Wiki Creepypasta
Advertisement

La siguiente historia fue publicada en 4chan en el tablón X. La historia fue publicada en 12 de Septiembre de 2012. El usuario que la publico esta actualmente en el anonimato.

La historia fue modificada un poco debido a su mala ortografía original. El hilo original esta aquí: http://archive.is/nNBoQ

He aquí mi anécdota:

>Ser yo

>Tener 16 años

>Ser negro y tener familia en Alabama, USA.

>Ellos son granjeros y poseen bastantes terrenos en Huntsville

>Mi tío es dueño de una casa grande y tiene bastantes remolques en el bosque, los cuales utiliza para cazar o ir de campamento

>Mis primos sureños sugieren que vayamos de campamento

>Ellos saben que soy un chico de Chicago, así que se encargan de hacerme sufrir un poco

>Recolecto un par de cosas, mato a un cerdo y algunas gallinas, y traigo lo necesario para ir de campamento por un par de días

>Llegamos al campamento y notamos que algo raro estaba pasando

>El aire tenía una un extraño olor a electricidad, como si estuviera a punto de ocurrir una tormenta eléctrica

>No pensamos en nada, desempacamos nuestras cosas y bajamos a un pequeño arroyo para nadar por algunas horas

>De repente, un hombre anciano blanco junto con un adolescente también blanco salen de los arbustos

>El hombre llevaba cargando una escopeta, nos saludo y nos pregunto que hacíamos tan adentro del bosque

>Le conté de mi tío, a quién él conocía y le explique que estábamos acampando

>Nos dijo que debíamos tener cuidado y que no debíamos separarnos, pues había un gran animal acechando en el bosque

>Su hijo, el cual tiene mi edad, me pregunta si puede quedarse con nosotros

>Le dije que sí y se nos unió

Okey, a la mierda. Voy a dejar de escribir en GreenText, pues esta es una historia bastante larga y además es complicado escribir en ese formato.

Al final, terminamos jugando al fútbol entre todos. Eramos yo, el chico blanco cuyo nombre era Tanner, cinco de mis primos y luego cuatro de sus amigos. En total, había cinco niñas y seis niños. Todos teníamos entre 15 y 17 años.

Al final nos dirigimos de regreso al campamento y sacamos algunas cosas para hacer una fogata, a pesar de que ambos remolques tenían cocina.

Tanner dijo que la propiedad de su familia está cerca de la de mi tío. Él quería correr a casa y preguntarle a su papá si podía quedarse a acampar con nosotros. Mi primo Rooster dijo que iría con él ya que pronto iba a oscurecer. Una de las chicas también se ofreció a acompañarlos.

Era alrededor de las 7 en punto, y estaba empezando a oscurecer. Ellos tomaron linternas y siguieron el camino hasta la propiedad de Tan. El resto de nosotros nos quedamos en el campamento.

Nos relajamos, cantamos, bebimos y nos besamos con las chicas.

Unos treinta o cuarenta minutos más tarde, ese olor extraño a electricidad volvió a surgir en el aire. Podíamos olerlo por encima del olor del fuego de la fogata que habíamos hecho. Era un olor realmente desagradable y cobrizo, casi como el olor que una persona tiene después de haber sangrado de la nariz. No era exactamente un olor a sangre seca, pero era un aroma muy desagradable, como metálico.

Inmediatamente pensamos que se trataba de algún tipo de mal funcionamiento eléctrico, o que quizás alguien había dejado encendida alguna de las parrillas de los remolques. Buscamos en los remolques y no hallamos nada, pero el olor aún estaba presente. De repente, escuchamos a alguien corriendo hacia nosotros. Se trataba de Rooster, Tan y la niña que los había acompañado. Ni siquiera rompieron el paso cuando llegaron al claro donde estaba la fogata, inmediatamente corrieron a los remolques donde estábamos.

Todos nos largamos de allí y nos metimos en los remolques. Ellos terminaron calmándose apenas cerramos la puerta; Incluso Rooster estaba llorando. Mientras pasaba el tiempo, afuera, la fogata se estaba apagando poco a poco, por lo que mis otros primos querían salir a buscar un encendedor en un cobertizo cercano a los remolques.

Pero Tanner les grito: "¡No, no! ¡Cierren la maldita puerta, nadie va a salir!" Él también estaba llorando, sus ojos estaban hinchados y sus pantalones estaban sucios.

Tanner comenzó a explicarnos que efectivamente habían logrado llegar a su casa. Su padre dijo que sí, que podía quedarse a acampar con nosotros, pero para asegurarse de que estuvieran protegidos en el camino de regreso, les dijo que deberían llevarse uno de los rifles de caza que tenían.

Esto se debía a que Tanner y su padre habían estado teniendo problemas con animales salvajes en los días pasados.

Uno de sus cerdos había sido hallado sin cabeza y a medio comer.

Asumieron que quizás solo habían sido pumas o coyotes. Aunque era extraño, pues comúnmente estos animales eran carroñeros.

Tanner subió las escaleras y empacó sus cosas, y le dijo a su papá que estarían bien sin el rifle, pues los coyotes suelen evitar a las personas. Así que comenzaron a caminar de regreso hacia donde estábamos acampando.

Entonces, Rooster finalmente dejo de llorar y temblar; la niña también ya había parado, pero ahora estaba mirando hacia la ventana con una expresión de embobada en su rostro.

Rooster dijo que se habían adentrado en el bosque para volver al campamento, cuando de repente, empezaron a escuchar ruidos extraños. Ya casi estaba completamente oscuro, por lo que al principio no estaban seguros de qué diablos estaba haciendo esos ruidos o de donde provenían. La niña dijo que escuchó algo moverse entre los arbustos justo al lado del sendero donde caminaban y todos ellos encendieron sus linternas allí.

Cuando encendieron sus linternas, vieron que había alguien parado en el bosque en un pequeño claro. Rooster comenzó a explicar que cuando vieron a este tipo, comenzaron a gritarle que era un imbécil y que los estaba asustando.

Siguió explicándonos que entonces, se dieron cuenta que el chico parado allí estaba mirando en otra dirección, como si no se hubiera percatado de la presencia de los tres. Decidieron ignorarlo y siguieron caminando, entonces, ellos también detectaron ese olor extraño en el aire. Dijeron que miraron hacia el bosque en el lado opuesto, y allí estaba otra vez ese tipo que habían visto, pero ahora estaba un poco más cerca del camino.

Mientras seguían explicándonos lo que había pasado, los tres comenzaron a hablar más rápido en ese momento y Tan decía repetidamente: "Debí haberme llevado el maldito rifle"

Mientras nos contaban la historia, el olor extraño comenzó a hacerse más fuerte, incluso dentro del remolque.

Dijeron que después de que comenzaron a caminar más rápido, escucharon una especie de balbuceo bajo, el cual parecía venir de ambos lados del sendero. Y que cuando comenzaron a ver el remolque a la distancia, la niña encendió su linterna y la dirigió hacia el bosque, afirmando haber visto algo moviéndose entre los arbustos. El balbuceo se hizo cada vez más fuerte, y cuando pudieron ver la luz de la fogata de nuestro campamento, algo salió corriendo del bosque, unos 40 metros detrás de ellos, sobre el sendero, y comenzó a perseguirlos, los tres corrieron tan rápido como pudieron hacia el remolque.

Así que ahora estábamos en el puto bosque en la noche, pensando que quizás solo se trataban de algunos rednecks intentando asustarnos o algo así.

De repente, mi otro primo, Junior, comenzó a hablar sobre cómo en la escuela, un niño (el cual era descendiente de nativoamericanos) le había contado una vez acerca del Hombre Cabra. En seguida le dijimos que se callara porque no necesitábamos oír ninguna historia de terror en ese momento.

Pero él seguía y seguía hablando de como lucía el Hombre Cabra, y de cómo estábamos en su bosque y bla, bla, bla.

Ahora, en ese entonces, nunca había oído acerca de la leyenda del Hombre Cabra ni nada de eso, pero hace un par de años, antes de graduarme de la universidad, tuve a un chico descendiente de nativos como compañero de cuarto y recordando este incidente, terminé preguntándole sobre eso.

Y para resumir, es básicamente una extraña criatura con cuerpo de hombre y cabeza de cabra. Se dice que tiene la capacidad de cambiar de forma y que se infiltra entre grupos de personas para aterrorizarlas. También se supone que esta emparentado con los Wendigos, y que verlo es presagio de mala suerte.

Hombre Cabra.jpg

Tengan en cuenta que yo no sabía esto cuando tenía dieciséis años. Así que mi primo dijo: "El Hombre Cabra va a entrar y nos violara, nos comerá a todos".

Todas las chicas estaban aterrorizadas en este punto y mis primos y yo estábamos tratando de averiguar si solo habían sido unos pueblerinos o un animal.

Entonces, de repente, el olor simplemente desapareció. Como si ni siquiera hubiera surgido.

Usualmente los olores se desvanecen o disminuyen con el pasar del tiempo. Pero este simplemente, literalmente, estaba allí un segundo y en el siguiente ya no.

Así que después de una hora, alrededor de las 9 o 10pm. Reunimos el coraje suficiente para volver a salir y avivar la fogata nuevamente. Creíamos que solo habían sido unos rednecks que intentaron asustarnos, así que no regresamos a nuestras casas, porque pensábamos que si lo hacíamos, nos perseguirían por el bosque o alguna mierda loca.

No volvió a suceder nada raro esa noche.

Después de eso, decidimos quedarnos a acampar otra noche, y durante la mayor parte de la noche no paso nada. Aproximadamente a la 1 de la mañana, estábamos afuera emborrachándonos y contando historias de fantasmas. Mientras que uno de los nuestros estaba terminando de contar una historia espeluznante, no recuerdo de qué se trataba, el olor volvió. Esta vez era tan jodidamente fuerte que una de las chicas, literalmente, comenzó a vomitar.

Me puse de pie, y realmente pude sentir lo pegajoso que se sentía el aire. Debimos habernos ido de allí.

Todos volvimos adentro de los remolques. Mi primo seguía diciendo que se trataba del Hombre Cabra. Y mi primo Rooster intentaba callarlo. Pero había algo que me tenía preocupado, en ese momento no sabía que era pero tenía el sentimiento de que algo estaba mal.

Terminamos sentados allí por un tiempo; el olor era igual de fuerte, y estábamos aterrorizados y acurrucados en esa caravana. Terminamos cocinando salchichas para todos porque nadie quería salir afuera. Cada paquete tenía cuatro salchichas y teníamos en total tres paquetes. Las freí en la estufa del remolque y les hice unos Hot-Dogs a cada uno. Yo también me hice el mío. Después de un tiempo, mi primo se levanto dirigiéndose a la estufa para hacerse otro.

Él comenzó a quejarse de como yo tenía dos salchichas mientras todos los demás tenían solo una. Lo miré como si fuera un estúpido y le dije que les había dado solo una salchicha a todos porque había doce salchichas en total, le dije que si el quería más debía abrir otro paquete y cocinarla.

Fue entonces cuando la niña que había salido con Rooster y Tan la noche anterior, simplemente comenzó a gritar: "¡OH JESÚS, OH SEÑOR!"

Ella estaba llorando y temblando, y entonces mi primo y yo nos dimos cuenta de que era lo que estaba mal. Él y yo miramos alrededor de la habitación, y luego sentí como mi corazón se hundió. Salí corriendo del remolque y la niña nos siguió. La puerta del remolque dio un fuerte golpe contra el costado cuando todos salieron.

Uno de los amigos de mi primo nos pregunto qué diablos estaba pasando. Empece a contarnos.

Sólo había 11 personas ahora.

Y antes había 12 personas en el remolque.

Pero como casi todas no se conocían bien, nadie había notado en todo el jodido momento que había una persona extra. Y luego me di cuenta de que había sido en realidad esa sensación anterior de que algo estaba mal

¿Alguna vez les ha pasado que están en una fiesta o algún evento y se la están pasando tan bien que llegan a ignorar cualquier mierda que sea?

En ese momento yo estaba seguro de que alguien más había estado en el remolque con nosotros, y que había estado allí durante al menos un jodido día, comiendo con nosotros. Lo que empeoro la situación es que no podía averiguar quien era, porque realmente nadie había interactuado directamente con la persona/Hombre Cabra

La niña siguió rezándole a Jesús y todos estábamos sentados allí afuera; Eventualmente, conseguimos armarnos con unos palos grandes y regresamos a la cabina, pero no había nadie allí. Contamos de nuevo, y había 11 personas todavía. Volvimos al remolque y cerramos la puerta.

Tratamos de explicarnos a nosotros mismos qué diablos había pasado, y la niña dijo que ella también se dio cuenta que había una persona extra, y que cuando ella estaba a punto de decir algo, la persona que estaba sentada a su lado le agarró la pierna con fuerza y ​​se inclinó hacia ella y le dijo algo que no logro entender.

Así que bueno, en ese momento estábamos bastante asustados, finalmente nos acurrucamos entre todos y me quedé dormido. Cuando me desperté, el sol ya había salido, y la mitad de las personas estaban dormidas y la otra mitad estaban empacando sus cosas.

Todos queríamos volver a casa, había cuatro personas que no querían quedarse una noche más allí. Y algunas otras personas que pensaban que solo estábamos bromeando y que todavía querían quedarse una noche más en los remolques. Yo en ese momento solo quería largarme del bosque.

El nombre de la niña era Keira, la niña a la que el Hombre Cabra había tocado.

De todos modos, le pregunté si realmente pensaba que lo que le había dicho la persona había sido algo malo, y ella respondió que solo quería irse a casa y que no quería estar sola en el bosque otra noche.

Así que decidimos separarnos; Las personas que quisieran largarse se podían ir, pero yo tenía que quedarme porque yo era el único que tenía las llaves de los remolques y tenía que cerrarlos. Estaba súper enojado en ese momento, porque sentía que la gente no se estaba tomando en serio esta mierda, y definitivamente no quería estar en el bosque otra noche. Me pasé el resto del día tratando de convencer al resto de las personas de quedarse.

Al final, Keira y otras dos personas decidieron irse de allí. Tanner se fue con ellos para ir a buscar un rifle, prometiéndonos volver.

Así que solo quedamos 7 de nosotros para las 4 PM.

Era alrededor de las 5 de la tarde y Tanner aún no había vuelto, y nos estábamos poniendo extremadamente ansiosos allí. La única razón por la que le había dejado de rogar que no se fuera fue porque él prometió que regresaría con un arma.

Aproximadamente alrededor de las 5:30 pm, mi primo que se quedó conmigo, nos aviso a todos que Keira estaba afuera del remolque, al lado de la fogata. Todos miramos hacia afuera, y efectivamente, ella estaba de pie junto a la hoguera, de espaldas al remolque.

En ese momento me quede pensando...

Si ella había estado tan jodidamente asustada al punto de haberse ido, ¿por qué demonios había vuelto?

Fue en ese momento que me llegó ese desagradable sentimiento en mis entrañas. Ese sentimiento de que algo no estaba bien.

Tengan en cuenta que en todo ese lapso de tiempo, no había vuelto a percibir ese olor a cobre y metal en el aire.

Pues bien, fue en ese instante en que pude sentir ese olor extraño en el aire, solo una punzada, pero podía sentirlo.

Le dije esto a todos los que estaban con nosotros pues estos eran las personas que querían quedarse en el jodido bosque a pesar de que tuviéramos al maldito Hombre Cabra en medio de nosotros. Cómo se podrán imaginar, ellos solo se rieron de mí y me preguntaron si yo había planeado todo esto para asustarlos y hacerles una broma.

En ese momento los estaba mirando como: "Te juro por la tumba de mi abuela que no estoy bromeando".

Les pregunte ¿por qué diablos bromearía con algo así? Así que una de las chicas que se quedo salió del remolque a buscar a Keira. A través de la ventana, la vimos acercarse a ella y se detuvo abruptamente. Nos dimos cuenta de que el cuerpo de Keira comenzó a agitarse y sacudirse; No sé cómo carajos describirlo.

Parecía como si alguien de espaldas se estuviera riendo a carcajadas sin hacer ningún sonido. Fue este hecho lo que me hizo darme cuenta de que no había ningún maldito sonido en todo el bosque; todo estaba completamente en silencio. No había sonidos de aves, ni de insectos, solo silencio.

Este incidente ocurrió casi a finales de Septiembre, por lo que aún hacía bastante calor en ese momento, pero también hacía mucho frío. Y, por lo general, en está época aún se podían escuchar los graznidos de patos en los lagos o los cantos de pájaros o algunas ardillas peleando entre ellas.

Así que salí por la puerta y le dije a la chica que regresara al jodido remolque.

Ella retrocedió e ingresó al remolque y cerramos la maldita puerta. Cerramos todas las persianas de las ventanas en el remolque con excepción de una, y colocamos a un tipo en una silla para que la vigilara para que viera si algo extraño sucedía. Keira se quedo allí parada afuera por otros 20 minutos más o menos. El chico que vigilaba la ventana se volteó para avisarnos que ella todavía estaba allí. Y en ese instante, algo golpeó la puta puerta con una fuerza tremenda.

Todos saltamos del susto y comenzamos a correr aterrorizados por todo el remolque. Los golpes eran jodidamente ruidosos.

Así que ahora mi primo estaba abrazando a una de las chicas y las otras dos chicas se estaban riendo nerviosamente y yo y los otros dos chicos estábamos cagando ladrillos.

Entonces oímos a Tan. Él estaba gritando:

"¡Déjenme entrar, DÉJENME ENTRAR, DÉJEN DE BROMEAR!"

Así que nos acercamos a la puerta y la abrimos, y él entró cargando un rifle, No había nadie más afuera.

Evidentemente, él comenzó a explicar que había vuelto caminado hacia el campamento. No le sucedió nada extraño en el bosque, pero él afirmó que había visto a una niña. Eso sí, él dijo que no era Keira. Cuando llegó al borde del claro, la niña se volteó hacia él con una mirada relajada y solo lo miró fijamente, siguiéndolo lentamente mientras él caminaba por el exterior del claro hacia el campamento.

Dijo que no fue hasta que estuvo casi a medio camino del remolque cuando se dio cuenta de que ella se estaba acercando hacia él. La había visto por primera vez junto al fuego, y sin que él la viera moverse, se había estado acercándose hacia él. Dijo que simplemente corrió por el resto del camino de regreso a la cabina pensando que estaría abierta. Y qué cuando llegó a la puerta y se fijó que estaba cerrada con llave, dio media vuelta y vio a la niña ahora a media distancia de la puerta.

Tras contar esto, Tanner miró alrededor de la habitación y se puso algo pálido. Me jaló hacia un rincón y me susurró:

"¿Ya te diste cuenta que hay siete personas aquí, verdad?" Sentí como si mi estómago se hubiera caído al suelo.

Esa cosa había estado adentro del remolque cuando estábamos decidiendo quién se iba y quién se quedaba y luego cuando fuimos afuera a hablar en la mañana. Se había colado entre nosotros otra vez.

Miramos por la ventana y no había nadie ahí afuera. Así que contamos a todos y luego, básicamente, les pregunté cuántas personas había antes.

Todos respondieron 8.

Yo dije: "Bueno, ¿cuántos hay aquí ahora?" Todos hicieron el conteo y luego se dieron cuenta de que solo había 7 personas en el trailer.

Tanner había traído un par de cajas de municiones y su rifle. Nos dijo que logró convencer a su padre de que se las diera tras decirle que había un animal en el bosque, pues sabía que su papá no le daría el arma si le mencionaba al Hombre Cabra o algo así.

Nos dijo que su primo bajaría al campamento en unas pocas horas y que por la mañana podríamos volver a su casa y su primo nos devolvería a las nuestras.

En ese momento estaba jodidamente aterrorizado, pero al menos me sentía mejor porque ahora podíamos ser buenos estadounidenses y sacarle la mierda a tiros al Hombre Cabra si se atrevía a regresar.

Pero luego mi primo se metió en una gran discusión con una de las chicas porque ella seguía segura de que todo era una broma y que me estaba pasando de la raya. Él seguía diciéndole que yo no era ese tipo de persona, pero entonces ella dijo: "Bueno, ¿cómo sabemos que la chica no era solo Tanner con una peluca? O si es realmente el Hombre Cabra ¿Cómo podemos saber que no ha matado a Tanner y copiado su apariencia y robado su arma?"

Entonces empezó una discusión entre todos, dónde Tanner y yo estábamos como "Estamos en serio peligro porque al menos una persona se estuvo metiendo en el trailer sin que lo sepamos y en el peor caso hay una puta cosa en el bosque burlándose de nosotros"

Una de las chicas estaba llorando y diciendo que quería irse ahora mismo, y estábamos tratando de decirle que no podíamos dejarla ir porque no sería buena idea el caminar por el bosque a solas en medio de la noche. En este punto, el sol estaba empezando a bajar y el cielo se estaba nublando un poco.

Nos pusimos a comer algo y encendemos la radio por un tiempo, pero no pudimos conseguir una estación con música decente. Así que la apagamos, pero poco después de eso llego el primo de Tan. Él tenía unos 19 años en aquel entonces, creo.

En este punto, el sol estaba apenas sobre el horizonte y él tenia una de esas linternas militares en una de sus manos y otro rifle en otra. Él se acerco al tráiler y le susurramos a Tan, preguntándole si estaba seguro de que era su primo y respondió que si.

El chico miro hacia atrás y alrededor del campamento, luego entro. Nos miro a todos y parecía un poco confundido.

Él dijo: "¿Dónde está tu otra amiga? Pensé que nos veríamos en el trailer. ¿Es un poco lenta o algo así?"

También preguntó si habíamos estado cocinando carne cruda en la cabaña, porque olía a sangre y a ollas calientes por todo el sendero.

Cabe decir que todos estábamos como  "MIERDA MIERDA MIERDA" en ese momento.

Pero le preguntamos de qué coño estaba hablando acerca de la chica que vio.

Nos dijo que había llegado por el mismo sendero que llegó Tanner y que en el camino vio a "una de nosotros" parada en medio del sendero, con cara perezosa.

Le preguntó varias cosas pero ella solo se le quedó viendo. Después le sonrió y comenzaron a caminar juntos.

Ella parecía que no agarraba el ritmo de la caminata y se quedaba atrás. Él le preguntó que si estaba lastimada o si necesitaba ayuda, pero ella solo lo miraba. Eventualmente llegaron a una parte donde el camino se curvaba. Nos dijo que volteó para ver si la chica estaba bien y de pronto ella ya no estaba. Asumió que ella había tomado algún atajo hacia el remolque.

Le contamos toda la historia de lo que está pasando. Casi esperaba que dijera que estábamos bromeando, pero él solo nos escuchó y luego se sentó en los sillones de la sala de estar.

Después nos dijo que como la chica se atrasaba mucho, el decidió caminar de manera que ella estuviera frente a él. Pero sin importar que tan lento caminara, ella siempre parecía atrasarse. Después nos hablo de ese olor nauseabundo y de cómo se había hecho más fuerte entre más se acercaba al campamento. Nos dijo que ella murmulló algo pero que él no pudo entender y cuando volteó para preguntar, la chica estaba justo detrás de él por lo que tuvo que retroceder.

Ahí fue cuando le preguntó que si estaba bien y que si necesitaba que la llevara al trailer. Dijo que trató de agarrarla de un hombro pero que "no debió de medir bien la distancia" porque le paso de lado, como si ella se hubiera movido mientras él la seguía viendo fijamente.

Entonces, en este punto, sabíamos que esta mierda era real, a menos que Tan nos estuviera jugando una broma, lo cual podíamos decir que no era el caso, porque él casi se estaba haciendo pipí en sus pantalones.

Ambos cargaron sus rifles, comimos un poco más y nos quedamos sentados alrededor de las 11. 

Hasta el día de hoy, cada vez que recuerdo este incidente, realmente le pido a Dios que todo halla sido una gran broma que mis primos me jugaron. Yo nunca le revelé a nadie este incidente y nunca lo haré, así que cargaré con esto por el resto de mi vida.

Alrededor de las 11:00pm, el hedor a cobre se transformó en un desagradable aroma a sangre real, como si alguien estuviese hirviendo sangre humana en una olla o se estuviera pintando el pelo con sangre.

Tan y su primo, Reese, se cagaron al instante y agarraron los rifles.

Algo dio un pequeño golpe a la puerta y luego escuchamos algo... una voz.

Era una voz extraña, sonaba como esos videos en YouTube de gatos "hablando". Pero esta voz también se escuchaba entrecortada y extrañamente tonificada: "Déjenme entrar, dejen de bromear".

Esto hizo que mis jodidas bolas se arrastraran contra mi cuerpo, y una de las chicas comenzó a llorar y a rezarle a Jesús.

Era tan jodidamente obvio que no era una persona la que estaba hablando, simplemente no lo era. No tenía la cadencia correcta, y esto es algo de lo que nunca me había dado cuenta hasta ese momento, pero todas las personas tienen una cierta cadencia cuando hablan, sin importar el idioma. Todas las personas tienen un cierto tipo de ritmo para hablar.

Esta mierda no tenía ningún tipo de cadencia o ritmo. Sonaba como uno de esos gatos raros de YouTube. Así que ahora yo estaba en modo: "ATAQUE TERRORISTA"

Todos comenzamos a gritarle, "¿Quién eres? ¡Deja de joder, hombre!". Pero esa cosa siguió diciendo "Ábranme" o "Déjenme entrar" durante casi 15 minutos.

Cat_Talk

Cat Talk

Sonaba casi así, solo que estaba lejos de oírse gracioso. Lamento si rompo el hilo de la anécdota con el vídeo, pero si no pueden imaginar cómo sonaba esta mierda, entonces no pueden imaginarse cuán jodida fue la situación.

Entonces el olor desapareció por un tiempo. Y durante la siguiente hora más o menos, podíamos escuchar a algo arrastrándose por el bosque. Cada par de minutos volvía a la puerta y decía algo.

Finalmente, cuando el olor se desvaneció, era alrededor de las 2:00am en ese momento. Reese dijo: "¡Hombre, a la mierda con esto!" Y abrió la puerta y comenzó a explorar afuera con su rifle.

Dio un disparo al aire y dijo algo en el sentido de: "¡En el nombre de Jesucristo, vete!"

Disparo dos veces más, y luego desde el bosque justo contra el río, enfrente del remolque, escuchamos un sonido similar a alguien gritando.

Entonces, el grito se hizo más fuerte y sonaba casi como una mujer y un gato en una bolsa gritando juntos.

En serio, nunca había escuchado una mierda como esa, y podíamos oír cómo algo comenzaba a moverse entre los arbustos del bosque.

Reese disparo contra los árboles y luego comenzó a retroceder hacia el trailer.

Cerramos la puerta con llave, y podíamos escuchar a la criatura canturreando y gritando. Reese dijo que algo había salido de los arbustos, cayendo al suelo y arrastrándose lentamente hacia el remolque. Le había disparado.

En resumen así fue como siguió la noche. Esa cosa estuvo gritando por casi 2 horas mientras que escuchábamos cómo se movía entre los arbustos. Nunca regresó a acercarse al trailer hasta que finalmente todos nos dormimos.

Tanner se había sentado en una silla mirando hacia la puerta con su rifle. Nadie más escuchó o vió ésto, pero él me lo comentó dos días después, cuando todos finalmente se calmaron del incidente.

Me dijo que esa noche, él estaba cabeceando en la silla cuando los gritos terminaron. Casi se había quedado dormido cuando vio a alguien salir del baño, acostarse en el suelo y quedarse dormido. Pensó que era alguno de nosotros y siguió cabeceando.

Luego sintió que algo no estaba bien, así que mientras se hacia el dormido nos contó. Había 9 personas en el remolque. Él no quiso dispararle a esa puta cosa porque temía que nos asesinara a todos o que Reese se despertara y nos termináramos disparando entre todos. Así que se quedo despierto toda la noche pretendiendo estar dormido.

Dijo que la cosa, aveces se levantaba y parecía que su cuerpo temblaba, o se agitaba. Cómo si se estuviese carcajeando sin sonido y luego volvía a quedarse quieta.

Mi historia termina algo débil porque yo ya no vi nada raro después de eso. Nos despertamos y me di cuenta que Tanner estaba algo inquieto y que evitaba vernos. Desayunamos, empacamos nuestras cosas y comenzamos a caminar hacia su casa. Él tomó las llaves de mi tío y dijo que iba a cerrar todo y que luego nos alcanzaría, y eso es algo que no tenía ni puta gana de hacer.

En el medio del camino, Tanner volvió corriendo, y luego trotamos hasta su casa. Luego su primo nos llevó a nuestras casas y ahí termino todo.

Tanner me contó después que había visto una ventana en el baño del remolque. Tan pequeña que apenas se había dado cuenta de su existencia cuando estaba cerrando todo. Fuimos demasiado estúpidos como para cerrar una ventana. La puta ventana estaba abierta cuando él la vio.

Creo que eso es lo que estuvo haciendo esa cosa todo el tiempo. Esperaba a que nos durmiéramos y se mezclaba entre nosotros.

Tanner caminó con nosotros casi todo el maldito camino hacia su casa y luego me dijo que en un momento, el logro divisar unos ojos extraños mirándolo por el bosque y se quedó mirándolos por un largo rato antes de continuar caminado con nosotros.

Goatman01.jpg
Advertisement