FANDOM


El universo de los videojuegos es de los más extensos que existe. Gran parte de estos van dirigidos hacia un público maduro, por lo que no es de extrañar que contengan situaciones y personajes de carácter extraño. Algunos de estos personajes destacan por sus historias tristes y pasados oscuros, otros por sus apariencias verdaderamente inquietantes y la poca relevancia que tienen dentro del juego, sin embargo el personaje que nos trae hoy aquí no posee ninguna de las características anteriormente mencionadas, pues se trata de un personaje bastante conocido y que seguramente más de uno ya vio e incluso jugó.

Se trata de Jinx, personaje perteneciente al popular MOBA League of Legends. Este personaje se presentó a la comunidad por primera vez en el año 2013, diseñada por RiotTeaTime, Gypsylord y Ransom, fue una gran sorpresa para los jugadores, pues Jinx pretendía ser una campeona "con una personalidad única", y que fuera físicamente distinta a todos los demás personajes femeninos del juego. Bajo el apodo de "La Bala Perdida", Jinx logró cautivar al público con su personalidad explosiva, maniática, y sus carcajadas demenciales a la hora de encarnarla en el juego.

Al estar basada en Joker, Gollum, y Elena Bonhan Carter, contenía elementos de estos tres que la hacían verdaderamente diferente a todo lo alguna vez visto en League of Legends. A diferencia de las demás campeonas, Jinx no poseía un cuerpo exageradamente voluptuoso, aunque muchos jugadores aseguraban que no lo necesitaba, pues a pesar de ser demasiado esbelta, era considerada una de las más atractivas por un gran número de invocadores, que la hicieron protagonista de un sinfín de fanarts y fanfics de índole erótica en diversos sitios de Internet; en casi todas estas producciones de los fans, Jinx tomaba una posición dominante, en la cual terminaba abusando de forma verbal, física, y hasta sexual de Caitlyn y Vi.

Es bien sabido que LoL es un videojuego cuyos personajes han sido bastante explotados en lo que refiere a material pornográfico, aunque existían ciertos campeones que se presentaban mucho más que otros en las fantasías de los jugadores, siendo Jinx una de las más populares en el tema. Posiblemente resulte difícil creer, puesto que el personaje en si no representaba nada extraño, ni mucho menos una amenaza, pero terminó siendo la fuente de inspiración para un crimen terrible, que se cobró varias vidas inocentes.

En octubre de 2015, una adolescente de 19 años armó ella misma una bomba casera, la cual hizo estallar en una posta sanitaria en un pueblo a pocos kilómetros de la ciudad. La bomba fue lo suficientemente fuerte como para volar el pequeño establecimiento y acabar con la vida de las seis personas que estaban dentro, como si no fuera suficiente el daño provocado, la chica pintó los muros de las casas aledañas con pintura rosa neón, escribiendo en estas, groserías y dejando un símbolo, la característica X con la frase "wuz here" por debajo, dándose a la fuga lo suficientemente rápido como para no ser vista y atrapada a tiempo.

No contenta con esto, la joven recurrió a algo mucho peor. Inspirada por un fanfic bastante fuerte recurrió a la casa de su mejor amiga para aplicar lo leído con ella. Este fanfic que fue visto por primera vez en Deviantart, se centraba principalmente en una larga y asquerosa tortura a Caitlyn por parte de Jinx, basándose en el fetichismo de pies. Después de una exhaustiva búsqueda logré hallar dicho fanfic, y me tomé el trabajo de traducirlo para que tengan una idea, de lo terrible que la pasó la mejor amiga de la criminal:

"Caitlyn, la sheriff de Piltover, olfateó en el aire... El olor de la pólvora se mantenía espeso en la noche. Examinó la escena del crimen; un muro colapsado, un océano de caracoles y cáscaras, y el signo que indicaba su aniversario; un graffiti de la inicial "J" en color rosa neón se hallaba en uno de los muros del banco.

Caitlyn maldice lo ocurrido en voz baja, si tan sólo Vi hubiera estado de servicio con ella esa noche; esta criminal en particular siempre había sido un asunto difícil de atrapar, y Caitlyn sin duda debería hacer algo con la copia de seguridad. Desafortunadamente, no tuvo tiempo de reunir las pruebas, ya que la culpable aún se hallaba en la zona, y esta vez estaba dispuesta a capturarla. De pronto, escuchó a lo lejos sonidos muy familiares, ella conocía esos disparos, así que corrió para atrapar a la agresora. El tiroteo continuó mientras ella corría a través de las oscuras calles y callejones de Piltover, el sonido era más fuerte a medida que se acercaba. El origen de los tiroteos estaba a la vuelta de la esquina ahora, "estúpida criminal, siempre tan descuidada" pensó para si misma. Caitlyn cargó su rifle y dio vuelta a la esquina para enfrentarla.

- ¡Alto ahí, Ji...!

Dijo ella, pero se detuvo en cuanto vio lo que estaba allí. Se trataba de una ametralladora rosa en un soporte, disparando hacia una pared de ladrillo, y en el muro, estaban escritas con el mismo color rosa neón las palabras "te tengo". Un escalofrío le recorrió el cuerpo al ver la escena y volteó rápidamente intentando huir, pero en cuanto se dio la vuelta sintió como se le propinó un fuerte puñete en la frente que la dejó inconsciente.

Caitlyn se despertó con un golpe en la cabeza horas más tarde. No tardó en darse cuenta de que se hallaba amordazada, y atada de manos y pies, acostada totalmente indefensa en el duro y frío suelo. "Esto no está nada bien" pensó temerosa, pero sus pensamientos se vieron interrumpidos cuando oyó los pasos de su peligrosa captora.

- ¡OMG!

Exclamó la maniática chica tatuada de cabello azul que se alzaba sobre ella. Caitlyn contempló con horror aquella figura. Una jovencita esbelta, extremadamente pálida, cuyo brazo derecho y parte de su vientre estaban cubiertos de tatuajes de nubes azuladas y balas, tras ella caían dos trenzas azules imposiblemente largas. Era bastante hermosa, de una manera psicópata claro, sus ojos eran color rosa intenso, y sonreía con mucho entusiasmo.

- ¡Te tengo!, ¡eres mía ahora, sheriff!, ¿te gusta mi Pum-pum? ¡Entraste corriendo directo a mi trampa!, ¡no pensé que fueras tan tonta!

Jinx comenzó a reírse de nuevo. Caitlyn intentó gritar por ayuda, pero al estar amordazada, no logró más que quejidos insonoros. Jinx le sonrió, y le arrancó duramente la mordaza, su víctima mostró una mueca de dolor antes de gritar enfurecida:

- ¡Nunca lograrás salirte con la tu...!- Pero fue interrumpida cuando Jinx se agachó y le dio una bofetada sorprendentemente fuerte para ser tan delgada.

- Espero que con eso sea suficiente, por si no lo has notado eres mi perra ahora, no me hagas usar a Carapescado. -Dijo Jinx con confianza al mando, señalando el lanzador de cohetes en forma de tiburón que cargaba en la espalda. Caitlyn la miró aterrada-.

- No...- Dijo en voz suave, aún adolorida por la fuerte bofetada y el golpe en su frente. Rompió a llorar mientras sentía como los latidos de su corazón se aceleraban por el miedo.

- Veo que ya me salí con la mía, a partir de ahora eres mi esclava, y si desobedeces a mis órdenes te vas a arrepentir.- Dijo Jinx guiñándole un ojo y riendo maniáticamente

- ¡Nunca! ¡Jamás obedecería a una escoria como tu!

Gritó la Sheriff de Piltover, desafiante y obstinada. Jinx la tomó del cabello, y tiró su cabeza hacia el suelo violentamente, colocando el rostro de Caitliyn a la altura de sus botas negras de combate.

- ¡Lámelas! -Dijo Jinx alegremente, y después añadió:

- O acabaré contigo.

Caitlyn lloró nuevamente. Se aterró ante la idea de ser castigada por Jinx, y así hizo algo que ella jamás pensó que haría, algo, que demostró cuán rota se hallaba su voluntad ahora que se encontraba a manos de la temida Bala Perdida. Sacó la lengua, y comenzó a lamer las sucias botas de Jinx. Arrastró su lengua a través del cuero gastado, haciendo un gesto de asco cada vez que tocaba los calzados de la chica. Jinx suspiró con satisfacción.

- Eso es perra, lame los pies de tu ama.

Dijo disfrutando de la situación, viendo como su enemiga, la sheriff de Piltover estaba en el suelo delante de ella, lamiéndole las botas. Caitlyn continuó limpiando los zapatos de su captora, a pesar de lo sucios que estos estaban.

- Vas a seguir lamiendo hasta que queden limpios, ¿entendiste perra?

La sheriff prefirió callar por miedo a recibir algún golpe u otro castigo, y siguió lamiendo en silencio.

- !He dicho: ¿Entendiste perra?¡

Jinx gritó hacia ella con fastidio. Caitlyn se encogió de miedo, y dijo en voz alta:

- Si Jinx, lameré tus zapatos hasta dejarlos limpios... Haré todo lo que me órdenes

Jinx sonrió con aire de superioridad.

- Soy diosa Jinx para ti, mi pequeña zorra, agradéceme así

- ¡Si diosa Jinx!, ¡gracias diosa Jinx!

Caitlyn limpió los zapatos de su propietaria hasta que estos quedaran impecables, y dejó escapar un suspiro de alivio cuando vio que Jinx había aprobado su trabajo. Desafortunadamente para ella, su labor estaba muy lejos de terminar. Jinx señaló sus botas ahora limpias, y le dijo:

- Desátalas, zorra

- Si, diosa Jinx

Caitlyn empezó a desatar las botas, sin embargo Jinx le dio una fuerte patada en el rostro, haciéndola llorar de dolor.

- ¡No así!, ¡hazlo con tus dientes!

Le ordenó riendo

- Si diosa Jinx

Dijo la esclava con una expresión de dolor. Caitlyn tomó las agujetas con sus dientes, y tiró de ellas hasta que el nudo se deshizo. Jinx colocó su otro pie delante de ella para que hiciera lo mismo.

- Ahora quitámelas

Le dijo sonriendo maliciosamente. Caitlyn estaba a punto de usar sus manos, pero tenía miedo a recibir otra patada, así que tomó la parte superior de la bota con su boca y la deslizó hacia abajo, revelando uno de los pies de Jinx. Una ola de olor golpeó a Caitlyn cuando retiró la bota, era increíblemente potente, un grado nauseabundo de hedor, el olor la hizo retorcer de repulsión.

Miró su pie, y vio que este era largo y delgado, además de que el calcetín que lo cubría estaba empapado en sudor. Aunque Caitlyn sentía repulsión por lo sucios que estaban, reconoció que eran unos pies bonitos. Jinx se percató de esto, y sonriendo, estiró su pierna para cubrirle el rostro a Caitlyn con su pie. Ella simplemente gruñó con consternación al sentir el húmedo y maloliente pie en su faz, con su nariz profundamente enterrada entre los dedos de la malentretenida chica.

- ¡Huele esto esclava!, ¡Dale a los pies de tu ama una gran bocanada!

Dijo Jinx mientras reía a carcajadas. Caitlyn se sentía tan increíblemente humillada, que no tuvo la voluntad de oponerse a dicha orden. Con los dedos de Jinx tapándole la nariz, la torturada oficial olió profundamente, inhalando el espeso aroma de sudor avinagrado. Inmediatamente giró la cabeza y tosió intensamente.

- No dije que te detuvieras, perra

Inquirió Jinx con agitación. Caitliyn, quien a estas alturas ya estaba profundamente aterrada, se tapó el rostro con el pie de Jinx e inhaló el grotesco olor nuevamente, para evitar ser dañada. Por otra parte, Jinx sonreía orgullosa y arrogante, nada le había inflado tanto el ego, como el hecho de haber capturado y convertido en su esclava a la sheriff de Piltover.

Después de unos 10 minutos aspirando los fluidos corporales de la bala perdida, Jinx le ordenó a Caitlyn que le quitará el otro zapato. Esta vez no lo dudó, y usó su boca nuevamente para desatar y quitar la bota, revelando así el otro pie de Jinx, esta vez sin ningún calcetín encima. Sus pies, eran extremadamente pálidos, como el resto de su cuerpo; sus dedos eran largos y delgados, y sus uñas estaban cada una pintadas con un brillante color azul eléctrico. Caitlyn, miró el pie descalzo con aún más disgusto que anterior, aunque una vez más, tenía que admitir que los pies de la joven criminal tenían cierto atractivo estético. Eran largos, elegantes, bien proporcionados y con curvas definidas. Jinx acarició el rostro de su esclava con su pie desnudo, Caitlyn nuevamente lo olió, esta vez sin preguntar.

- ¿Esclava?- Le preguntó Jinx.

Citlyn apenas abría la boca para responderle, cuando su ama le metió sus sudorosos dedos a la boca. Caitlyn se mostró sorprendida y sin saber que hacer, miró a su ama. Jinx nunca dio instrucciones, así que su esclava comenzó intuitivamente a pasar su lengua entre sus largos dedos. Jinx cerró los ojos y comenzó a gemir de placer. Cait, tomó esto como una señal positiva y chupó con esfuerzo los dedos de su propietaria. Ella quería hacer feliz a Jinx, porque esto significaría menos patadas, menos golpes, y más probabilidades de sobrevivir.

Caitlyn usó sus manos para levantar el pie de Jinx y recorrió su sucia planta con su lengua. Iniciaba en el talón y terminaba el recorrido en sus dedos mientras degustaba toda la repugnancia de Jinx. Ella gemía y sus gemidos se intensificaban a medida que Cait continuaba e intentaba cosas nuevas. Cait comenzó a entender que ciertas zonas hacían gemir más a su ama, así que puso especial énfasis en estas. Siguió así durante una hora, lamiendo, chupando y explorando los pies de la peliazul, decidida a dar su mejor esfuerzo, después de todo, no quería recibir más abuso físico. Estaba tan inmersa en su tarea, que cuando finalmente Jinx tomó distancia, Caitlyn entristeció un poco. Jinx le sonrió:

- ¡Has sido una buena chica!- Le dijo. La sheriff no estaba segura de que decir, así que solamente bajó la mirada, sumisa.

- Quiero que me quites el calcetín ahora- Le dijo.

Caitlyn vio el calcetín, que le cubría casi toda la pierna y finalizaba en su muslo. Tragó saliva y se movió hacia la pierna de su ama, hasta que su boca se hallaba a la altura de su muslo. Tomó la punta de la media suavemente con sus dientes y la deslizó hacia abajo. Tuvo mucho cuidado de no rasgar la media, pues sabía que si lo hacía recibiría un castigo. Cait finalmente dejó al descubierto el otro pie de Jinx, que era tan hermoso y delicado como el anterior.

- Hazlo-Ordenó Jinx en tono autoritario.

Caitlyn no necesitó más instrucciones, llevó a cabo su labor de complacer a Jinx lamiendo y chupando sus mojados y apestosos pies. Los gemidos se oyeron nuevamente, y Cait se esforzaba aún más al oír los sonidos de placer que emitía su captora. La tranquilizaba saber que estaba haciendo un buen trabajo, que estaba haciendo feliz a su diosa, pues ciertamente no quería terminar asesinada por Pum-pum o Carapescado. Esta vez sin embargo Jinx tenía los pies en el suelo, con ambas plantas apuntando hacia arriba. Caitlyn tuvo que escabullirse hacia abajo para estar al nivel del suelo y lamer sus pies.

Después de un tiempo, Jinx se encontraba satisfecha con el trabajo de su esclava, y colocó sus pies nuevamente en el suelo.

- ¿A quién le perteneces? -Le preguntó a Caitlyn

- A ti diosa Jinx -Respondió ella instantáneamente.

- ¿Te gusta ser mi esclava? -Inquirió la bala perdida

- Si ama, muchas gracias por hacerme tu esclava -Respondió nerviosa, temerosa de decir algo que molestara a Jinx.

- ¡Muéstrame!, ¡Muéstrame que tan devota eres a mí! -Exigió la peliazul.

Caitlyn se sintió alarmada, pues no estaba segura de como demostrarle tal cosa a Jinx. Estaba tan desesperada debido a la horrible noche que había pasado, que sin dudarlo se arrojó a los pies de Jinx, y besó la parte superior de estos con voracidad, y después de cada beso le agradecía. Jinx simplemente sonrió con presumida superioridad, a la vez que disfrutaba la sensación de los gruesos y suaves labios de Caitlyn picoteando sus esbeltos pies.

- Acuéstate sobre tu espalda esclava -Dio orden la demente muchacha.

Caitlyn la obedeció de inmediato y se acostó sobre su espalda con la cabeza frente a Jinx. La joven asesina y ladrona, levantó los pies y los puso a rondar por encima la cara de su sufrida esclava. Extendió los dedos y los retorció antes de bajarlos a la faz de la torturada Caitlyn. Frotó sus suaves plantas sobre la cara de Cait, agarrando su frágil nariz con sus largos dedos, y frotando su pulgar a lo largo de sus labios. Luego sumergió su dedo gordo a través de los labios de Caitlyn, introduciéndolo en su boca. Jinx suspiró de placer al sentir como la lengua de Cait hacia un ávido remolino alrededor de su dedo, chupándolo con entusiasmo.

- Bueno, lo he logrado -Dijo Jinx mientras aún usaba su pie para jugar con el rostro de Caitlyn.

- Ahora es el turno de Vi -Susurró con esa característica sonrisa que la hacía tan temida, realmente hacia honor a su nombre, cruzársela resultaba ser la peor de las suertes."

Link del original: http://leaguefetish.deviantart.com/art/Jinx-Foot-Domination-508741791

Por desgracia, en la vida real, las cosas resultaron mucho peor, pues como es de suponerse, la chica víctima del crimen, no se dio al papel de sumisa tan fácilmente, y totalmente incrédula de la situación que estaba viviendo intentó hacer entrar en razón a la que había sido su mejor amiga desde muy temprana edad, lamentablemente no consiguió nada más que molestarla y hacer que esta terminara obligándola a través de amenazas de muerte que le hacía con un arma que para colmo, había sido robada a un oficial de policía.

La joven víctima nos cuenta como esa tarde fue invitada por su amiga a comprar un par de conos de helado. Esta le promete que le tiene preparada una increíble sorpresa y le dice que la siga si quiere verla. Con toda confianza, la chica es engañada y sigue a su amiga hasta un recoveco alejado y vacío en el centro de la ciudad cuando ya comenzaba a anochecer. Aquí dice sentir como es brutalmente golpeada por su amiga. Como es tomada de sorpresa no le da la oportunidad a reaccionar y defenderse, por lo que los golpes, principalmente los de su cabeza le ocasionan pérdida de la conciencia casi de inmediato.

Tal y como en el fanfic, despertó atada de manos y pies, pero no estaba amordazada y tampoco intentó gritar puesto que a penas abrió los ojos vio como aquella que supuestamente era su mejor amiga le apuntaba la frente con un arma. No creo que haga falta describir las torturas, ya que quien haya leído el fanfic sabrá la magnitud de estas, pero que a diferencia de aquel relato la joven secuestrada no lo disfrutó en ningún momento e incluso sufrió de arcadas y vómitos dado el asco que le había dado tener que cumplir con los mandatos de su agresora.

La víctima fue encontrada totalmente sola la mañana siguiente a las 10 A.M. Aún estaba atada y muy malherida, pues su cabeza reposaba sobre una mancha de sangre bastante grande. Se creyó que se trataba de un homicidio, cuando los testigos vieron que aún respiraba la llevaron de inmediato a un hospital y contactaron a la policía. Los padres de la chica que la habían buscado toda la noche, la interrogaron cuando esta pudo recuperar el habla tras muchas horas de reposo. La joven acusó a su amiga, a lo que sus padres quedaron atónitos, pues estos la conocían desde que ella era una niña e iba a jugar a la fiesta del té con su hija en las tardes.

Cundo la chica criminal fue detenida, admitió sin ningún remordimiento haber torturado a su mejor amiga, a la vez que también se declaró culpable del atentado ocurrido en aquel pequeño pueblo. Cuando se le preguntó el por qué de lo ocurrido, ella afirmó haberse basado en este particular personaje, e indicó que al igual que ella, también quería "sembrar el caos". Dada la magnitud de sus crímenes fue sentenciada a pena de muerte. Los padres de la adolescente lloraron bastante y afirman tratando de convencerse a si mismos que era imposible que su hija hubiera hecho tales cosas, pues siempre había sido muy tranquila, educada, estudiosa, y jamás había dado problemas a la familia.

Al momento de ser ejecutada, la joven aún sonreía e incluso parecía orgullosa de sus atroces actos, no parecía haberse arrepentido ni en los últimos instantes de su corta vida. Cuando finalmente se sentó en la silla eléctrica sólo esperando su muerte, sonrió a todos los presentes y dijo: "No hay necesidad de tener miedo, ni vida". Tras esto se le dio una fuerte descarga eléctrica. Su cuerpo se movía desconsoladamente aunque la expresión contenta de su rostro combinada con la terrible escena de muerte terminó perturbando a gran parte de los allí presentes.

Esta noticia, aunque bastante bizarra, llegó a los oídos de Riot Games, quienes obviamente al enterarse tuvieron un gran conflicto. Por una parte se pretendía eliminar este personaje de la lista de campeones en la próxima actualización del juego para evitar más problemas por el estilo; por otra parte se pensó que quitar tan popular personaje solo empeoraría las cosas y molestaría a los jugadores. En un mercado como el de los videojuegos, eliminar un personaje puede traer consecuencias fatales para el juego y para la empresa de este.

Riot pagó importantes sumas de dinero para que esta noticia no fuera muy difundida en medios de comunicación, y que al darse a conocer se suprimiera las confesiones que indicaban que la joven se había basado en Jinx para tomar tan terrible actitud. Aunque la culpa no fuera de ellos, lamentablemente se vieron afectados. La culpa no la tuvo Riot Games, la culpa no la tuvo Jinx, la culpa no la tuvo quien haya escrito en fanfic, la culpa no la tiene la familia de la joven ni las autoridades locales de aquel país por no detenerla a tiempo, la única culpable aquí es la chica, que tal parece no es ni la primera ni la última loca en agarrar un personaje completamente inofensivo en su contexto, para encarnarlo en la realidad y traer su peligrosa existencia a este mundo.

Como ya dije antes, la noticia no fue muy difundida, por lo que el país donde ocurrió me es desconocido, aunque todo parece indicar que trataba de un país de América Latina. Este hecho resulta complicado de digerir, y hay quienes dudan de su veracidad o nunca se enteraron que ocurrió.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.