FANDOM


Hola Mamá.

Primero, debo decirte, que siento no ser la hija que tú querías que fuera. Nunca he sacado buenas notas en clase, nunca he sido la más educada, y por lo general, me ha importado poco lo de tu generación y eso. Para ser honestos, tampoco es que tus castigos ayudaran mucho. Siempre me has estado gritando.

Perdona por esa vez que rompí tu teléfono cuando confiscaste el mío. Hay algunos cientos de dólares en la cuenta de mi banco, ya sabes, de los cumpleaños y la abuela. Quédatelos si quieres, no voy a tocarlos de nuevo. Bueno… la verdad es que te escribo para decirte que me fugo. Con Mark.

Cuando te enfadaste ayer por la noche conmigo y dijiste como te avergonzaba tener una hija que cambiaba de novios como una puta barata, me di cuenta que tenías razón, no soy de ese tipo de hijas que una madre quiere tener. Pero te equivocas con Mark, solo le conozco de una semana, pero es una joya.

Tal vez vuelva a contactar contigo en el futuro, cuando nos hayamos casado, tan solo para que veas cómo te equivocabas con él. Mientras tanto, espero que estés feliz sabiendo que yo ya estoy fuera de tu vida.

Te quiere.

Katie

Ahora sentada, aquella carta se repetía en su cabeza. Estaba dolida.

Físicamente, dolida.

Notando como las cuerdas cortaban la circulación de sus tobillos y muñecas.