FANDOM


¡Es un avance milagroso para la ciencia moderna! Por fin hemos encontrado la forma de destruir las células proteicas que componen el cáncer.

Las manchas de sangre, enormes y aún frescas, llevaban fuera de la cocina. Un rastro de migas carmesíes subía torpemente por las escaleras, hacia las habitaciones, mientras que, en la planta baja, la radio emitía a todo volumen.

Parece que las células responden a una cierta frecuencia de sonido que acaban en su autodestrucción. Aún continúan las pruebas e investigaciones para conocer si existen efectos secundarios adversos, pero hasta el momento no se ha encontrado ninguno: el paciente simplemente evacua las células cancerígenas en sus deposiciones.

En la manilla de la puerta, un patrón ondulado de color rojo. La sangre aún fresca gotea del pomo hasta el suelo.

Estaremos retransmitiendo esta frecuencia durante todo el mes para cualquier persona que sea una víctima de cáncer. Si conoce a alguien que sufra esta enfermedad, por favor, sintonice esta emisora entre las 19:00 y 21:00 o simplemente descargue el tono de frecuencia desde nuestra página web y escúchelo durante un mínimo de 20 minutos.

Una alfombra empapada en sangre.

Este es el segundo día de retransmisión.

En el suelo, un cuchillo, tan afilado como un corazón roto, gotea.

Gracias por escuchar.

Una joven madre, muñecas cortadas y cubiertas de sangre, tendida en el suelo junto a su cama. Una foto en la mesilla de noche muestra a una familia feliz de tres miembros, la foto del padre está cortada. Monedas y billetes cubren el suelo, una suma de dinero que no fue destinada a ser gastada.

Que Dios nos bendiga.

La retransmisión comienza, pero la frecuencia no alcanza al segundo piso.

En sus brazos congelados descansa su hijo, con su cabeza hinchada por culpa del tumor, abrazando aún la almohada que le quitó la vida tres días antes.