FANDOM


Un día, estábamos en el coche, yendo a Querétaro, en México. Le dijimos a mi padre que queríamos que nos contara una historia de terror.

—Está bien, bueno, aquí comienza esta historia —Nos respondió y comenzó a relatárnosla

«Me quedé en mi trabajo muy tarde, los únicos en el edificio eran: mi amigo, el policía que cuidaba los coches, mi amiga, y yo. Ella ya se iba, ahora sólo quedábamos 3.

Mi amigo fue al baño, así que me dejaron solo, pues el guardia estaba allá afuera.

Trabajaba en una compañía de teléfonos, y el teléfono ya no debía trabajar a esa hora, pues era la 1:00 A.M.; después de esa hora, se desviaba a otro centro de teléfono, en Michoacán. Pero sonó el teléfono.

¿¡Pero que *@#%& está pasando aquí?! —Me pregunté

—¿Bueno? —Dijo una tenebrosa vocecita de infante al contestar el teléfono. Como en esa época era un miedoso de 1era, colgué al instante.

No sabía quién era, pero tampoco quería saberlo. Decidí no contarle nada a mi amigo, pues no me creería. Salió del baño y nos dirigimos hacia el taxi que habíamos rentado.

Cuando entramos al taxi, yo me acomodé en el centro.

—¿La oíste? —Me dijo repentinamente mi amigo como leyéndome la mente. Yo no sabía que responderle ¡También la había oído!.

Hasta que le dije que no le quería decir porque se burlaría de mí. Hablamos de eso hasta que nos llevaron a nuestras casas. La verdad no se que pensar»

Yo tengo dos hermanas, todas éramos unas infantes, así que nos asustamos mucho.