FANDOM


Hace dos años me pasó algo que de seguro te pondrá los pelos de punta. Quería independizarme de mis padres y no sabía cómo lograrlo, así que pensé en pasar unas cuantas noches en un hotel para mentalizarme, más que nada. Pedí un préstamo de 6.000€ y, por mi nómina y mi trabajo, me lo concedieron.

Creía estar listo para pasar la primera noche fuera de mi casa, en realidad no lo estaba, pero necesitaba hacer el papel. Mi madre lloró al ver cómo hacía las maletas, yo sólo la ignoré fingiendo que no me importaba. Nada más al entrar en la habitación del hotel, me percaté de que algo no andaba bien: alguien, desde el otro lado de la pared, estaba llorando a lágrima viva, reconozco que al principio no le di mucha importancia. Me preparé palomitas y me puse a ver una película de suspenso, no pasaron ni cinco minutos cuando empezaron a escucharse los llantos de una joven, aparentemente se trataba de una chica de 14 años. La intriga me estaba matando, quería saber lo que estaba pasando.

Fui a la cocina y agarré un vaso, dicen que se escucha mejor lo que pasa al otro lado de la pared al pegar la oreja a un vaso apoyado ahí. Escuché un "muérete" que me dejó helado. Enseguida me aparté de la pared. Armado de valor, tomé mi móvil y la llave del apartamento, y salí afuera.

Bajé a recepción e informé de lo que sucedía en la habitación de al lado, incluso exageré, le dije a la recepcionista que estaban maltratando a una menor. La señora me miró muy seria y me dijo:

-Caballero, esa habitación lleva como unos veinte años cerrada al público...