FANDOM


Jerry-Ehman

"Jerry Ehman, descubridor de la señal y el hombre que subrayó el registro con bolígrafo rojo añadiendo un asombrado "Wow!"".

El 15 de agosto de 1977 a las 23:16, el radiotelescopio Big Ear recibió una señal de radio de origen desconocido durante exactamente 72 segundos proveniente de la zona oriental de la constelación de Sagitario y alcanzando una intensidad 30 veces superior al ruido de fondo.

De acuerdo al protocolo utilizado, esta señal no fue grabada sino que fue registrada por la computadora del observatorio en una sección de papel continuo diseñada para tal efecto. Unos días después, el joven profesor de la Universidad Estatal de Ohio Jerry R. Ehman, que estaba trabajando como voluntario en el proyecto SETI revisando los registros de la computadora, descubrió la señal anómala más intensa que se hubiera detectado hasta entonces por un radiotelescopio.

La señal fue conocida como Wow debido a la anotación que Jerry Ehman hizo en el papel continuo, denotando su sorpresa y emoción. La secuencia de dicha señal fue: 6EQUJ5.

Fenomenos constelacion sagitario

"Región del cielo de la cual provino la señal".

Nunca más volvió a repetirse pero la secuencia 6EQUJ5 todavía sigue siendo objeto de estudios por parte de los científicos.

El radiotelescopio acompañaba la rotación de la Tierra y solo podía observar un punto fijo del cielo por 72 segundos, esta es una de las razones que fundamentan su origen desconocido y misterioso ya que la señal dura exactamente 72 segundos. Tuvo su pico de intensidad a los 36 segundos y luego comenzó a disminuir gradualmente hasta desaparecer.

La frecuencia de la señal era clave para entender la agitación de los astrónomos que la captaron. La señal Wow era una señal intensa, uniforme y emitida en una frecuencia determinada, mientras que el “ruido de fondo” que producen los astros es una señal débil, cambiante y difusa: ocupa muchas frecuencias radiofónicas sin orden alguno. Además, la frecuencia de la señal Wow (1420 MHz) se consideraba la más indicada para enviar mensajes a través del espacio. Se trata de la “frecuencia de resonancia del hidrógeno”: ese tipo de señal hace vibrar a los átomos de hidrógeno como si fuesen un diapasón. Dado que precisamente el hidrógeno es el elemento más abundante del cosmos, actuaría como una perfecta caja de resonancia para permitir que la emisión llegase muy lejos sin perder demasiada intensidad.

Si una raza inteligente pretendía usar la radio para enviar comunicaciones al espacio, esa sería precisamente la frecuencia que emplearían, según la hipótesis que desde años atrás manejaban los científicos.

Wow1

"Registro impreso de la señal captada el 15 de agosto de 1977".

La señal Wow aún no ha sido explicada adecuadamente, aunque varias teorías han sido propuestas con el paso de los años. Quizás un día sea observada de nuevo y sera posible resolver el misterio. Hasta entonces, sigue siendo una pista curiosa y tenebrosa de cómo podría verse una señal definitiva de una civilización extraterrestre.