Wiki Creepypasta
Advertisement

«Estoy Nervioso. No sé si estoy listo para contar lo que sucedió esa noche»

Todo empezó el día del cumpleaños número 18 de mi mejor amigo, toda la semana anterior insistía que habían espíritus con él, como tradición cuando eramos niños decidimos que en nuestros cumpleaños haríamos todo lo que el otro quisiese, claro, no podíamos revelarlo hasta el día. En fin, al llegar al instituto me recosté en la puerta a esperar a mi amigo, hoy llegó más apurado de lo normal, tomó mi mano arrastrándome hacia él, mirando al vació.

Cumpl 18

-Saltemos las clases- Accedí un poco desconfiado pero aun así era su cumpleaños, era la tradición, llegamos a su auto, condujo sin decir una palabra, siempre mirando al vació.

Llegamos a su casa y me dijo que no dijera nada, que me sentara en el sofá y no dijera nada, obedecí mirando el reloj, Pasaron muchas horas así, ambos mirábamos al vacío. Hasta llegar las 7:30 PM, el se volteo hacia mí.

-Es la hora hermano- Se acercó a la mesa y sacó 2 sillas. -Siéntate hermano.-

Obedecí y al estar sentado abrí la boca para hablar.

-No te he dado permiso para hablar. - Me interrumpió antes de poder decir algo, sacó una Ouija, ese juego en que "Los espíritus hablan contigo" , encendió 3 velas y tomó mis manos juntándolas con las suyas en el juego, diciendo cosas raras, como en otro idioma y empezó a moverse hasta formar palabras raras.

-Es la hora-. Dijo él y repitió esa frase incesantemente.

Un trueno cayó. Y en la ventana, justo detrás de él, se vio un reflejo, endemoniado.

220px-English ouija board

Yo lo veía aterrorizado, y entonces se voltea hacia mi y me dice:

-Es la hora de enfrentarlos, hermano-.

Advertisement