Wiki Creepypasta
Advertisement
Curva Misteriosa

Cerca de donde yo vivo pasan cosas extrañas; hay una carretera muy oscura rodeada de charcos y cañaverales. Después de medianoche, es casi imposible que pasen coches, sobretodo por la "Curva de la Muerte", como le llaman todos. 

Mis padres hablan a veces sobre la misteriosa curva pero apenas me ven, guardan silencio, como si el tema no fuese apto para mí. Lo único que se es que ocurren accidentes allí de vez en cuando, pero siempre encontraban los automóviles vacíos.

Logré esconderme y escuchar su conversación. Resultó que hablaban de una chica que se salió en la curva a la una de la madrugada. La historia tenía un importante matiz, pues la chica se había salvado: mi madre estaba atónita.

-¡No se la llevó!- Exclamó mi padre- ¿Quizás se cansó de robar almas?

¿De quién hablarán? ¿Por qué era tan sorprendente que la chica se hubiese salvado? Para mi mala suerte, eso es todo lo que logré escucharle a mis padres.

En el colegio logré sacar más información... Al parecer, la mujer se había salvado pero no decía una palabra: estaba aún en la comisaría y en estado de shock. No habían podido dar con su identidad, no tenía ni licencia de conducir.

Siempre me intrigó la historia pero nunca tanto como esta vez, los diarios apenas contaron la noticia así que se me ocurrió visitar a mi tío. Mi familia estaba peleada con él así que no lo veía mucho, creo que ni siquiera me agradaba tanto; pero era policía y por tanto mi único camino a la verdad.

Fui a ver a mi tío, al que le sorprendió verme pero en el buen sentido de la palabra, y mientras me daba un tour por la comisaría le pregunté casualmente sobre la mujer.

-Chico, no creo que quieras saber de eso. Además, la soltamos ayer, la vino a buscar su mamá. -Me dijo. Creí que la chica había hablado por fin, pero mi tío me respondió riendo que eso no iba a pasar jamás. -No hablaba porque era muda; la mamá llegó desde un pueblo que ni conozco por ella. La verdad yo no le creo mucho a la madre, pues para mí que solo se quiso escapar y resultó que chocó. Sería una confirmación de lo que siempre he creído: no existe tal estúpido fantasma del que todos hablan. Pero la madre insiste en que vino con su novio y que ella no sabe manejar. Pero bueno, en fin ¿Qué tal tus padres?...

No pude sacarle más información útil a mi tío...

Las desapariciones siguieron después de eso. Mis padres lamentablemente estaban equivocados; llevo años pensando en la razón y creo que tengo la respuesta: la única chica que se salvó era muda.

Quizás lo que sea que se te cruce en el camino, no te hace nada si no hablas ni gritas. Hoy, conseguí mi licencia de conducir, luego de la medianoche probaré mi teoría y conduciré hasta la curva de la muerte con la boca tapada con cinta adhesiva, sólo por si acaso...

La madre salió de la habitación del hijo. Guardó la carta que le entregó este con hojas sueltas de su diario mientras caminaba para salir del manicomio. El chico tenía razón, pero lo que vio fue suficiente para dejarlo marcado de por vida.

Al día siguiente, el padre y la madre clavaron a más de un kilómetro de la curva varios anuncios: "NO SEGUIR LUEGO DE LAS 12AM", por ejemplo, y otros con indicaciones hacia el desvío que la gente podía tomar. Llegando a la curva, a unos 100 metros aproximadamente, sólo hay un cartel que dice: "SU SILENCIO ES LA ÚNICA SALVACIÓN".

Aún están los carteles. He pasado de día y los he visto, pero me basta con creerles: nunca iré luego de la medianoche y arriesgarme a sufrir la misma suerte.

Advertisement