FANDOM


Image-0
 

¿Has sentido que hay alguien observándote del otro lado de la habitación y cuando vas a ver no hay nada? ¿O cuándo vas caminando sientes que algo o alguien te sigue y cuando volteas no hay nadie? Pues sí, siempre te sigue, incluso cuando piensas que estas solo: Él está allí. Él se alimenta de tu temor y hace lo que pueda para intentar darte sustos. Todas tus pesadillas son provocadas por Él. A veces tú no lo ves, pero ahí está. Solo hay una persona que ha logrado saber, que pudo verlo, y ese soy yo. Para que entiendan más, les contaré mi historia:

Hace 3 años vivía en casa de mis padres. Ellos iban a salir de viaje por dos semanas, y me dejarían solo con mi hermanita. Dos días después que mis padres se habían ido, noté algo raro con mi sombra: noté que no estaba, pero no le di importancia.

Una semana después pasó algo muy raro. Le di de cenar a mi hermana y la llamé. Cuando mi hermana llegó, me preguntó por qué no le había dado de cenar. Yo recordaba que sí. Fui al comedor y vi una sombra misteriosa; creía que solo era mi imaginación. Una vez en la cocina, volví a preparar la cena. Cuando terminamos de cenar, inmediatamente le dije que fuéramos a dormir.

Esa misma noche mi hermana entró a mi cuarto. Me desperté y la vi muy asustada. Le pregunté el motivo del susto, pero lo único que contestó fue: “Él se acerca, él se acerca, ¡ÉL SE ACERCA!"

Me asusté y le pregunté desconcertado: "¿Quién se acerca? ¿De qué hablas?".

Me contestó temblando, nerviosa, con los ojos llorosos: “¡TU SOMBRA! La vi a tu lado, solo que no era como alguna sombra que haya visto antes, ¡esta estaba VIVA! Hacía alguna clase de ritual y tú te movías como si estuvieras teniendo una pesadilla".

Yo recordaba haber tenido una pesadilla, pero no recordaba de qué se trataba. Segundos después vi que nuestras sombras se movieron y la sombra de mi hermana la tomó del cuello. Desesperado tomé lo primero que tenía en mano... Con una linterna, intenté golpearlo, pero lo traspasó. Pensé por un momento y recurrí a la inteligencia, encendí la linterna y le hice daño, no tanto como para matarlo pero al menos para poder escapar. Le hice lo mismo a la mía, tomé a mi hermana de la mano y corrimos hacia el cuarto de mis padres. Nos escondimos pero fue en vano, ya que nos encontraron. Como pude, busqué mi celular y llamé a la policía... Fue demasiado tarde. La sombra de mi hermana la tomó de la cabeza y la golpeó muchas veces contra la pared, intenté detenerlo, juro que lo hice, pero mi sombra me tomó de la cintura y no pude hacer nada.

Viendo cómo moría, empecé a llorar desesperadamente. Mi hermana murió y la sombra desapareció. Mi sombra quería, intentaba matarme, luché y logré tomar el atrapa-sueños de mi hermana, se lo tiré al cuerpo, se quedó paralizado, aproveché y corrí a la puerta de entrada. Salí rengueando y encontré a los policías. Ellos entraron a mi casa intentando investigar. Llamé a mis padres y me dijeron que regresarían lo más pronto posible, tardarían una hora y media en llegar a casa.

Volví a ver a mi sombra, pero en su estado normal. Media hora después, bajó el policía. Dijo que solo encontraron el cuerpo de mi hermana. Me preguntaron qué había pasado. Les conté, pero no me creyeron. Subí donde estaba mi hermana y vi en la pared un mensaje escrito con un líquido pegajoso y negro: “Estás condenado a vivir conmigo". Cuando llegaron mis padres y, al enterarse de todo lo ocurrido, les dije todo lo que había pasado. Obviamente no me creyeron.

Pasaron dos años desde esa noche y puse las noticias. Decía que dos personas murieron en su casa misteriosamente y dijeron el nombre de mis padres. Pusieron los dos cuerpos en la cámara con una chamarra encima y solo se les miraban los pies. En esa imagen, vi el mismo líquido negro que vi dos años antes.

Yo lo sé, sé quien mató a mis padres, pero no me creerán y aunque Él sigue aquí esperando el momento oportuno para poder matarme sin dejar rastros..., las personas más cercanas que tengo morirán a su debido tiempo, y todos con la misma marca negra.