FANDOM


¿Te gustan las leyendas americanas nativas? ¿Has oído hablar de Goatman? ¿No? Entonces, por favor, permíteme introducirte en una muy antigua y siniestra.

Conocí la leyenda de Goatman cuando hubo un corte de energía en nuestra reserva. Dispusimos una fogata y en torno a esta se hilaron historias de terror. Fue así como supe que Goatman es un ser proteico, siendo la forma humana la que le resulta más grata y que lo que la hace muy peligroso es guardar algún recuerdo de un encuentro con él, pues es muy celoso con los extraños. Ay de ti si te topas con un hueso de algún espécimen muerto hace tiempo, o si capturas una fotografía de su apariencia. Porque él vendrá a por lo que le pertenece y no descansará hasta obtenerlo.

Es famoso el incidente en que un grupo de cuatro hombres se encontró frente a frente con Goatman, una noche como la que nos amparaba en nuestra hora de pesadillas de horror y relatos sombríos. Uno de estos contó junto al fuego, en medio del desierto, la leyenda de Goatman. Mientras oían los otros, una figura se destacó entre las sombras, avanzando a través de las arenas oscuras. Se sentó cerca del grupo y permaneció en silencio. Pero a medida que la leyenda brotaba como un eco de los labios del hombre y se perdía en los oídos y el aire, el extraño fue acercándose más y más. El grupo intercambió risas nerviosas, se levantó, apagó el fuego y prácticamente corrió al pueblo.

Sintieron terror los cuatro hombres cuando se encontraron el extraño en el camino embarrado del pueblo. Se subieron el camión de uno de ellos y arrancaron el motor. Aunque aceleraron a más no poder, Goatman mantenía la misma velocidad. Lamentablemente, cuando el camión cedió ante una curva muy accidentada, se volcó...

Nunca los encontraron.

"¿Qué pasó con ellos?", pregunté.

Pero el narrador no continuó.

Ten cuidado con el Goatman, no puedo decir más que eso. Puede cambiar de forma, ¿no te lo dije? Ese hombre que te pide cambio o la hora podría ser uno. O tu jefe, tu maestro, incluso unos de tus amigos. Tengo miedo... Una sombra se yergue en la distancia y se aproxima silenciosamente.

Goatman