FANDOM


Todo se rompió. Todo.

Y estoy muy feliz.

Ellos por fin salieron de mi vida

Yo soy Jhon Saquera

Tengo 18 años

Y acabo de matar a mi familia.

Lo último que recuerdo de ellos, es como hablaban de mí, como hablaban de las cosas que hacia mal, de las cosas de no sabía hacer. Como se decían entre si indirectamente que yo era un desperdicio. Lo decían como si yo no supiera nada, a veces casi no era lo que decían si no como lo decían.

El primero fue mi hermano mayor, él siempre hablaba mal de mí, como si él fuera un santo que no hacía nada malo. Pero me canse, tome un cuchillo de la cocina, mi favorito, el más grande de todos. Fui hasta su cuarto en donde él estaba durmiendo, parecía una presa demasiado fácil, no estaba seguro… pero mientras más rápido mejor.

Lo tome de la cara tapándole los ojos y lo gire hacia mí, él primero forcejeo pero le corte la garganta para que así no pudiera gritar o siquiera hablar o suplicar, él puso sus manos en su cuello para intentar detener el sangrado en vano, quite mis manos de su rostro y él me miro. Supongo que no imaginaba que el culpable de su sufrimiento era yo… fue increíble, el miedo en su rostro cuando levante el cuchillo sobre él, yo tenía el control por completo. Lo apuñale 6 veces en el estómago, él se retorcía de sufrimiento, ese ya no era mi hermano, era solo un simple cuerpo destruido, su estómago parecía un pequeño charco de sangre. Lo apuñale en el corazón, para que antes de morir viera como me sentía yo cada vez que el abría la boca, por todos esos momentos en los que me hacía sentir en confianza pero era una simple mentira para hacerlo ver mejor a él….

Aunque eso ya se acabó….

Ahora era el turno de mis “padres", o esas personas que me tuvieron solo porque sentían que abortarme estaba mal, solo para arrepentirse el en futuro. Ellos no estaban en casa en ese momento. Llegarían al menos en una hora. Aproveche el tiempo para limpiarme la sangre, me cambie de ropa y limpie el cuchillo. Cerré la habitación de mi hermano con llave, él siempre la cerraba con llave cuando se estaba vistiendo después de bañarse así que use eso como excusa.

Justo como predije, ellos llegaron casi una hora después del “suceso”. Y yo tenía un plan.

Ellos llegaron muy felices de lo que parecía haber sido una fiesta divertida. “no saben lo que les viene” pensé. Mi padre se fue directo a su habitación y mi madre se quedó conmigo en la cocina “¿Dónde está tu hermano?” me pregunto como yo había predicho, le dije que se estaba vistiendo por que se había bañado, pero ya había pasado casi una hora, el cuerpo estaba empezando a descomponerse, tenía que poner el plan en marcha.

Mi madre estaba dándome la espalda mientras me contaba sobre la fabulosa fiesta a la que acaba de ir, pero sus palabras no eran más que estorbo. Tape su boca con fuerza, corte su garganta y enseguida cayó al piso de rodillas, desangrándose y sin poder decir una palabra, levantó su mirada llena de lágrimas mientras me veía, “supongo que ahora te arrepientes de haberme tratado como lo hiciste” pensé en voz alta. Mi padre podía salir de la habitación en cualquier momento, así que tome a la mujer que siempre tenía algo negativo que decir sobre mí de los cabellos, la mire a los ojos, me suplicaban piedad y misericordia, ¿cuantas veces he mirado yo a esos ojos pidiendo lo mismo?, atravesé su quijada con el cuchillo, por fin le cerré la boca. Deje mi cuchillo dentro de ella para que su boca permaneciera cerrada para siempre.

Ahora era turno del poco hombre que se hacía llamar mi padre, tengo algo especial para él.

Tome su bate de béisbol que había sacado antes de la cochera, fui a su habitación, en donde él para mi suerte me estaba dando la espalda mientras estaba hablando por teléfono. Lo golpee fuerte en la cabeza del lado en donde tenía el celular, partiéndolo en su cara y pedazos de celular volaron por doquier. Cayo al piso inconsciente, lo golpee una y otra y otra y otra y otra vez, ¿saben qué? Lo hice tantas veces que ya ni siquiera recuerdo cuantas veces fueron, pero si recuerdo lo que pensé en ese momento, “¡¿Te parezco lo suficientemente hombre ahora, lo suficientemente fuerte?!”…

Nunca me sentí aceptado en mi familia, siempre era criticado por ellos, siempre decían mentiras de mí que eran aceptadas y usadas para lastimarme, pero ¿saben que hice, en vez de sentir mal de mí mismo, de pensar que yo soy el que está mal y la única forma era que yo desapareciera…? Los desaparecí a ellos, porque seres que solo hacen sentir mal a una persona inocente sin razón alguna hasta el punto de que esta persona perdiera la cordura, no merecen existir en este mundo… ¿No piensan lo mismo?

JhonSaquera

Jhon Saquera