FANDOM


Antes de leer este capítulo te recomiendo leer los 3 anteriores para entender mejor la trama (Links al final del capítulo)

Hombre de negocios 4

Hoy, relataremos una situación muy diferente a las anteriores.

Este es Arnold un chico de 30 años el cual está lleno de odio e ira debido a que el padre de el en unas vacaciones en Japón fue asesinado por japoneses por no ser del país.

Al enterarse del hombre de negocios empezó a buscar por las redes, pero no hallaba el contacto oficial, solo cuentas falsas.

Días tratando de conseguirlo pero no hubo ni el mínimo resultado.

Un día normal sonó su teléfono en forma de notificación, llego un mensaje de un número oculto, decía:

-Hola Arnold!

El solo respondió

*¿Quién es?

-¿Has estado buscando al Hombre de negocios eh?

*Si… ¿Eres tú?

-Para tu suerte, si! Dime que deseas?

*Pues, deseo unos 100 japoneses, mucho carbón activo y varias armas, solo que tanta gente no cabría en mi casa, y vivo en residencias, no podría utilizar armas

-Puedo ubicarte un campo de tiro abandonado en el desierto de Brigthon

*Pues bueno, ¿Pero eso estaría muy caro no?

-Tranquilo arreglaremos eso después que hayas disfrutado de nuestro servicio

*Vale gracias, mañana temprano me dirigiré hacia allá

-Ok, Hasta luego:D

Al día siguiente después de servir el desayuno a su inválida madre, cogió su motoneta y partió hacia la ubicación.

En 2 horas llego hacia el lugar y vio que había una especie de corral con rejas altas, y varios huecos para disparar, dentro de este estaba lleno de carbón activo el suelo.

Al fondo observaba una pequeña casa como de jardín que tenía una conexión con una palanca que tenía a mano, el solo jalo y vio cómo se abrió la compuerta y todos los japoneses salieron corriendo, pero gracias a las rejas no podían escapar, ellos saltaban por el dolor que les causaba las quemaduras del carbón.

Arnold solo cogió un rifle automático y empezó con la función.

Rápidamente disparo a 17 japoneses a la cabeza, viendo como caían sus cadáveres al suelo.

Viendo que esto era muy básico abrió una puerta y pasó las armas hacia el corral.

Con una pistola de ráfagas dispara a estos en las rodillas para que perdieran la movilidad, cuando estos caían y se dolían en el piso, este con unas botas de punta de hierro que cargaba les pateaba la cabeza, hasta sentir que esta estaba desprendida del cuello.

Hizo esto con unos 30, ya que le emocionaba escuchar los gemidos de dolor de las víctimas.

Con los demás empezó lo sádico.

Con la culata de un rifle de caza rompía los dientes de unos, mientras sangraban por la boca y lloraban de dolor, Arnold con su propio puño destrozaba el tabique de estos, cuando ya estaban a punto de morir, hacía que de grupos de 5 se abrazaran y en medio de todos colocaba una granada y al activarla se alejaba.

Le excitaba completamente ver como pedazos de japoneses volaban en el aire.

Ya quedando solo 20 hizo lo más simple de todo esto, llenarles el cuerpo de balas.

Se marchó dejando todos los cuerpos regados.

Al estar completamente cansado y llegar a su casa fue a su habitación y se tumbó.

Escucho la campana que su madre tocaba para que la fuera a atender.

Al bajar a la sala de estar, solo vio…

Su madre estaba llena de aberturas de bala por cada centímetro de su cuerpo, con las uñas de los pies arrancadas como con una pinza, con los ojos completamente en blanco, y en su frente estaba marcado con una navaja

Hombre de negocios

Daam2106

Cap1: Hombre de negocios 1

Cap2: Hombre de negocios 2

Cap3: Hombre de negocios 3