FANDOM


Angel atado

Todos hemos visto a ese ángel, ese supuesto "Ángel Guardián”... ¿Acaso es bueno? No lo sigas creyendo, él es el creador de tus peores pesadillas.

Ese ángel, mejor conocido como Eyeless Angel, siempre elige una víctima y no descansa hasta haber acabado con ella. Luce como una chica de 14 con una piel gris, tan áspera como el cemento, siempre carga una chaqueta azul, con una falda de color negro, el pelo mal cortado y negro, un poco más debajo de las rodillas. Si te fijas en su cara, tiene unas facciones muy finas, una sonrisa nerviosa, y la cara con algunos rasguños. No tiene ojos, tan solo unas cuencas vacías que botan sangre pura.

Su objetivo es volver loco a la víctima, llevándole a la locura o al suicidio; se te queda mirando, y sientes una presencia cada vez que lo hace. Cada vez que duermes se pone frente a ti, para que se te vuelva incómodo dormir. Cada vez que hay oscuridad susurra tus peores pesadillas al oído, y se te queda viendo para que te sea incómoda su presencia. Quiere que veas su imagen para que lo luego lo divulgues y que todos crean que te estás volviendo loco, para así cuando estés solo poder matarte apuñalándote el corazón, comérselo, sacarte los ojos y dejar tu sangre en las cuencas en donde antes estaban tus ojos.

El comienzo de Eyeless Angel:

Un día estaba una chica y su mejor amigo de 18 años. Ella se llamaba Angela, y su amigo, Gabriel. Llegaron a su casa después de un día agotador en el colegio, y como siempre ahí estaba su madre preparando el desayuno; su padre había fallecido cuando tenía 9, unos traficantes de órganos lo descuartizaron, arrancándole los ojos y poniendo una nota encima de su cuerpo diciendo “Gracias por las partes” dejando un sobre con dinero. En ese momento él estaba con ella al igual que su amigo Gabriel, quería defender a su papá pero su amigo la agarró del brazo escondiéndose detrás de unos arbustos, viendo como destrozaban el cuerpo de su padre y escuchando sus gritos de dolor y las risas paranoicas de los atacantes. Desde ese día Angela juró venganza, la policía ya sabían quiénes eran los susodichos de tal atroz escena. Al llegar a la cocina su madre los recibió con un gran y cálido abrazo.

–¿Cómo les fue hoy en el colegio?

–Bien… – decía Angela suspirando mientras se sentaba en la silla recostándose de la mesa -

–¿Cómo estás, querido? –dijo, refiriéndose a Gabriel.

–Bien, ¿y usted señora?

-Bien querido –refiriéndose a Angela – Vamos, no estés tan mal – Decía la madre – Sé que hoy se cumplen 5 Años desde que tu padre no está, pero sé que hoy la pasaremos bien, ya que hoy iremos a casa de tus tíos – Diciendo la madre de Angela para reanimarla un poco -

- Como digas – decía Angela sin muchos ánimos -

– Vamos amore mio – así se decían entre ellos – acompáñame a hacer las maletas y te distraes un rato – Decía Gabriel tratando de animarla -

– Claro amore mio

Él ya tenía su maleta hecha arriba desde hace días, se divirtieron un rato arriba haciendo la maleta y horas después bajaron para poder irse. Montaron las maletas en el carro y partieron rumbo, el viaje estuvo muy callado, y la atención se sentía, al llegar a casa de sus tíos se saludaron y toda la cosa y su tío había traído a unos amigos a la casa, Angela se quedo perpetua cuando tuvo que saludar a los “Amigos” que no hace mucho había conocido su tío, eran los mismos hombres que habían asesinado a su padre hace 4 años, ella solo alcanzó a decir un “hola” seco y salir corriendo a la habitación, cuando ya todos se habían ido a dormir ella fue corriendo a la cocina, buscando un cuchillo carnicero, para al fin cobrar su venganza, pero los hombres se le adelantaron, ya estaban planeando en asesinar a la pequeña, al llegar a la cocina los hombres se percataron de su presencia y corrieron rápido a taparle la boca con un trapo, la amarraron a la silla y dijeron “Tu eres la siguiente” desatándola de la cuerda y arrojándola al piso dejándole marcas, golpeándola tanto hasta dejarles golpes severos y causándole una hemorragia interna que causaría la muerte, volteándola todavía inconsciente le arrancaron los ojos, y se veía como la sangre salía de sus ojos, al terminar la dejaron en el piso, rompieron algunas ventanas y dañando un poco la cerradura para que pareciera que hubieran tratado de abrirla a la fuerza, uno de ellos se apuñaló para que la cosa se vea más realista, al escuchar los gritos y el ruido de los vidrios partiéndose todos salieron corriendo y horrorizándose al ver tal escena, buscando los supuestos asesinos de Angela, los años pasaron y cerraron el caso.

Cuando los asesinos estaban celebrando todos sus éxitos una pequeña chica apareció en una esquina oscura de la habitación ellos aterrorizados preguntaron “¿Quién está ahí?” con un poco de nervios, la chica dio la vuelta con la cabeza abajo, mostrando su largo cabello y una sonrisa sádica y nerviosa, se acercó a ellos mientras los dos hombres retrocedían aterrorizados, ella levantó la cabeza y dejo ver su cara con las cuencas vacías en los ojos, que botaban sangre pura, los hombres aterrorizados trataron de correr, pero Angela apuñaló a uno por la espalda, dándole la vuelta y abriendo su pecho con el cuchillo haciendo paso hasta su corazón, mientras lo masticaba, mira hacia arriba, veía al otro hombre paralizado y acorralado en una esquina del cuarto, tan solo salieron unas palabras de su boca, dijo “No te preocupes, Yo te cuidare” apuñalándolo en el corazón, arrancándole los ojos y dejando su firma atrás en la espalda de los dos hombres que decía “Yo los cuidare”

Cuando sientas alguna presencia de que alguien te está vigilado, o alguien está tratando de volverte loco y no sepas quien, solo recuerda, ella te cuidara.