FANDOM


Jonathan King fue un escritor. Eso no era todo, era un escritor de terror.

Pero su por algo era famoso era por una de sus creaciones. Por un personaje que él había creado: Hans el Arlequín.

¿Cómo era Hans el Arlequín? Pues, pertenecía a su cuento de horror más famoso: La Matanza del Arlequín, el cual narraba como, durante la Edad Media, un arlequín de la corte de un rey se hartó de todas las burlas que tenía que soportar, volviéndose loco de remate y, de una forma perturbadora que Jonathan narro tan bien en su cuento que realmente daba terror, mata a todas las personas en el castillo durante una noche.

Sin embargo… todo el cariño que Jonathan sentía por su personaje de Hans se desvaneció…

Jonathan se levantó una mañana, como todos los días, su esposa le dio de desayunar, y leyó el periódico.

``EXTRAÑO ASESINATO OCURRIDO EN CALLEJON. DEJAN FOTO DE ARLEQUIN``

Inmediatamente pensó en Hans, aunque eso se atribuiría más a que Hans también era un arlequín. Leer los detalles de la noticia fue lo que le atemorizo un poco.

``El cadáver presentaba señas de haber sido parcialmente devorado en algunas partes del cuerpo. Además de eso, se dejó una extraña foto de un arlequín, en la que decía que era Hans el Arlequín, y que eso era el comienzo de una serie de asesinatos. ``

Jonathan se estremeció, no solamente porque en su cuento, Hans cometía su primer asesinato de esa manera, sino porque el asesino era igualmente, un arlequín.

Jonathan lo dejo de lado por el resto del día.

Sin embargo, durante la noche, tuvo una extraña pesadilla…

Él se encontraba en un extraño callejón oscuro, sin razón aparente, al parecer el callejón no tenía fin, pues el sentía que llevaba varios minutos caminando. De repente, una extraña risa macabra lo estremeció, Jonathan se dio la vuelta sobresaltada, para encontrarse con una cara sonriente, que lo miraba con unos hipnóticos y fríos ojos que fijamente lo miraban.

-¡Hola, hola! ¡Mi nombre es Hans!- exclamo el arlequín.

Acto seguido, sin dejar que Jonathan dijese palabra alguna, un afilado cuchillo atravesó a Jonathan, que se desplomo del dolor, en sus últimos segundos de vida, Hans el arlequín se acercaba lentamente a él, lo último que oía Jonathan era su desquiciada risa… Y en ese momento despertó.

Agitado, su mujer trato de tranquilizarle.

-Jonathan, Jonathan… ¿Qué te pasa?-

-Dios mío… creo que la noticia de la mañana me ha afectado un poco… solo ha sido una pesadilla, gracias a Dios.-

Tras eso, Jonathan pudo volver a dormir.

Sin embargo, a la mañana siguiente, esta vez… la noticia fue en la televisión, Jonathan se encontraba desayunando en cuanto la noticia se transmitió.

-Nuevamente, ha ocurrido otro asesinato -exclamaba el reportero- presenta las mismas condiciones de ayer, y se ha dejado otra foto de un individuo vestido como un arlequín. La única variación, es que la foto contenía un extraño mensaje, el cual por ahora la policía nos ha obligado a no revelar. ``

Desesperado y enojado, Jonathan apago la televisión. Nunca pensó que su historia influenciaría de esta manera, de llevar a alguien a cometer asesinatos vestidos de uno de sus personajes, se encerró en su sótano, a escribir por horas todo lo que pensaba al respecto.

En la tarde, llamaron a su puerta. Su mujer salió a abrir, Jonathan no escucho nada, hasta que su esposa fue a hablarle.

-Cariño… te busca la… policía.-

Jonathan se levantó sin decir palabra alguna.

-¿Señor Jonathan King?- dijo uno de los oficiales.

-Soy yo.-

-Debe venir con nosotros a la estación, debemos interrogarle-

-¿Es por… lo del Arlequín?

-Así es.-

Sin oponer resistencia, Jonathan se fue con los oficiales, una vez en la estación, comenzaron el interrogatorio.

-Déjenos presentarnos, señor King. Mi nombre es Roy Martins. Y mi compañero es el oficial Maes Stevens. Como usted debe saber, desde ayer comenzó una serie de brutales asesinatos, cometidos por un individuo que ha sido apodado ``Hans el Arlequín``, tal como el personaje de su cuento.-

A Jonathan le elogiaba que lo reconocieran por su cuento La Matanza de el Arlequín, pues fue el primer cuento que escribió.

-Pues bien- exclamo Maes- en el asesinato que se descubrió hoy, la foto de arlequín tenia escrito este mensaje:

``Saludos, me parece que me hecho notar últimamente… Déjenme presentarme, quiero ser conocido como Hans el Arlequín, soy realmente un fanático del escritor Jonathan King, de hecho, quien haya leído su maravillosa obra sobre la Edad Media y un arlequín, sabrá en quien me he inspirado. Este es un grato agradecimiento al señor King, le doy las gracias por darme inspiración, ¡Créame que todo esto es por usted!``

Jonathan se sentía furioso consigo mismo, pues su obra maestra había inspirado algo terrible.

-Pues bien, después de que le leí la nota, ¿Qué piensa al respecto? Los familiares de las personas asesinadas están pensando seriamente en demandarle, pues ha inspirado dos casos de asesinato, su historia es sumamente perturbadora, y al parecer, no me sorprendería que su verdadera intención haya sido manipular gente para…-

Jonathan se levantó, y exclamo furioso:
-¿¡COMO DEMONIOS PIENSAN ESO, GRANDISIMOS IDIOTAS!? Yo escribí eso porque amo la lectura y la escritura, y siempre he tenido una gran fobia a los payasos, y en general a toda persona que tenga la cara pintada. Escribí La Matanza de el Arlequín para desahogar ese miedo infantil, cosa que me había servido, ¡hasta hoy! El miedo infantil que me atormentaba ha vuelto, y créame… señor oficial, hare lo que sea con tal de detener a ese sujeto.-

Los oficiales se quedaron atónitos, dejando ir a Jonathan sin más.

Jonathan no se dirigió a su casa tras salir de ahí… Por horas, estuvo vagando por las calles, buscando al arlequín.

Entre sus memorias ocultas de la infancia (las cuales eran muchas, cuando tenía 14 años, sufrió una aparatosa caída de un árbol que le hizo perder varios recuerdos) recordó que, al tener 6 años, fue con sus padres a un circo, donde actuaria un tipo conocido como Hans el Ventrílocuo, que tenía como títere un .muñeco de arlequín, Jonathan se sentía aterrado durante el show, pues el muñeco tenía la cara pintada completamente de blanco, ojos extrañamente rojos y la boca llena de colmillos, demasiado tétrico para un show infantil. Además, el recordó que el ventrílocuo adoptaba una voz escabrosa, cosa que le atemorizo.

¡Ahora lo comprendía! Comprendía por qué tenía miedo a los payasos, por qué creo a su personaje Arlequín, ¡lo comprendió todo!

Perdido entre sus recuerdos, Jonathan llego a un callejón (extrañamente similar al de su pesadilla) para encontrarse ahí con el psicópata que se hacía pasar por Hans el Arlequín.

-Bastardo… así que aquí estabas- dijo Jonathan, tranquilamente.

El tipo se acercó al tranquilamente, enfundado en el clásico traje de arlequín (un traje de franjas coloridas, el típico gorro con cuernos en la cabeza y la cara pintada de forma tétrica).

-¡Señor King! Un placer conocerlo. Necesitaba decirle que soy su más grande admirador y…

-Cállate y dime porque estás haciendo esto. Porque con mi personaje.-

-Simplemente quería llamar su atención, Jonathan. Sabía que a usted no le interesaría de ninguna manera un asesino en serie siempre y cuando no le afectase a usted. Pensé que, caracterizado como uno de sus personajes, ¡llamaría su atención! Cosa que al final he conseguido- ``Hans ‘él Arlequín mantenía una anormal sonrisa, llena de colmillos, y fijamente miraba a Jonathan con sus hipnóticos ojos rojos.

Acto seguido, el loco saco una navaja. Jonathan, desesperado, grito. Sin embargo, el tipo le ignoro y salto la barda con una increíble facilidad.

-¡Nos veremos luego, señor King! ¡Le aguarda una sorpresa en casa!-

Antes de largarse, el arlequín le lanzo una caja musical, que repetía, con una melodía increíblemente macabra, la canción Pop Goes the Weasel.

Jonathan se atemorizo, y se fue a su casa.

Al llegar, encontró el espectáculo horrendo.

Lo primero que escucho fue nuevamente Pop Goes the Weasel a todo volumen desde su casa, cosa que lo alarmo. Corrió para encontrar el primer horror.

Encontró a su esposa muerta, tal y como Hans acostumbraba matar a sus víctimas, sin embargo, esta vez… Jonathan no lo tolero más, al grado de que, lo último que hizo antes de perder la cordura, fue destruir su libro Relatos para medianoche, primer libro que publico y cuya historia principal era La Matanza del Arlequín, y juro no querer volver a recordar ese trauma.

El segundo horror que encontró, fue su sótano manchado de sangre, con un mensaje aterrador grabado.

Gracias por todo, señor King. Espero que le guste mi sorpresa. ¡Su cuento realmente inspira!

Jonathan se desplomo ahí, perdiendo la cordura definitivamente.

Unas horas después, la policía volvió a su hogar. Lo que encontraron, fue

Perturbador.

Jonathan estaba desnudo y ensangrentado al lado del cadáver de su mujer. En una mano mantenía un cuchillo con el que se había auto provocado heridas, gritaba una y otra vez la frase Fue el.

La policía le declaró culpable de matar a su esposa, y fue llevado a un manicomio, donde Jonathan paso el resto de su vida, despertando todas las noches, pidiendo ayuda por un sueño, en el que un arlequín le mataba.

Años después, una nueva persona llego al manicomio, persona que Jonathan reconoció por sus ojos extrañísimos.

Escuchando la radio, Jonathan se enteró: Hans el Arlequín había sido capturado y condenado a pasar el resto de su vida en el mismo manicomio que Jonathan.

Jonathan, por más que suplicaba que no le acercasen a él, fue encerrado en el mismo cuarto que él. Jonathan no pudo dormir en un largo rato, y cuando pudo, un peso sobre él lo despertó.

-Buenas noches, señor King, cuanto tiempo.-

-¡Aléjate de mí! ¡Vete! ¿Quién rayos eres?-

-¡Quién soy? Soy lo que todos ocultamos: soy el demonio de los traumas y de los recuerdos malos, esos que todos ocultamos. Soy solo una representación más de tu miedo infantil, que no has superado. Eso soy…-

Jonathan King murió. Hans fue condenado a pena de muerte al día siguiente.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.