FANDOM


Hola, solo me quedan unos minutos de vida, antes de ser atacado por esa maldita cosa sobrenatural. Voy a explicar todo lo que sé en esta carta:

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

15 de Octubre del 1995, 15:30 CEST

Era un día como otros, yo era un científico trabajando en otro experimento, un virus, capaz de insertar un videojuego, para que hicieran una cosa (no tengo permitido decirlo). El virus sería un videojuego de Sonic, pero con subtítulos y mensajes subliminales. El juego sería infantil, pero también divertido para adolescentes. Empezamos creando el virus, y metiendo los mensajes. En la aula estaban mi jefe, yo, su mano derecha, y unos 3 científicos.

— Empezamos con el experimento 783-B. — Dijo mi jefe.

Ah, por cierto, ¿quieren saber por qué una creación de un videojuego lo consideramos experimento? Es porque el videojuego es un ser vivo, no es un videojuego normal. No lo averigüé hasta el final.

— Procedemos a modificar el videojuego. Guardias, manténganse alerta.

¿Por qué tenían que estar alerta solo por un videojuego?

Un científico técnico estuvo añadiendo unos mensajes de prueba,  por unos segundos noté que el cartucho estuvo saltando, pero estaba atado a una pequeña mesa. Me puse nervioso.

— El sujeto se mueve, procedan a añadir los subtítulos.

Después de eso, el cartucho cambió de color a rojo y azul, e intentó salir de la mesa saltando más fuerte. Esto ya me preocupaba más.

— Añada texto a los mensajes, hablando de obedecer a la militancia.

Cuando eso pasó, el cartucho logró salir de la mesa, y, de alguna forma, sacó unas manos y piernas, y empezó a adoptar una forma parecida a Sonic, pero más cambiada. No tenía ojos, y le salía un brillo rojo cegador de la cuenca. Sus puntas sangraban, y tenía los dientes ammarilentos y sangrados. Nos sonrió, y nos dijo algo. Solo pudimos descifrar una parte:

—ግስሃሳ ልስ ድንፎ ዕንፍድ፣ ም ¡Matarte! ፍድድ ስድግፍድስፍ ግረስድ ¡¡Muerte por doquier!!

Los guardias intentaron abrir la puerta en vano. El... "monstruo" estuvo mirándonos por unos minutos hasta caerse. Nosotros, aterrorizados, nos fuimos de ese lugar, hasta que mi jefe me comunicó que debía salir de allí, o moriría.

16 de Octubre del 1995, 09:17 CEST

Yo estaba en el laboratorio, esperando órdenes. El sujeto 783-B seguía en el suelo. Unas horas después, mi jefe llegó con una espeluznante orden:

— Tenemos que liberarlo. ¡Libérale ahora!

Después de esa orden un guardia falleció por un ataque al corazón. Todos miraron asustados esa acción, ya que pensaron que fue acción de "Sonic". El mutante revivió al instante, y, con un solo golpe de puño, rompió el vidrio de la sala, atacando a cualquiera que estuviese ahí.

Una extrana niebla muy espesa empezó a invadir el cuarto. Cualquiera que lo tocaba, moría al instante, y el sujeto parecía "tomar" la fuerza, y energía de la víctima. Yo escapé junto con mi jefe, pero fue en vano. Ese bicho era más rápido que cualquier cosa en el mundo. Al cabo de unos minutos, mi jefe sería tragado por él. Yo escapé, y me encerré en un cuarto, viviendo mis últimos momentos. Cuando ese monstruo estuvo a punto de tragarme, el bicho desapareció a pocos centímetros de mí. Todo pareció volver a la normalidad. La neblina desapareció del todo. Pero aún tem. Bauticé al monstruo como Sonic.exe. Todo lo que había pasado se fue, o eso creía.

Sonic.exe

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Esta carta fue encontrada en el suelo de una habitación, junto a un muñeco de Sonic.exe, rodeado de malvaviscos blacos.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.