Wiki Creepypasta
Advertisement

El cielo se tornaba de fuego,
parecía el infierno.
Yacía en el suelo inmóvil, la niña me tomó de la mano
y me dijo que corriera.

Se acercaban, sentía el horror al oír el estruendo de los cañones
cada vez más cerca.
Lo intenté, pero no pude moverme,
grité y grité;

entre la algarabía y el poderoso resonar de las armas,
mis gritos se desvanecieron
al igual que mis anhelos y esperanzas.

No resistí más.
Cerré los ojos
pensando en que nunca los volvería a abrir
y así hubiera sido mejor.

Cuando desperté, presencié un frenesí de muerte y sangre.
Moví mi cabeza hacia la izquierda,
la niña yacía tirada en el suelo
rodeada de sangre,
con su brazo y parte del pecho quemados;
en su mano traía un crucifijo
y en su sucia carita brillaban lágrimas de dolor.

Lloré y volví cabeza hacia el cielo
que vestía su manto fúnebre,
siempre tan misterioso y hermoso;
de pronto, las radiantes estrellas perdían su brillo.
Me pregunto de nuevo si moriré,
pues quiero morir y liberar mi alma para siempre
de este obscuro yugo que parece eterno.

No quiero vivir,
ya no quiero vivir otro día en el holocausto...

Advertisement