FANDOM


Ibarra Santo Domingo Ecuador-22
Pasaba el tiempo, la infancia era el único lugar donde se podía sentir uno mismo, en 1951 en una ciudad muy poco conocida pero muy amigable llamada Ibarra y ubicada en Ecuador, específicamente en el barrio de Santo Domingo los

niños salían jugar entre ellos, en el parque, frente a la iglesia y más habitualmente en las calles del barrio. Los niños tenían una hora específica para jugar entre las 18:00 horas hasta las 21:00 horas; después de eso era prohibido salir a la calle por el miedo hacia la Compaña de Santo Domingo.

En ese tiempo contar a los hijos las historias de la procesión de la Santa Compaña era un buen método para hacer que los niños durmieran pronto y no se quedaran tanto tiempo jugando a fuera… para los padres era solo una leyenda.

Fernando de tan solo 10 años de edad era un niño que sentía curiosidad por las leyendas y mitos de su país  Ecuador como las leyendas de “La virgen del Tomate”, “El Padre Almeida”, “La leyenda de Cantuña”, pero le llamo la atención la historia que sus padres le contaron, La Compaña de Santo Domingo.

Se dice que la procesión de la Santa Compaña  rondaba las calles de la ciudad de Ibarra ciertos días, las personas no sabían el día en que esta procesión salía y eso es lo que intrigaba más a las personas de la ciudad.

Pero lo curioso  era que la gente escuchaba el tintineo de la campana y los rezos del fúnebre rosario solo en el barrio de Santo Domingo,  por eso tomo el nombre de “La Compaña de Santo Domingo”, la gente no sabía porque la aparición de la Santa Compaña era más seguido en este barrio, unos dicen por la leyenda de “El Corazón del Anciano” otros dicen por la leyenda “Abby, juega conmigo”, pero la más creíble era la leyenda de “La Viuda de la Iglesia”; ya que los habitantes del barrio decían que era la propia muerte quien aparecía en las puertas de la iglesia.

La Santa Compaña es una procesión de muertos a ánimas en pena y que solo anuncian la muerte de alguien. Liderado por un espectro mayor llamado Estadea que es un mortal que porta consigo una cruz, agua bendita, y dos cadenas atadas a sus pies.

La procesión consta de dos filas fantasmales de ánimas que van vestidos con sudarios, descalzos y cada uno con una vela encendida, y en la parte de atrás la Santa Muerte guiando a sus almas en pena.

El espectro mayor era reconocido por la gran luz que lo rodea y la palidez de su rostro sabiendo que esta eternamente condenado a vagar noche tras noche hasta el día de su muerte o hasta que otro mortal sea sorprendido en una encrucijada y tenga que llevar la cruz, el agua bendita y las cadenas en sus pies.

Fernando tan curioso toma la decisión de comprobar si es verdad o no la historia de La Compaña de Santo Domingo así que decide reunir a sus dos amigos que habitaban también el dicho barrio, Luis y Francisco.  Los padres de Luis salían de la ciudad así que Fernando y Francisco aprovechan la oportunidad de pedir permiso a sus padres para pasar la noche en casa de Luis. Sus padres no tenían problema alguno siempre y cuando antes de las 21:00 horas ya estuvieran dentro de la casa. Con esa condición los padres de Fernando y Francisco aceptan.

Luis, Francisco y Fernando estaban solos en la casa, así que nadie les podía obligar a nada.

Esa mismo noche deciden esconderse en el árbol más grande del barrio, treparon el gran árbol llegando hasta donde las hojas los cubrían por completo. Pasaban las horas y no había señal alguna de la Compaña del Santo Domingo. Luis y Francisco deciden bajar del gran árbol mientras que Fernando se queda allí arriba.

En el momento que bajan del árbol, exactamente las 3:00 de la madrugada, la hora muerta, se empieza a escuchar el tintineo de las campanas y el rezo de las ánimas, Un rezo tan horrible, un rezo tan misterioso que quedo grabado en mi cabeza…

In Nomine Padre, et filio, et lo Spiritus Malum. Omnis Caelestis delenda est. Et Filio de Sathanas, Anti Cristus…INFESTISSUMAM.

Era lo que rezaba el líder es decir el espectro mayor y al final todos repetían esta curiosa palabra INFESTISSUMAM.

Así de la nada veo que atraídos por el rezo de las almas en pena Luis y Francisco se acercan a las animas y toman las velas que ellos cargaban  en sus manos volviéndose parte de la Compaña cd Santo Domingo eternamente.

Decidió Fernando ayudarles, bajo del árbol y la idea de él fue crear una distracción para salvar a sus amigos pero el intento fue inútil, apenas bajo del árbol, Estadea miro a los ojos a Fernando y camino hacia el entregándole la cruz, el agua bendita y las cadenas.

Nunca más se volvió a saber sobre los tres chicos, se dice que siguen rondando por las calles del barrio Santo Domingo, otros dicen que sus almas ya descansan en paz, pero creo más en la primera teoría, porque hace tres días escuche el mismo rezo de las animas y lo he traducido para ustedes…

En nombre del padre, del hijo y del espíritu malvado, todo el cielo caerá. Hijo de Satanás, Anticristo EL MÁS HOSTIL.

Siguen rondando por las calles de la ciudad de Ibarra, no te atrevas a comprobar si es verdad o no, tu alma caerá y serás uno más de ellos.   

Escrito por: Ronny Xavier Esparza Robalino.