FANDOM


Acababa de mudarme a una pequeña granja en el lado oeste de Georgia. Era un pequeño lugar agradable que se asentaba al lado de una triste ciudad pequeña. Recuerdo el día. El día que encontré la guitarra más hermosa que he visto.

-Esta bien, Mark, ese es el último de ellos-, dijo un hombre conmovedor y regordete que mi madre había contratado para ayudarme a mudarme.

-¡Gracias, Jimmy! -Le di un billete de cinco dólares mientras salía por la puerta, dando pasos en el porche chirriando detrás de él.

-Oh, por cierto -dijo Jimmy-, encontré una enorme caja en el sótano, no sabía si querías que lo mencionara o no.

-Eso está bien, la veré -dije-. Salió por la puerta y entró en su camión de la mudanza, que apenas encajaba. Me gustaba el viejo Jimmy.

Cuando se fue, inspeccioné el sótano.

Jennifer
Había una caja grande. Era casi tan alta como yo, así que alrededor de 1'65. Saqué mi navaja y... Dios, amé esa cosa... Corté la caja. Miré dentro de ella. Olía a humedad y estaba lleno de mohosa ropa. Descubrí un paño y me maravillé de lo que vi abajo de éste. Era una elegante guitarra acústica, de medianoche negra. La fecha de lectura indicaba que era de 1923.

Estaba familiarizada con las guitarras, en su mayoría eléctricas, pero sabía prácticamente tocar cualquier instrumento que tú querrás saber tocar. Sin embargo, éste me dejó perpleja.

Era hermosa, y parecía que acababa de salir de la fábrica. No tenía el nombre de su marca y no podía distinguirla por su estilo. La cogí con cuidado, debido a su antigüedad. Para mi sorpresa era increíblemente suave y no mostró ninguna señal de deterioro.

Toqué una sola nota en la cuerda E. Sonaba mejor que el coro celestial de mismísimo Dios. La llevé a mi habitación, la apoyé contra la pared y me acosté.

Tuve un sueño con aquella guitarra esa noche. Estaba en llamas y una figura roja indistinta estaba tocándola. Reconocí la música. Era los Delta Blues.

Cuando desperté, inmediatamente fui a recoger la guitarra. Noté un pequeño grabado en la parte posterior de una de las clavijas de afinación. Jennifer. Curiosamente intenté girar una de las clavijas. Ésta giró, pero el sonido no cambió. Me imaginé que estaba rota. Pero seguí tocando la guitarra.

Era hermoso y asombroso. No había otra manera de describirlo. Finalmente tuve que ir a trabajar, así que bajé de mi culo perezoso y caminé a mi viejo Junker, era un coche de McDonald's. No te equivoques de idea, sólo es un trabajo de verano.

Trabajé igual que de costumbre; me fui a casa, toqué la guitarra, me duché y toqué la guitarra un poco más. En cualquier segundo que había tocado la belleza elegante de un instrumento. Los siguientes días siguieron de la misma manera, pero alrededor del quinto día de vivir en la nueva casa las cosas se estaban poniendo extrañas. Comencé a tener grandes deseos de tocar la guitarra. Me impedía dormir y cuando dormía soñaba con ella.

Más tarde empecé a... "Tocar dormido", supongo que así lo llamarás. Me despertaba a las tres, con la guitarra en la mano. No podía soportarlo más. Intenté quemarla. Pero no funcionó. Esto fue cuando comencé a sentirme realmente asustada.

Intenté darle la guitarra a una médium, pero ella gritó al verla y me obligó a que saliera de su edificio con esa sucia bestia. Este es mi último recurso. Escribiendo esto para todos vosotros. Sé que no me pueden ayudar, pero estoy profundamente asustada. No pido piedad, sólo pido la destrucción de Jennifer.


Traducción hecha por: HeroWithoutHeart
Kingdom-hearts-gif-20
<Kingdom Hearts>
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.