FANDOM


Silvia, una Joven de 16 años, que sufrió un accidente automovilístico, dejándola mal herida, pero a su hermano mayor Zac lo mato en ese mismo instante, ella no pudo estar presente en el funeral de su hermano, y después de eso, ella ya no volvió a ser la misma chica adorable e inteligente que todos conocían. Ahora era fría, solitaria y constantemente deprimida, en algunas ocasiones a ella le atraía el arte del dibujo; al dibujar le hacía pensar en su hermano, ya que a él le apasionaba dibujar cualquier fondo, panorama o paisaje relacionado con la naturaleza.

De vez en cuando Silvia dibujaba árboles en memoria de su hermano, pero a estos árboles los dibujaba con peculiaridades, o los hacía con caras, rasguños, marcas (sangre) o simplemente los torcía.

En una tarde Silvia se encontraba en un rincón del patio de su escuela de preparatoria, y se le acercó un grupito de 5 personitas, 3 hombres y 2 mujeres, una chica que parecía ser la líder del grupo le grito a Silvia.

- “Que haces aquí, fenómeno, este es nuestro sitio”

Silvia solo se quedó con la mirada al suelo y de su mochila que llevaba saco su cuaderno de dibujos y simplemente comenzó a dibujar sin que le importara que le estuvieran hablando.

- “¿Acaso no me oyes sorda o que?”

La brabucona le dio una cachetada a Silvia para poder llamar su atención, pero Silvia tampoco hizo caso, aunque la cachetada estuviera bien marcada que parecía que si le había dolido.

La brabucona miro a Silvia con cara de odio y le arrebato el cuaderno en el que estaba dibujando.

- “que clase de rarezas estás haciendo fenómeno”

Silvia sintió un cosquilleo pasar por su cuerpo, sintió como una sensación de venganza y odio hacia aquel que se meta con sus dibujos y simplemente se levantó de su lugar, miro a los ojos a la brabucona y dijo algo susurrando, la brabucona no le entendió nada y le grito.

- “Fenómeno deja de estar molestando, o te daré una paliza que te hará aprender a escuchar”

Silvia se abalanzo asía la brabucona encimándose en ella y seguido le golpeo en la cara hasta sacarle sangre por la nariz, y le arrebato el cuaderno, pero uno del grupito lo agarro de la mano de Silvia y salió corriendo riéndose y los demás lo siguieron, Silvia se levantó desesperada y corrió lo más rápido que pudo para poder alcanzar a ese niño que tomo su cuaderno y recuperarlo, pero Silvia sintió otra vez el mismo sentimiento de hace rato, pero esta vez era un poco más fuerte que la hizo correr más rápido, los otros niños que estaban siguiendo al que tenía el cuaderno intentaban tirar o empujar a Silvia, pero ella rápidamente los esquivaba, ella salto en sima del que tenía el cuaderno, y para poder quitárselo le rompió la mano para que lo soltara porque lo estaba agarrando muy fuertemente, pero al hacer esta acción, si rompió la mano del niño, pero también rompió el cuaderno por accidente.

Silvia al notar eso, dejo ir a los demás niños, y ella se quedó arrodillada llorando por su cuaderno, que era su único recuerdo con el que podía convivir con su hermano.

Los profesores se la llevaron a la dirección y llamaron a sus padres para que vinieran por ella, pero ninguno contesto el teléfono, hasta que por fin contesto la madre con desesperación.

- Que es lo que quieren?

- Queremos que venga a por su hija Silvia a la escuela ya que ella estuvo involucrada en una pelea

La madre sin dudar fue directo a la escuela.

Recogió a Silvia y pidió disculpas por lo que hizo; ya en el auto Silvia solo podía ver a la ventana y su madre ya estaba preocupada por su estado mental de ella, ya que la muerte de su hermano si debió de afectarle bastante.

Al llegar a casa El padre esperaba a su queridísima familia, pero la madre le paso de largo ignorándolo y agarrando a su hija del brazo, el padre enfadado al notar eso agarro el otro bazo de Silvia jalándolo, y gritándole a su esposa.

- ¿Porque me odias, porque me ignoras, que no vez que yo hago lo posible por tu bien y el bien de esta mocosa?

Silvia sintió el mismo cosquilleo atravesando su cuerpo, pero esta vez le hizo que le doliera el cuerpo demasiado, hasta hacerla llorar.

La madre no hizo nada más que jalar a Silvia más fuerte y se la llevo dentro de la casa, mientras que el padre solo podía pensar en cómo Silvia solo se interponía en su relación.

Silvia no quería ni ver a la cara a su padre, ya que como él estaba conduciendo borracho y luego comenzó a pelear con la madre de Silvia y esa distracción provocó el accidente a mitad del bosque, el auto salió volando al chocar con un camión que se encontraba en frente, y el auto termino a la mitad del bosque en esa miserable noche, los vidrios se rompieron y el hermano mayor de Silvia había muerto por haber perdido demasiada sangre al ser aplastado por el auto, Silvia solo se desmallo cuando le callo una puerta encima, y los padres salieron con vida y la madre fue a pedir ayuda mientras que el padre solo se dispuso a vomitar.

Silvia piensa que todo eso sucediópor culpa de su miserable padre, quien si no fuera un alcohólico no hubiera pasado lo del accidente.

Silvia solo se subió a su cuarto a abrazar los restos de su cuaderno de dibujos y comenzó a llorar; Silvia se quedó totalmente dormida hasta que anocheciera, ella solo soñó en el accidente, y sintió el temor de oír los gritos de dolor de su hermano; el llanto y desesperación de su madre por pedir ayuda y ella sin poder hacer nada.

Silvia se despertó llorando y con mucha ira al pensar que su padre podía hacer algo para salvar a su hermano, pero no, el solamente se fue a vomitar, no le importo que su hijo muriera. Ya era de noche, y Silvia estaba totalmente enojada con su padre, ella no quiso bajar a cenar y sola mente escucho a través de las paredes como su padre le ordenaba que bajara, pero su madre se metía diciendo que era la decisión de Silvia si quería bajar a cenar o no, y se escuchó como el padre enfurecido golpeo a la madre de Silvia tan fuerte que lo escucho ella, y seguido el padre daba unos pasos fuertes al subir las escaleras.

Silvia solo podía escuchar las pisadas de su padre acercándose a su cuarto, Silvia solo pensaba en que, ¿que le habrá hecho su padre a su madre?, ya que ya no se oía nada de ella.

Silvia le puso seguro a su puerta y se fue hasta el rincón de su cuarto. Su padre golpeo la puerta y le grito a Silvia.

- tu solo nos traes problemas y más problemas maldita mocosa impertinente

El padre comenzó a golpear la puerta lo más fuerte que pudo. Silvia solo estaba llorando en el rincón de su cama. De repente Silvia sintió ese cosquilleo otra vez, pero era aún más fuerte y doloroso, tanto que ella ya no tenía tanta conciencia de lo que hacía su cuerpo.

Silvia rompió el vidrio de su ventana, mientras que el padre se enojó más al oír eso y golpeo aún más la puerta, luego, Silvia agarro un cacho de vidrio grande y afilado del piso, y no le importo que se cortara la mano con este, y seguido le quito el seguro a la puerta. El padre entro a la habitación fría y un poco iluminada por la ventana rota, Silvia se encontraba delante de su padre agarrando con fuerza el vidrio roto y con la mirada al piso. El padre la miro con desesperación y odio, luego, el padre se sacó el cinturón e intento golpear a Silvia, pero esta lo esquivo y rápidamente Silvia levanto el cacho de vidrio sobre su cabeza y la aventó a la frente de su padre, el padre no pudo esquivar eso y el vidrio se quedó incrustado en su frente, y comenzó a salir demasiada sangre de su cabeza, Silvia al ver eso, solo comenzó a enterrar más el cacho de vidrio; lo enterró hasta perforar en dos la cabeza de su padre. Luego Silvia decidió bajar a ver como se encontraba su madre, pero solo se encontró con su cuerpo de ella sangrando por haber sido golpeada por una botella de vidrio, obviamente su padre estaba otra vez bebiendo alcohol.

Silvia volvió a reaccionar y al ver el cadáver de su madre a mitad de la sala, comenzó a lamentarse y a llorar tan fuerte que los vecinos la escucharon y uno fue rápidamente a socorrerla y al entrar vio todo el desastre y pensó que debió haber sido por culpa del padre, pero el ya hacia muerto en el cuarto de Silvia así que tomaron el caso de la familia de Silvia como un misterio.

A Silvia la encargaron con uno de sus tíos con su primito de parte de la familia de su madre, y lo que le falta era que ese tío era drogadicto…

5 meses después de la muerte de sus padres de Silvia, ella comenzó a asistir a otro colegio, en el que va su primo, el primo de Silvia se llama Robin y es 2 años menor que Silvia.

Dentro de unos cuantos días sería el cumpleaños de Silvia (el 26 de mayo) y ella cumpliría ya sus 17 años, y su primo le tenía preparada una sorpresa para cuando llegara a casa después de la escuela ese día, pero en ese mismo día el grado de Silvia iba a ir a una excursión o campamento obligatorio de la escuela, que no tenía un costo por que el gasto lo iba a pagar la escuela misma; la escuela los iba a llevar a uno de los parques más grandes de la ciudad, que contiene la mayor parte de las hectáreas de bosque, y por un acantilado enorme con una caída de 4 metros de altura que conduce a una área prohibida del bosque, prácticamente es el centro del bosque, repleto de árboles enormes y de distintas especies.

Silvia ya había dejado de lado todo lo del pasado y comenzó a sonreír nuevamente, y pudo conseguir a una amiga y a un amigo, con eso era más que suficiente; Silvia también estaba muy emocionada por la excursión o campamento. Y su amigo Leo le pidió que, si se quería sentar con él en el camión, a lo que Silvia ruborizada acepto.

Finalmente llego el día de la excursión y como Silvia se lo prometió s Leo se sentó a lado suyo durante todo el camino. Silvia se dio cuenta de que ya estaban a punto de llegar al campamento ya que a través de la ventana se notaban los grandes y fuertes árboles, de repente Leo le dio un abrazo de sorpresa a Silvia y le dijo susurrándole al oído “Feliz Cumpleaños”, Silvia se puso tan alegre que comenzó a llorar.

Unos minutos después a Silvia le dieron ganas de dibujar algo, y saco su cuaderno de dibujos de su bolsa de mano, pero cuando lo tomo sintió la necesidad de mirar a la ventana, y cuando volteo vio una gran variedad de árboles rodeándole todos tenían una forma extraña, a unos se les podía notar una cara aterradora, otros estaban torcidos, y unos 3 estaban manchados de sangre. Cuando Silvia vio esa escena en su mente se acordó de su pasado, del accidente automovilístico, los gritos de dolor de su hermano Zac, el cadáver de su madre en la sala y de como ella misma le enterró un cacho de vidrio grande en la frente de su padre.

Cuando Silvia recordó todo eso lo vio repetidas veces en su mente que le provocó un dolor insoportable en la cabeza, y solo se dispuso a gritar, despertado de miedo a su amigo, Leo del susto le pregunto a Silvia.

- WOW, ¿Qué tienes, te pasa algo, estas bien?

Silvia lo miro con lágrimas en los ojos, mientras que Leo miro el cuaderno de dibujos de Silvia, y al verlo se asombró del dibujo, que eran 4 tipos de árboles diferentes y muy peculiares, uno tenía tantas arrugas que casi le formaban un rostro, otro estaba totalmente torcido que casi podía formar una figura, uno tenía un símbolo raro que parecía haber sido marcado con un hacha y ese símbolo era un circulo con un tache en sima, y el ultimo tenía muchas marcas de sangre muy bien detalladas.

Silvia también quedo sorprendida por el dibujo ya que ella esta consiente de que no lo hizo, pero se acordó que cuando estaban pasando todos los recuerdos malos en su mente ella no sentía su cuerpo, solo se concentró más en el dolor de cabeza, pero al final ella no le dio tanta importancia a eso ya que tal vez debió haberse dormido sin darse cuenta.

Por fin habían llegado al Campamento y cuando Silvia estaba bajando su maleta escucho un zumbido que provenía detrás de ella, cuando volteo sintió el mismo cosquilleo de hace 5 meses solo que este era un poquito más suave.

Luego un maestro les informo a los estudiantes que iban a hacer un recorrido por toda el área del bosque y les dijeron que se alistaran con zapatos cómodos, un litro de agua, ropa ligera y una gorra. Silvia solo llevaba su piyama y los dos uniformes de la escuela, y ella no creyó que el pans de la escuela sea ropa ligera así que llevo puesto la falda de la escuela con todo y un abriguito por si hacia frio, y tampoco llevaba una gorra, pero el agua si que la llevaba hacia que se fue con la falda de la escuela y su botella de agua, pero de los zapatos se llevó una de sus botas favoritas.

Cuando se estaban adentrando cada vez más al bosque, el guía les empezó a explicar sobre los árboles, de que existen diversas especies de árboles, pero el que le llamo más la atención a Silvia fue el árbol “Acer saccharinum”, que era uno de los más visibles en ese bosque. Los guardabosques organizaran una caminata nocturna y Silvia tenía miedo de eso ya que sintió el mismo cosquilleo recorrer su cuerpo cuando mencionaron eso, pero Leo le agarro la mano y le dijo que la protegería.

Cuando empezaron a dar el aviso del comienzo de la caminata ya eran las 9:00 de la noche, y los guardabosques tenían planeado llevar a los estudiantes a un mirador cerca de los límites del campamento, casi a unos pasos después del gran acantilado.

En todo el recorrido se podían ver y escuchar a los múltiples animales que habitaban el bosque como, ranas, lobos, grillos, luciérnagas, etc.

Cuando ya estaban a unos pasos de llegar al acantilado, Silvia sintió el mismo cosquilleo pasar por su cuerpo, provocándole frío y un poco de dolor, los guardabosques dijeron que se concentraran en los pasos que daban ya que había comenzado a llover, Silvia solo se concentró en su dolor del cuerpo y resbalo muy bruscamente, torciéndose el pie derecho y se cayó en el acantilado, Leo solo se le quedo viendo con cara de susto, y un guardabosques le grito “lo primero que digo y lo primero que hacen, distraerse”.

Silvia siguió cayendo hasta tomarse con un montón de su especie favorita de árboles, y al chocar con ellos, una rama le arranco el ojo derecho, al caer más, otra rama afilada de raspo la mitad derecha de su boca, dejando al descubierto sus dientes, y al caer aún más su brazo derecho se atoro en una rama torcida, y por la caída de gran velocidad, el brazo al atorarse, la rama se lo arranco con fuerza.

Cuando cayó al suelo, Silvia solo podía sentir el dolor de su brazo, de su boca y de su ojo derecho, y comenzó a llorar, y sintió el mismo cosquilleo pasar por su cuerpo demasiado fuerte dándole un ataque cardiaco que la mato al instante.

---

De repente Silvia despertó y no sentía el mismo dolor de antes, no sentía nada, solo podía sentir las gotas de la lluvia caer, cuando ella se quiso levantar descubrió que no podía mover sus pies ni tampoco su brazo derecho, al voltear a verlos, solo podía ver raíces conectadas a ellas, sus pies estaban conectados con los arboles a su alrededor, y su brazo derecho, prácticamente eran puras ramas, ella se comenzó a asustar y con su brazo izquierdo que si podía mover, intento zafar su brazo derecho, vio una rama afilada a su lado derecho y decidió agarrarlo para poder cortar las ramas que sostenían su brazo derecho, y lo logro pero ya no tenía una mano o un brazo, solo eran barias ramas rotas, luego rápidamente intento desatar sus piernas y lo logro, y se pudo volver a parar, pero su brazo derecho comenzó a crecer y crecer hasta parecer un árbol de su especie favorita, Silvia al ver eso solo se quedó en shock y comenzó a reír sin parar, luego llegaron a su mente los recuerdos con sus padres, y de como ella le enterraba un vidrio en la cabeza de su padre, comenzó a reírse aún más fuerte hasta provocar una avalancha en donde se encontraban los demás niños de su grupo.

Esa avalancha provoco que todos los alumnos y los guardabosques se separaran en distintas partes del bosque, Silvia decidió ir hasta donde se encontraran todos los demás, en especial a buscar a su querido Leo, ella solo quería encontrar a Leo, y a los demás que se encontrara en su camino, los mataba con las ramas, ella comenzó a utilizar los árboles para llegar hasta donde se encontraban todos, a ella le sorprendo que podía controlar a todos los arboles a su alrededor; En su camino se encontró con su querida amiga, quien estaba llorando sentada al lado de un árbol, cuando Silvia la vio solo se le acercó y le dijo “hola amiga, ¿cómo estás?, ¿has visto por aquí a Leo?”, la amiga al ver a Silvia solo se le quedo viendo al fondo del ojo derecho de Silvia, ella estaba asustada y sorprendida de ver a Silvia de esa forma, mientras que Silvia solo comenzó a reírse de una forma descontrolada, y de su ojo derecho comenzó a salir un líquido negro y espeso que le comenzó a caer en sima de la amiga y le comenzó a quemar la piel a ella, la amiga comenzó a llorar del dolor, Silvia solo acerco su brazo derecho lleno de ramas con espinas, y solo le dijo “amiga, no llores, te dejare un regalito de mi parte”, Silvia le comenzó a amarrar las ramas con espinas en su cabeza de la amiga, haciéndole sangrar la frente demasiado.

Silvia siguió con su camino y meta en encontrar a Leo, después de encontrarse con casi todos los guardabosques y los alumnos de la clase y matarlos a todos, al fin se encontró con Leo, él se encontraba lastimado, una rama le atravesó el brazo izquierdo y tenía un montón de espinas incrustadas en su espalda, Silvia lo agarro con una de las ramas que se encontraban cerca y al agarrarlo ella aprovecho en enterrarle las ramas en la espalda haciéndole sangrar demasiado, el comenzó a gritar de dolor y Silvia lo miro enojada.

Silvia solo se le quedo mirando y viendo como sufría, luego Leo la miro directo a los ojos y le dijo.

- ¿que es lo que te pasa Silvia?, yo te…

- que tú que… vamos dilo, me prometiste que me ibas a proteger, pero mira que si cumpliste

- espera, por favor, tu … me … gustas

Dijo Leo con su último aliento que le quedaba, y Silvia solo se quedó a llorar por lo que había hecho, pero de repente se comenzó a reír fuerte y grito:

NO ME ARREPIENTO DE NADA…

Ese grito provoco una avalancha un poco más fuerte que la anterior, esa avalancha le cayó encima a Silvia, a la vez que destruyo todo el campamento…

---

Años después, se reportaron varios asesinatos, desapariciones y extraños movimientos en los árboles de esos bosques, a la vez que se han encontrado árboles con unas grandes peculiaridades, uno de ellos tenía un símbolo extraño, era un circulo con un tache en sima, y este símbolo estaba marcado con sangre, otro árbol estaba totalmente torcido, y uno de los arboles tenía una especie de cara arrugada.

Y en uno de los arboles tenía marcado una frase extraña, que parecía haber sido hecha con cuchillos o garras, y esta decía…

Do you like trees?...

Que traducido diría:

¿te gustan los árboles?...