FANDOM


Cuento-de-terror-El-armario-maldito

“Debió de ser algo terrible de ver para ella.”

El oficial se colocó a mi espalda y agarró mi hombro.

“Pobre chica. Quién sabe cuánto tiempo le llevará sobreponerse a una tragedia como esa.”

Asentí, recordando la expresión horrorizada en la cara de la chica cuando la encontramos en el armario. Toda su familia había sido asesinada y ella estaba escondida allí todo el tiempo. No teníamos la menor duda que estaba traumatizada.

“¿Por qué no vas a hablar con ella?” Preguntó el oficial. “Eres quien la encontró en el armario, y ella no quiere hablar con nadie más. Date la oportunidad.”

No era nada bueno con los niños, pero asentí de nuevo y caminé hacia la chica que estaba sentada en el bordillo fuera de su casa. Increíblemente, no había sido encontrada y había escapado ilesa. Me preguntaba cuanto tiempo había estado escondida en el armario, cuánto tiempo se había quedado ahí sentada rezando porque no la buscaran.

Me senté frente a ella, y sentí una punzada en mi pecho cuando buscó huir al verme acercarme. Estaba nervioso sobre lo que pudiera decirme, más que nada, horrorizado por lo que hubiera visto. Intenté mantener la distancia y hablé con calma.

“¿Necesitas alguna cosa? Hay botellas de agua en la ambulancia.” Ella negó con la cabeza.

“¿Qué hay de una manta? Está haciendo frío aquí fuera.” Dudó esta vez antes de negar.

Le sonreí antes de continuar.

“Volveré ahora mismo.” Caminé hacia la ambulancia, sus luces parpadeaban.

Pregunté por una manta. Me dieron una y volví de vuelta hacia la chica. Se la entregué y ella se cubrió los hombros con ella.

“Estoy seguro de que no quieres hablar de ello.” Dije chasqueando mi lengua. “¿Pero puedes recordar algún detalle? ¿Cuándo ocurrió? ¿Cómo eran?”

Negó con su cabeza de nuevo y yo suspiré.

“¿Viste sus caras?” Vaciló por un momento esta vez y sus lágrimas cayeron por su rostro. Luego volvió a negar. Mintiendo.

Dejé escapar un nuevo y largo suspiro esta vez antes de levantarme. Si hubiera mirado en ese jodido armario antes… ahora esa estúpida malcriada no sería un problema. Se hubiera muerto como el resto de su familia si no se hubiera escondido tan bien en ese puto armario. Supongo que es culpa mía por no llevar mascara.