FANDOM


Fabián despertó con un grito. Las sábanas se le pegaban al cuerpo; al pasarse la mano por la frente, comprobó que estaba empapado en sudor.

El cuarto permanecía oscuro. Estaba pensando que solo había sido una terrible pesadilla, pero al escuchar el clic de una lámpara colocada sobre una mesita, vio al monstruo de su pesadilla saludándolo con la mano.