FANDOM


Nueva creepy
Hola mi nombre es Jessica y les contare mi historia muchos se preguntaran ¿Quién rayos es esta? Se lo responderé Soy un espíritu que poseí este cuerpo para contar a ustedes lo que me sucedió a mi…

Hace aproximadamente tres años atrás mi madre y yo nos mudamos a un vecindario muy tranquilo la causa de la mudanza  fue el trabajo de mi madre, pero no importaría a donde fuéramos yo iría a cualquier sitio por ella hasta daría mi propia vida para que ella este bien ya que es mi único familiar.

Aunque la mudanza no me agradaba mucho porque eso quería decir que tendría que ir a un nuevo colegio, nuevos amigos y yo no era muy sociable. Los primeros dos días se me acercaron varios chicos ya que yo solía hablar más con varones fue entonces cuando las chicas comenzaron a verme con odio y yo hasta hoy voy a seguir preguntándome ¿Por qué?... Los días pasaban y esas miradas se transformaron en golpes  e insultos cada día la cosa empeoraban. Pero al  llegar a casa trataba de parecer que todo estaba bien para no preocupar a mi madre, pero mi madre siempre preguntaba

-Qué tienes hay? ¿Quién te hizo eso hija? – yo siempre le respondía

-No es nada madre es que solo me caí  

No quería preocuparla y no quería que ella salga herida. Cuando llegaba a mi cuarto era cuando rompía en llantos y nada ni nadie me podía hacer parar de llorar ni mi amigo imaginario Peter que ha estado hay desde que tengo memoria. Peter era negro y sus ojos era de color carmesí siempre me hacia reír cuando estaba triste, pero ese día se transformó en algo desagradable ya no era ese lindo y tierno conejito era algo espantoso. El trataba de convencerme a toda costa que me vengara de esas malditas, pero yo lo ignore mientras más lo ignoraba más se enfadaba ya no sabía qué hacer.  Al día siguiente fui al colegio como de costumbre  ya sabía lo que me esperaba, pero me  sorprendió al ver que no recibía ningún golpe, ellas me digiero “ Jessica te estábamos buscando, para decirte que te tenemos una sorpresa que te va a encantar cuando llegues a tu casa la vas a ver” yo me alegre pensé que por fin podríamos ser amigas y ahí fue cuando el apareció Peter estaba ahí y me  dijo

-Acabalas ahora así te ahorraras el sufrimiento más  adelante – lo dijo como si supiera lo que pasaría

-Déjame en paz no es asunto tuyo-cuando termine de  decir eso el desapareció.



Cuando llegue a casa me sorprendí al ver que mi madre no se encontraba, comencé a llamarla por el móvil y no contestaba, la busque por todos lados y cuando estaba  a punto de llamar a la policía apareció el Peter me miro y su mirada decía que lo siguiera yo inconscientemente comencé a  hacerlo cuando me  di cuenta estábamos en el patio trasero y ahí fue  cuando vi a mi madre estaba muerta. Colgaba de un árbol alguien la había asesinado yo no podía parar de llorar…¿Quién haría lo haría? Peter me dijo

-Acuérdate bien de quien tenía un obsequio para ti

-No puede ser, no, no, no, no 

-vamos Jessica es hora  de tomar venganza por tu madre que paguen por todo lo que te hicieron sufrir yo te  ayudare en todo solo confía  en mí.

No necesito decir mucho Peter para convérseme. Al día siguiente Fui al colegio como siempre las malditas se  sorprendieron al verme y yo actué como si nada hubiese pasado dos de ella habían faltado ese día pero no me importo. Ese mismo día  unas horas después le pedí al profesor salir del aula y me dejo entonces aproveche y saque de mi mochila la gasolina y comencé a derramarla sin que se  dieran cuenta, prendí un serillo y comencé a caminar como si no  hubiera pasado recuerdo los  gritos y también ver al profesor saltar por la ventana, los bomberos no lograron salvar muchas vidas jajaja  se lo merecían, aunque algunos no pero qué más da. Lugo de ver ese excelente espectáculo decide ir tras de esas dos que me faltaban le mande un mensaje como si fuera el chico que le gustaba citándolas para hacerme una  broma  a mí y ellas sin dudarlo aceptaron. Cuando llegaron a mi casa les mande otro mensaje diciéndole que entrase. Entonces  fue ahí cuando ataque una  de ellas la apuñale tanto que no dejaba de sangrar la otra había quedado en shock y no se podía mover eso era perfecto para mí se me  hizo muy fácil matarla. Las colgué en mi árbol como lo habían hecho ellas con mi madre. Fue entonces cuando Peter me felicito y me dijo que era hora que me fuera a encontrar con mi madre...

Fue entonces cuando subí a mi habitación y me encerré en el baño y corte profundamente mi muñecas  fue un acto de cobardía, pero creo que ahora me podre reunir con mi madre.

Ah por cierto si alguna vez se les aparece un conejo negro con ojos color carmesí salúdenlo de  mi parte y un pequeños consejo no confíen en el aunque pasen por peores cosas que yo no confíen en Peter...

ahora seguiré buscando a mi madre así podre estar por  siempre con ella.... Adiós