle que no a ella.

"Claro, vamos a ver si estas viejas cosas funcionan. Vete afuera de la casa, quiero comprobar el alcance de estos bebés".

Su rostro se iluminó cuando salió corriendo.

Encendí el walkie-talkie y comencé a jugar con él. El ruido estático estaba allí, lo que significa que las baterías funcionaban, era sólo la cuestión de encontrar la frecuencia adecuada.

¿Ashley? Ashley, ¿copias? ¿Lo he intentado varias veces?

Finalmente escuché algo.

-"Ashley, ¿me copias?"- repeti varias veces.

-"cambio",- fue todo lo que escuché en un volumen bajo.

-"Ashley, tontita, tienes que decirlo cuando termines."

-"C ... a..bi"- Oí de nuevo.

-"Esta maldita cosa",- pensé. Demasiado perezoso para salir, tomé las baterías, las soplé, como si eso hiciera cualquier cosa, y las volvi a poner.

-"Ok, Catwoman, ¿me copias ahora?"

-"CERO"

Dejé caer el walkie-talkie.

No era la voz de Ashley. Eso no era un "Cambio".

Ashley.

Salí corriendo e inmediatamente comencé a joderme a mí mismo por dejar que el niño saliera por su cuenta. Ashley estaba parada en el patio, sosteniendo el walkie-talkie, apretándola con fuerza. Frente a ella estaba esa misma mujer, inclinada y hasta el rostro de mi niña.

"Cero, cero, cero, cero, cero", era lo que la mujer repetía frenéticamente en el rostro traumatizado de Ashley.

Sí, cuando algún monstruo me acosa, puedo controlarme. ¿Pero un niño?

Corrí hacia la mujer y la abordé con suficiente fuerza, estaba seguro de que la había herido. Tan pronto como golpeé el suelo, me levanté y agarré a Ashley. "¿Estás bien?" Le grité, "¿Te tocó?" Ni siquiera me di cuenta de lo fuerte que estaba sacudiéndola, probablemente la asusté aún más.

Ashley ahora estaba llorando tanto, que ni siquiera podía responder.

"Vamos a entrar", dije mientras miraba a la mujer. Ella seguía tendida en el suelo, mirando hacia abajo.

Tan pronto como entramos en la casa, fuimos a la ventana. La mujer empezó a levantarse. Se volvió hacia nosotros.

"Estoy llamando a la policía", le dije a Ashley aterrorizada mientras recogía mi celular. "No te preocupes, bebé, todo va a estar bien."

La mujer dio un paso hacia la ventana. Luego otro. Su nariz estaba sangrando y estaba visiblemente herida mientras cojeaba, pero no parecía importarle.

Admito, estaba casi congelado por la lluvia de adrenalina que tenía. Nos quedamos parados en la ventana, viendo a este monstruo acercarse a nosotros.

"La policía está en camino", le dije a mi sobrina que todavía estaba llorando.

La mujer se acercó a la ventana.

Ella ... Ella ya no me miraba. Se inclinó hacia el rostro de Ashley. Pobre niña, agarró mi mano y estaba apretandola mas fuerte que un niño de 7 años. Esa puta cosa, puta, mujer, sea lo que sea, se inclinó hasta la ventana. Sólo un trozo de cristal la separaba de Ashley. Cuando estaba a punto de llevar a mi sobrina a otra habitación, lejos de esto, la mujer abrió la boca, pero inmediatamente la cerró en una sonrisa. Entonces otra vez. Era increíblemente extraño. Mientras abría la boca, sus pupilas se dilataban, sólo para volver a contraerse seguido con una sonrisa. Ahora se alternaba con rapidez, una boca boquiabierta emparejada con ojos casi sin pupila.

"Vamos a salir de aquí", le dije a Ashley cuando la levanté y la llevé a mi habitación.

La policía llegó unos 15 minutos más tarde. Comenzaron a escanear el vecindario y en realidad atraparon a una mujer que igualaba mi descripción. Estaba en la comisaría para la identificación, pero primero tuve que dejar a Ashley en la estación de tren. Su madre la quería de vuelta inmediatamente después de lo que pasó, y yo no podía culparla. La llevé a la estación, donde dispuse que el personal la vigilaría hasta su destino.

Un conductor muy agradable me prometió que la observaría todo el viaje. Tomó la mano de Ashley y se comprometió a mostrarle todas las partes del tren. Finalmente, el chico sonrió.

Mientras el tren se preparaba para marcharse, el conductor me puso a mi sobrina en las escaleras. -"Diga adiós a su tío" -dijo-, estamos a punto de irnos.

"Adiós Ashley, dile a tu mamá que me llame cuando llegues, ok?"

Ella no me respondió, era comprensible. El niña probablemente estaba todavía aterrada, todavía estaba aterrorizada.

Como el conductor dijo que todo el embarque estaba completo, el conductor abrió la puerta para que ellos entraran al tren.

Ashley no se movió, sin embargo. Miró al conductor.

-"Vamos ahora" -dijo-.

Ashley abrió la boca, mirando al hombre.

-"Tenemos que entrar ahora, estamos apunto de irno cariño", dijo de nuevo.-"Vamonos."

Cuando entró en el tren y Ashley lo siguió, la oí decir "10 9 8".Estaba en el ejército inglés, ¿sabes? Dos viajes a Irak, uno a Afganistán. Mi madre odiaba la vida que elegí, y no puedo culparla. ¿Pero sabes que? La parte mas jodida es que el horror más grande que he experimentado nunca fue en uno de esos lugares meridianos del este, no, sucedio en el mismo centro de la "civilización" europea, Londres.

Después de terminar mi tercer viaje, fui premiado por el ejército. Al parecer, sobrevivir a los talibanes en un combate en las montañas es razón suficiente para ser honrado. Me ofrecieron un puesto en la Guardia Real. No estoy seguro de lo mucho que sabes acerca de eso, pero en Inglaterra, es un gran honor. Y yo lo odiaba. Yo estaba permanentemente lejos de casa, y como recompensa por mi "valentía" ahora estaba de pie frente a ese estupido edificio immovil mientras esos molestos turistas chinos trataban de hacerme reír. Quería salir, pero el honor de la posición, junto con la felicidad de mi madre de que el mayor peligro que podría enfrentar sería un turista asiático, no tuve más remedio que hacerlo. Sólo si supiera que estaría más seguro en alguna cueva de Kabul ...

Así que estaba destinado a trabajar en la Torre de Londres pocos turnos por semana. Los turnos eran generalmente de entre 2 y 3 horas de largo, dependiendo de cuanta gente haya ese dia. Tengo que decirte, ese trabajo se hace aburrido rápidamente. Las personas borrachas que tratan de meterse conmigo junto con molestos turistas que piensan que son los primeros en tratar de hacerte reír, sólo quieres arancarte la piel. Pero era un trabajo, y me pagaban, así que me callé y lo hice.

Ahora, ese día, ese día en 2012 comenzó aburrido como cualquier otro día. Tuve algunos chicos franceses tratando de joderme (Dios son los peores, y no los puedes golpear a menos que te amenazen), entonces tuve un grupo de pollitos rusos borrachos que no fue tan malo. El calor empezaba a derretir ese maldito sombrero sobre mi craneo cuando apareció un grupo enorme de turistas. Algo de una visita guiada, asumí. Todos ellos hicieron su juego estándar, fotos, caras "divertidas", bromas, etc. Todos ellos tenían sus cámaras fuera, y todos llevaban las mismas camisetas, unas gilipolleces de Big Ben. Todos menos uno. Me di cuenta de que estaba de pie en la parte de atrás, sólo mirándome. Era una mujer guapa, probablemente de cuarenta años, cabello muy oscuro y algo pálida, lo que me hizo pensar que era inglesa. Ella parecía ser parte de la excursión ya que estaba con todos los otros.

Después de que el grupo finalmente tomó suficientes fotos y se dieron cuenta de que no iba a reír, comenzaron a seguir adelante. Excepto la mujer pálida que se quedó y me observó. Ahora, la unica clase de persona que visitan este lugar son las que hacen algun tipo de cosas estúpidas para obtener una reacción de mí, pero esta era nueva. No sólo eso, esta señora estaba comprometida. Dos horas y cientos de turistas más tarde, ella todavía se paró en el mismo lugar, sólo mirándome. El día se puso muy caluroso y no había manera de que se sintiera cómoda, pero no mierda, estaba más tranquila que yo. No estaba sonriendo, lo cual era extraño porque suponía que estaba tratando de hacerme reaccionar. Unos treinta minutos más tarde, cuando la muchedumbre a mi alrededor se apagó lentamente, ella dio un paso lento hacia mí. Luego otro. "Aquí vamos, broma entrante" pensé mientras se tomaba su momento caminando hacia mi.

Se detuvo a menos de un metro de distancia de mí. Ella me miraba directamente a los ojos. Incliné la cabeza hacia la izquierda, luego hacia la derecha, ya que supuse que era un intento de hacerme reír. Entonces me di cuenta de que esta mujer no estaba aquí para bromear. Todavía de pie a un metro de distancia, comenzó a inclinarse hacia mí. Había algo tan jodido en sus ojos que me ponían extremadamente incómodo. Ella nunca perdió un contacto visual conmigo. Ella seguía inclinándose hacia mí mientras sus pies no se movían. Su rostro se detuvo a punto de tocar el mío y su posición parecía antinatural en ese momento. Su cabeza empezó a temblar lentamente, como cuando sale de la piscina o una ducha y te congelas, ¿sabes? 

Y luego, entonces ella me asustó como nunca pense en mi puta vida. habia tenido gente gritando en mi cara, incluso habia tenido a un imbécil tratando de luchar conmigo, pero lo que ella hizo fue por lejos lo peor. Abrió la boca como si estuviera a punto de soltarme el grito muy fuerte, pero no salió nada. Nada. Ella se quedó allí, inclinada a un ángulo antinatural, a unos centímetros de mi cara, soltando un puto grito silencioso o lo que fuera que hiciera que tenga su boca abierta. la velocidad de su temblor aumentó. Ahora, no voy a mentir, a pesar de que estaba muy caluroso ese día, empecé a sentir frío y la piel de gallina corrió bajo mi uniforme. Finalmente comenzé a marchar lejos de ella - se nos permite hacer una marcha de 10 pasos de vez en cuando.

Cuando llegué al final de la marcha, me detuve y cerré los ojos. Sólo quería que se fuera cuando de la vuelta. Cuando hice un giro de 180 grados, al instante me congelé. Ella estaba justo en frente de mí; Se inclinó todo el camino hasta mi cara, la boca abierta aún más ancha, la cabeza ahora temblando incontrolablemente. Estaba tan desconcertado, que no pude reaccionar. Ruido, gritos y otras cosas con las que puedo lidiar, pero este silencioso y espeluznante comportamiento de mierda me intimidaba honestamente. 

"¡Abra paso a la Guardia Real!" Grité. Se nos permite decir eso cuando alguien está en nuestro camino. Ella no reaccionó, pero se inclinó más lejos de mi cara.

"¡ABRA PASO A LA GUARDIA REAL!" Grité aún más alto.

Ella no respetaba mis órdenes. No queriendo lidiar con esta mierda por más tiempo, retrocedí y le señalé mi bayoneta. Ese era nuestro último recurso contra los turistas molesto.

Inmediatamente cerró la boca y se volio a su posición normal. No iba a esperar que ella hiciera lo que fuera a hacer, así que empecé a marchar. Cuando volví a mi puesto, me quedé quieto. No pude verla en el rabillo de mi ojo eso me dio un gran alivio. "Jesús, este jodido trabajo", pensé para mí mismo "Voy a tener que mirar ..."

"10, 9, 8", alguien susurró en mi oído derecho. Debe ser ella. Ella estaba detrás de mí.

"10, 9, 8", susurros vinieron de mi lado izquierdo. tenia la piel de gallina. Hilarante, ¿no? un medico de combate, que mató a más gente de la que él nunca quisiera admitir, ahora está asustado por una señora.

"10, 9, 8, 10, 9, 8, 10, 9, 8", aceleró sus susurros. Luego caminó delante de mí. "10, 9, 8, 10, 9, 8" ella ahora estaba susurrando increíblemente rápido. En realidad, el susurro no lo describi correctamente. Era como gritar, pero en un susurro, si eso no tiene sentido. Era surrealista. Se inclinó hacia mi rostro de nuevo, susurrando esos números de mierda frenéticamente.

Estaba a punto de romper mis órdenes. No podía soportarlo más. Había algo jodido en esta mujer, y no pude lidiar con eso.

-"Señora,"- dije en una voz extremadamente asustada,-"señora, usted por favor puede ..."

Y luego, un enorme grupo de turistas ruidosos corrió hasta nosotros. La loca se echó hacia atrás, todavía mirándome. Ella susurró "10, 9, 8", una vez más sin perder el contacto visual. Luego se alejó, tan lentamente como se movía a mi alrededor. Era tan extraño verla desaparecer lentamente entre la multitud. Todo lo que quedaba era una extraña sensación de algo antinatural. Eso, y un grupo de turistas asiáticos que salvan vidas. Nunca pensé que estaría tan feliz de ver a un chico chiflado.

Cuando terminé mi turno, entré a la base y le conté la historia a un par de chicos. Todos tenían algo de experiencia con personas espeluznantes, pero nunca en este nivel. Cuando llegó nuestro comandante de turno, los chicos le dijeron en broma que yo era un "abusador" en servicio. Quería unas risas, así que pidió la historia completa. Pero cuando comencé a contar lo que pasó, rápidamente perdió su sonrisa.

"Detente", dijo. "¿Hablaste con ella?"

-¿Señor? -pregunté intrigado.

"Hijo, ¿hablaste o no hablaste con esta mujer?"

No iba a perder mi paga semanal por romper esa estúpida regla de no hablar, así que mentí. -Por supuesto que no, señor.

Pareció tranquilizarse. "Bueno. Y si alguna vez vuelve, nunca le hables, ¿entiende? Y eso vale para todos ustedes. "

La atmósfera de broma se extinguió rápidamente en la sala de descanso. Estaba perplejo, pero yo estaba aún más cansado, así que decidí irme a casa y dormir en lugar de preocuparme por los malditos turistas.

Los siguientes turnos eran tan aburridos como se suponía que iban a ser. Esa Mujer estaba en ninguna parte, y ya que mi novia estaba a punto de visitarme desde Holanda, me olvidé del incidente.

El martes por la noche alrededor de las 3 de la mañana, me despertó alguien tocando la puerta. Por alguna extraña razón, el primer pensamiento que pasó por mi mente fue esa jodida mujer de hace una semana.

"nea, ¿te importaría espiar por el agujero para ver quién es?", Murmuré perezosamente mientras empujaba suavemente a mi novia. Estaba muerta de sueño; Juro que nada podría despertarla. Semi-consciente, tropecé a través del pasillo ya la puerta. "¿Quién es?" Murmuré mientras miraba a través del agujero, pero estaba demasiado oscuro afuera. Eso me puso sobrio. -¿Quién es? -pregunté de nuevo, pero la única respuesta que obtuve fue silencio.

"Joder", pensé mientras respiraba profundamente y abría la puerta.

Hay un millón de cosas que prefiero ver de pie delante de mí en ese momento. Y había sólo una persona que no esperaba que estaria detras de la puerta.

Mi novia.

Casi pierdo el control de mis piernas. Miles de cosas corrieron por mi mente, que estaba teniendo problemas para comprender lo que estaba pasando.

"Gracias por recogerme en el Heathrow, imbecil", dijo mi novia mientras lanzaba su bolso a mi pecho. Todavía estaba sin palabras.

"Entonces, yo viajo todo el camino desde Amsterdam para verte, y te olvidas? ¿Verdad?"

Sabía que estaba medio dormido cuando me levanté, pero había alguien en mi cama. No estaba soñando por la mierda.

"Quédate aquí," murmuré mientras le devolvía la bolsa.

-¿Qué sucede?

-"Quédate aquí."

Sin saber de dónde tuve el coraje de caminar hasta el dormitorio, lentamente me abrí paso.

Sé lo que estás pensando - en películas y libros, el tipo entra en la habitación y el auge, está vacío, ¿verdad? Maldito deseo.

Entré en mi habitación y estaba completamente oscuro. Pero podía oír una respiración. Respiración fuerte. Mi pulso estaba tan alto que estaba seguro de que iba a desmayarme, pero prendi la luz.

"7, 6, 5, 7, 6, 5", susurros vinieron de la esquina de la habitación donde ella estaba. Esa misma puta mujer. Estaba casi pegada a la esquina de la habitación, de espaldas a la pared. Ella me estaba mirando directamente. Y aunque sabia que no podia hablar, logré decir un "¿Qué carajo."

"7, 6, 5," dijo mientras daba el primer paso lento hacia mí. Su boca siempre estaba abierta, como si estuviera dejando salir ese maldito grito sin sonido. A cada paso que daba, cerraba la boca lo suficiente para decir "7, 6, 5".

No podía moverme. No había nada en ese lugar, aparte de esta mujer caminando lentamente hacia mí. Qué sensación espeluznante e inquietante. Como, yo no tenía miedo físico de ella, Pero este tipo de miedo era algo extraño para mí. Parecía que tenía miedo por mi, mierda, no sé, ¿Sabes a lo que me refiero? Sabía que ella no podía hacerme daño físicamente, pero yo estaba todavía asustado. Por no mencionar el shock que tenia por haber estado durmiendo en la misma cama con ella.

Ella se acercó a mí. luego se inclino. A una pulgada de mi cara. Mi respiración era tan irregular y ruidosa, era el único ruido en la habitación.

De repente, algo de esto tenía un sentimiento extrañamente familiar.

"¿QUÉ MIERDA?" El grito vino de detrás de mí.

Mi novia.

Entré a la realidad, me di la vuelta y agarré a mi chica. "¡Corre!" Grité mientras escapábamos de la habitación. Corrimos a la cocina donde agarré un cuchillo. Mi novia estaba llorando silenciosamente a mi lado, incapaz de hacer preguntas.

Podía oír pasos. Primero, vi su sombra, luego la vi caminando tranquilamente por el pasillo. Su boca estaba ahora tan anormalmente abierta, y ya no me miraba. Estaba mirando el techo mientras se dirigía lentamente hacia la puerta. Su cabeza temblaba muy rápidamente. Era una locura absurda, te lo digo. Quiero decir, imagínate, esta mujer, que te asustó hace una semana, ahora está caminando por tu casa a las 3 de la mañana, mirando al techo con la boca imposiblemente abierta. Sin mencionar que dormiste al lado de ella por quien sabe cuanto tiempo.

Cuando finalmente salió, corrí hacia la puerta y la cerre. Mi novia todavía no podía hablar. Cuando nos juntamos, tenía miedo de que pensara que la engañé con esta mujer, pero no lo hizo. Vio que el horror pasaba por el pasillo y sabía que algo andaba mal.

Estaba aterrorizada. La parte más espantosa de todo era que tenía un trabajo que me obligaba a permanecer quieto y no reaccionar a mi entorno. Le dije a mi novia acerca de mi experiencia con esta mujer jodida, pero no mencioné su "10, 9, 8, 7, 6, 5",. No quería asustarla más.

Porque, ¿qué podrían ser esos susurros si no una cuenta atrás?

Me daba ganas de llamar a la policía después de que la locura de lo que sea ella estuvo en mi casa. La policía llego en unos 20 minutos. Tomó nuestras declaraciones, descripción de la mujer, y nos dijo que los llamaramos inmediatamente si algo más sucede.

Pero mi mente estaba puesta en otra cosa. Mi comandante. Me dijo que no hablara con ella. Y lo hice. Y ahora me estoy despertando en la cama con ella, y cómo coño se metió en mi apartamento, mierda, demasiados pensamientos.

Al día siguiente fui a la oficina de mi comandante.

-"Señor"- dije con mucho cuidado, necesitas entender que perder este trabajo, por mierda que fuera, definitivamente no estaba en mi lista de tareas pendientes. -"Señor, tenemos que hablar"-.

Me miró desde su escritorio y te juro que juro que ya lo sabía. Su rostro perdió toda la emoción. Ni siquiera preguntó qué estaba pasando. -"Siéntate", dijo mientras se recostaba en su silla.

-"Señor, yo ..."- Me estaba costando confesar que había quebrantado las reglas de la Guardia.

-"Hablaste con ella. Tú respondiste "-, dijo mientras se inclinaba hacia mí.-"¿No es cierto?

-"Bueno, sólo le pedí que se moviera, eso es todo."

-"No, no el comando de la Guardia Real. ¿Le dijiste algo más? "-" Lo hice. "** Si recuerdas, además de que grité "ABRA PASO A LA GUARDIA REAL ", yo dije "Señora, por favor puede... "**

-"Maldita sea, hijo. Maldita sea Dios".

Esta fue la primera vez que escuché a mi comandante maldecir.

-"Señor, ¿quién es esa mujer?"

-"Voy a solicitar tu inmediata retirada de la guardia" -me apartó cuando abrió su escritorio para buscar algo.

-"¿Señor?" -pregunté, sin creer que estaba a punto de perder mi trabajo.

-"No te preocupes, te encontraré algo más que hacer. Pero tus días en la Guardia han terminado. Espera la transferencia dentro de una semana. "

-"Señor, pero yo sólo ..." -"Eso es todo, hijo, puede irte ahora" -dijo, sin siquiera mirarme.

Estaba enojado. Pero, de nuevo, si iba a mantener el sueldo sin tener que pararse en la calle y tratar con turistas/locos o criaturas malditas, estaba bien.

Me dieron un nuevo trabajo y, ¿y sabes que?, sólo estaba programado para trabajar un turno a la semana. Eso fue muy útil porque se suponía que debía cuidar a mi sobrina de 7 años que estaba visitando Birmingham, y ya había planeado todo el fin de semana con ella.

El jueves no tuvo más incidentes con esa perra. Mi novia finalmente se había calmado. Se fue a Ámsterdam esa mañana y de buen humor. La vida estaba volviendo a la normalidad.

Mi turno ese día fue de 6 a 10 pm en frente de St. James Palace. Por lo general, hay dos de nosotros trabajando allí, pero por alguna razón, yo estaba programado para trabajar solo de 9 a 10. "Ok, amigo, quédate ahí, casi listo", dijo mi compañero a las 9:02 pm, cuando regresó al interior del palacio.

"Una hora más. Una última hora de este maldito trabajo y estoy libre. Dios, se siente bien ... " Pensé mientras me paraba en frente de mi puesto. La noche era inusualmente tranquila, pero empezaba a llover, que supongo que era de esperar. 9:30 pm. Todavía lluvia ligera, todavía aburrido. 9:45 pm La lluvia estaba parandó, así que decidí pasar mis últimos minutos marchando.

Me di la vuelta.

No debería haberlo hecho.

Allí estaba ella.

Si yo fuera un pintor, usaría todas estas herramientas descriptivas para pintar un cuadro de lo horrible que esa mujer miró esa noche. Déjame decirte que esta fue la cosa más aterradora que he visto, y he visto a un niño morir por una mina terrestre.

La mujer estaba de pie ante la puerta. Llevaba un vestido blanco que casi brillaba en la oscuridad. Pero su rostro, que mierda, su rostro. Ella no me estaba mirando, lo que de alguna manera lo hizo aún peor. Estaba mirando el cielo o lo que fuera el infierno allí arriba, y sus ojos subieron tan alto que solo pude ver el fondo de sus pupilas. Su boca estaba tan abierta, que ahora estaba casi seguro de que no era posible para un humano hacer esto.

es algo surrealista estar de pie delante de alguien que no actúa racionalmente. Como si estuvieras siendo asaltado, sabes que quieren tu dinero. Mierda, si te disparan, sabes que quieren matarte. Pero el verdadero horror mental es no saber qué demonios quería de mí.

9:49. Ok, 11 minutos de esto y finalmente puedo ...

Dio un paso hacia mí. Luego otro. A unos dos pies de mí, se detuvo.

Empezó a inclinarse. Esa puta magra. Su rostro se detuvo justo por debajo del mío. Al principio su cabeza comenzó a temblar lentamente, pero comenzó a temblar cada vez más rápido. Era un pequeño tipo de agitación, como he dicho antes, un poco como cuando sales de la ducha en una habitación con aire acondicionado y empezas a temblar. Sus pupilas estaban tan contraidas, que apenas podía verlas. Su cabeza ahora temblaba tan rápidamente que me preguntaba cómo era posible. Y esa boca, hombre, esa boca era tan antinaturalmente abierta. Juro que vi los rincones de sus labios empezando a sangrar porque su piel no era capaz de sostener la abertura.

No habia sonido.

La calle estaba en silencio, probablemente la más silenciosa que jamás haya visto. Y la peor parte es que era de noche. imagínatelo - estás parado inmóvil en el medio de la calle, y hay una mujer de boca abierta y sangrante a una pulgada de tu cara, haciendo lo que sea que ella este Haciendo, y no hay un alma a la vista. Y no hay sonido, en absoluto.

9:54 pm.

Rapido mierda.

Y entonces, como si oyera mi pensamiento, sus pupilas se dilataron y me miraron directamente. Casi salté. Cerró la boca y no puedo creer que esté diciendo esto, pero preferiría que se mantuviera abierta. Su mandíbula empezó a abrirse y cerrarse rápidamente, como si estuviera mordiendo algo invisible. Sus dientes se golpeaban tan fuerte, estaba seguro de que se romperían.

Eso era todo para mí, no podía soportarlo más.

Dí un paso hacia atrás y grité, "YA DETENTE MALDITA SEA!"

Y ella lo hizo. Los dientes dejaron de apretar, cerró su boca, y ella dejo de inclinarce. Dio un paso hacia mí y, por primera vez, sonrió.

"4, 3, 2, 1, 4, 3, 2, 1, 4, 3, 2, 1," comenzó a susurrar, sin perder la sonrisa.

"¿Qué es eso, qué mierda es eso?" Le supliqué. Yo estaba listo para agarrarla, sacudirla, sólo por una respuesta. ¿Qué diablos quería de mí?

9:58 pm.

"¡QUE MIERDA!", Vino detrás de mí.

Mi comandante.

Corrió hacia mí, sin tomar en cuenta a la perra loca que estaba al frente mio.

-"¿Hablaste con ella?"

-"YO…"

-"¿HAS HABLADO CON ELLA?", Gritó, más fuerte y mientras tomaba mi uniforme. Ni siquiera prestó atención a la mujer.

-"Sí."

-"Jesucristo ... ¿Qué número?", Dijo al tiempo que me solto.

-"Señor?"- Respondí confundido.

-"¿Cuál fue el último número que dijo? ¿Qué era? ¿Fue un cero?

-"No, creo que se detuvo en 1 ... ¿Pero por qué ...?"

Todo este tiempo, la mujer se quedó quieta y nos miró con una sonrisa. Luego, dio un paso hacia nosotros. Caminó despacio entre mi comandante y yo.

-"No le digas nada, no una maldita cosa", dijo el comandante con evidente miedo en su rostro.

La mujer me quedo viendo y luego a él. incluso desde atrás, pude ver su boca abierta.

-"Ve, solo vete"- dijo el comandante mientras me miraba. Estaba evitando reconocerla. Oí sus dientes apretar.

-"No puedo dejarte"- le dije.

-"Ve, y no vuelvas aquí. Yo me encargaré de esto".

Sabes, me gusta pensar que soy valiente, pero en ese momento, todo lo que quería hacer era irme. Espero que no puedas culparme por eso. Así que empecé a huir.

-¡Y nunca vuelvas a hablar con ella! -gritó el comandante mientras me escapaba.

Ahora, sé que esto suena a mierda, y tienes razón, realmente es asi. Claro, al mirar hacia atrás ahora, podría haberla arrestado, podría haber matado a la perra. ¿Pero sabes que? Cuando te encuentras en una situación tan imposible e irreal como esa, no actuas racionalmente, no piensas lógicamente como lo harías en una situación normal. Me fui a casa, tomé una ducha fría (después de asegurarse de que mis puertas estaban cerradas) y me derrumbé en la cama.

Por la mañana le envié un mensaje de texto a mi compañero de turno para ver si el comandante estaba bien y respondio "Sí, ¿por qué no lo estaría?" Eso es todo lo que necesitaba saber, yo estaba fuera de esa vida.

Mi sobrina vino a la ciudad el viernes y estuve con ella el fin de semana. estar con un niño de siete años te hará perder la cabeza, y mucho menos dejar tiempo para pensar en alguna mujer loca acosándote. Además, ya no estana con ese trabajo - esa mañana recibí papeles de transferencia.

Pasé el día entero llevando a mi sobrina a diferentes lugares que le gustaba. Mierda fue agotador. Sábado por la mañana comimos un desayuno, vimos caricaturas. Entonces pusimos una película de Catwoman y mi sobrina vestida como ella - la amó por alguna razón (la película era una basura completa). Supongo que no estaba acostumbrado a cuidar niños porque me quedé dormido en el sofá, ya agotado.

Mi sobrina me despertó.

"Uki", dijo, asi es como me llama, "Uki, vamos a jugar." Ella estaba sosteniendo mis viejo par de walkie-talkies militares. Solía ​​amar a esos como un niño, así que no podía decirle que no a ella.

"Claro, vamos a ver si estas viejas cosas funcionan. Vete afuera de la casa, quiero comprobar el alcance de estos bebés".

Su rostro se iluminó cuando salió corriendo.

Encendí el walkie-talkie y comencé a jugar con él. El ruido estático estaba allí, lo que significa que las baterías funcionaban, era sólo la cuestión de encontrar la frecuencia adecuada.

¿Ashley? Ashley, ¿copias? ¿Lo he intentado varias veces?

Finalmente escuché algo.

-"Ashley, ¿me copias?"- repeti varias veces.

-"cambio",- fue todo lo que escuché en un volumen bajo.

-"Ashley, tontita, tienes que decirlo cuando termines."

-"C ... a..bi"- Oí de nuevo.

-"Esta maldita cosa",- pensé. Demasiado perezoso para salir, tomé las baterías, las soplé, como si eso hiciera cualquier cosa, y las volvi a poner.

-"Ok, Catwoman, ¿me copias ahora?"

-"CERO"

Dejé caer el walkie-talkie.

No era la voz de Ashley. Eso no era un "Cambio".

Ashley.

Salí corriendo e inmediatamente comencé a joderme a mí mismo por dejar que el niño saliera por su cuenta. Ashley estaba parada en el patio, sosteniendo el walkie-talkie, apretándola con fuerza. Frente a ella estaba esa misma mujer, inclinada y hasta el rostro de mi niña.

"Cero, cero, cero, cero, cero", era lo que la mujer repetía frenéticamente en el rostro traumatizado de Ashley.

Sí, cuando algún monstruo me acosa, puedo controlarme. ¿Pero un niño?

Corrí hacia la mujer y la abordé con suficiente fuerza, estaba seguro de que la había herido. Tan pronto como golpeé el suelo, me levanté y agarré a Ashley. "¿Estás bien?" Le grité, "¿Te tocó?" Ni siquiera me di cuenta de lo fuerte que estaba sacudiéndola, probablemente la asusté aún más.

Ashley ahora estaba llorando tanto, que ni siquiera podía responder.

"Vamos a entrar", dije mientras miraba a la mujer. Ella seguía tendida en el suelo, mirando hacia abajo.

Tan pronto como entramos en la casa, fuimos a la ventana. La mujer empezó a levantarse. Se volvió hacia nosotros.

"Estoy llamando a la policía", le dije a Ashley aterrorizada mientras recogía mi celular. "No te preocupes, bebé, todo va a estar bien."

La mujer dio un paso hacia la ventana. Luego otro. Su nariz estaba sangrando y estaba visiblemente herida mientras cojeaba, pero no parecía importarle.

Admito, estaba casi congelado por la lluvia de adrenalina que tenía. Nos quedamos parados en la ventana, viendo a este monstruo acercarse a nosotros.

"La policía está en camino", le dije a mi sobrina que todavía estaba llorando.

La mujer se acercó a la ventana.

Ella ... Ella ya no me miraba. Se inclinó hacia el rostro de Ashley. Pobre niña, agarró mi mano y estaba apretandola mas fuerte que un niño de 7 años. Esa puta cosa, puta, mujer, sea lo que sea, se inclinó hasta la ventana. Sólo un trozo de cristal la separaba de Ashley. Cuando estaba a punto de llevar a mi sobrina a otra habitación, lejos de esto, la mujer abrió la boca, pero inmediatamente la cerró en una sonrisa. Entonces otra vez. Era increíblemente extraño. Mientras abría la boca, sus pupilas se dilataban, sólo para volver a contraerse seguido con una sonrisa. Ahora se alternaba con rapidez, una boca boquiabierta emparejada con ojos casi sin pupila.

"Vamos a salir de aquí", le dije a Ashley cuando la levanté y la llevé a mi habitación.

La policía llegó unos 15 minutos más tarde. Comenzaron a escanear el vecindario y en realidad atraparon a una mujer que igualaba mi descripción. Estaba en la comisaría para la identificación, pero primero tuve que dejar a Ashley en la estación de tren. Su madre la quería de vuelta inmediatamente después de lo que pasó, y yo no podía culparla. La llevé a la estación, donde dispuse que el personal la vigilaría hasta su destino.

Un conductor muy agradable me prometió que la observaría todo el viaje. Tomó la mano de Ashley y se comprometió a mostrarle todas las partes del tren. Finalmente, el chico sonrió.

Mientras el tren se preparaba para marcharse, el conductor me puso a mi sobrina en las escaleras. -"Diga adiós a su tío" -dijo-, estamos a punto de irnos.

"Adiós Ashley, dile a tu mamá que me llame cuando llegues, ok?"

Ella no me respondió, era comprensible. El niña probablemente estaba todavía aterrada, todavía estaba aterrorizada.

Como el conductor dijo que todo el embarque estaba completo, el conductor abrió la puerta para que ellos entraran al tren.

Ashley no se movió, sin embargo. Miró al conductor.

-"Vamos ahora" -dijo-.

Ashley abrió la boca, mirando al hombre.

-"Tenemos que entrar ahora, estamos apunto de irnos cariño", dijo de nuevo.-"Vamonos."

Cuando entró en el tren y Ashley lo siguió, la oí decir "10 9 8".