FANDOM


Cuando lo encontré en el parque, se veía bastante derrotado. Vestimenta desaliñada, ojos inyectados de sangre, nariz goteando. Las fiestas pueden ser duras para las personas. Me siento a su lado en la banca; el olor del consumo excesivo de alcohol invade mis fosas nasales.

—¿Cómo te va, amigo? —pregunto gentilmente.

—No muy bien —me responde—. Me despidieron de mi trabajo. ¿Puedes creerlo? Despedido tan cerca de Navidad. Mi novia solo me dijo que nos van a desahuciar si no encuentro algo nuevo, como si no lo supiera ya. Contacté a mis amigos, pero ninguno estuvo dispuesto a ayudarme porque ya les he pedido demasiados favores. Sabes, a veces creo que todos estarían mejor si no hubiera nacido.

Luce impresionado, como si no pudiese creer que se acaba de desahogar frente a un completo desconocido. Estoy familiarizado con este efecto que tengo en las personas.

—Anda, estoy seguro de que eso no es verdad. Mira, puede que no creas esto, pero soy un ángel enviado del Cielo para cuidar de personas como tú. ¿Por qué no te muestro cómo sería todo si no hubieses nacido?

Moquea.

—Está bien…

Saco una campana pequeña de mi bolsillo y la hago sonar. De súbito, nos encontramos frente a una mansión grandiosa.

—¿En dónde estamos?

—Te traje adonde tu novia.

Nos asomamos por la ventana para ver el interior impresionante con decoraciones onerosas. Su novia está sentada en la mesa del comedor junto a un hombre apuesto, sosteniendo manos. Ella se ríe por algo que él dice, y luego acaricia el cabello del niño sentado a su lado.

—Pero… ¡Está mejor sin mí! —exclama, horrorizado.

—La gracia de uno puede ser la desgracia de otro. Continuemos.

Toco mi campana y nos desplazamos a la casa de sus padres. Un joven muy parecido a él sale por la puerta.

—Ese es… ¿Mi hermano? Pero no es posible. Murió hace años.

—Si tuviera que adivinar —ofrezco—, diría que está vivo porque no estuviste presente para causar su accidente.

Observo su rostro con atención cuando sus padres salen de la casa, sonriendo y abrazando a su hermano de una manera en la que nunca lo abrazaron a él.

—Oh, Dios. Regrésame. ¡Por favor! ¡Ya no puedo soportar otro segundo aquí!

Toco la campana y estamos de vuelta en un mundo que él sabe que es peor por su existencia. Se va corriendo, y me pregunto cómo lo hará: pastillas, un arma, o quizá saltará de aquel mismo puente. Sé que no será capaz de vivir consigo mismo después de lo que le he mostrado; nadie nunca es capaz.

Nada fue real, claro. Pero él cree que lo fue, y eso es suficiente.

Me quito el sombrero para dejar que mis cuernos respiren, y sigo caminando, buscando a la siguiente pobre alma deprimida durante esta preciosa época navideña.


Subido por: HeroWithoutHeart
Kingdom-hearts-gif-20
<Kingdom Hearts>