FANDOM


Introducción: Editar

Esta historia comienza en Lawrence, condado de Essex en el estado de Massachusetts, con un chico, el cual tenía como nombre “Chris Brown”. Aquel chico sería como cualquier niño normal de no ser porque este tenía un problema, él escuchaba voces. Al principio, él creyó que era solamente eso (ni sus padres ni los pocos amigos que tenía sabían de este mal), pues comenzó dentro de sus sueños, o más precisamente; sus pesadillas.

En sus pesadillas había una voz que lo atormentaba, y esa voz después para infortunio suyo, se fue convirtiendo con el paso de los años, más vívida y real, pues hasta entonces ya podía contener largas conversaciones con el chico durante la noche. El chico ya sabía que esto no era más que un ente intentando tomar control sobre el pobre, y había algo que Chris temía más que todo, cada 31 de octubre de todos los años, la presencia se intensificaba mucho más, llegando al punto de ordenarle que salga a matar gente, en la noche de Halloween.

Pero Chris no era tonto, aunque se volviera loco con esa voz intentando convencerlo de semejante barbaridad, desarrolló el joven una fobia y rabia, al 31 de octubre, pues si salía, de seguro haría algo malo, por ende, nunca en su vida, llegó a disfrutar una noche de estas. No solo por aborrecimiento de esta fecha sino también, como método de evadir alguna mala pasada.

La tragedia llegó cuando, una noche de esta misma fecha, cuando el chico ya contaba con 15 años de edad, decidió, pero no por cuenta propia sino siendo invadido, poseído, por la locura que aquel ente le suministraba, y en esa ocasión; salir finalmente. El chico explotó.

Chris, portando una máscara que él mismo (junto con su espectro) había construido, para ese mismo tan esperado momento, (la cual tenía un aspecto muy mórbido y oscuro, con una nariz cortada dejando ver la verdadera, unos ojos vacíos e intimidantes, y una boca bien abierta con una sucia cremallera como dientes) sale armado con su gran, y bien afilado cuchillo de cocina, pero ocultándolo. El chico tenía una misión, y el ser extraño le daba indicaciones de cómo y dónde hacerlo.

Es así como fue a un bosque aledaño al vecindario en donde vivía, allí se encontraban tres niños menores que él, de entre 8 y 10 años. Chris se ocultó entre la oscuridad, la maleza del mismo bosque, y de la noche. Ve maliciosamente a los otros, sin que estos se percatasen de su presencia. Y cuando llega el momento, el joven mata sangrienta y violentamente a todos los niños, que allí yacían, dándose cuenta, de lo que aquello provocaría, y que ya no había paso atrás.

Chris antes de ir a su casa a olvidar todo esto, enterró el arma ensangrentada, y su ropa en la misma condición en el mismo bosque (Chris no era tonto, era de hecho inteligente y racional, por lo que planeo esto muy bien, por ello, trajo ropa de repuesto, dentro la ropa ya enterrada y desechada). Todo esto lo planifico muy bien, salvo el detalle del lugar en donde lo cometería, pues fue tan solo suerte que unos incautos, inconscientes niños fueran al bosque tan solitario, el cual sería un perfecto escenario para llevar a cabo el crimen perfecto (aun así, Chris sabía muy bien que pronto se descubriría toda la verdad).

Días después de lo ocurrido, se encuentran los cuerpos de los asesinados, quienes se reportaron desaparecidos, sumergidos en un pequeño lago cerca del vecindario. Chris se aterró cuando ya los policías interrogaban a todas y cada una de las familias de los alrededores, así que decide irse por cuenta propia lejos de su casa, desapareciendo sin dejar ningún rastro.

Esta anécdota se convirtió y se tituló en “la noche de Halloween en la que tres niños fueron cruelmente; asesinados”. Después de años, se convirtió en una leyenda urbana, apodando al asesino como “el cruel, el asesino de Lawrence, el asesino de niños etc.”, quien era descrito como un hombre misterioso con una máscara muy tétrica, adulto, perverso, y bien temido entre la gente del pueblo y los alrededores, pues se contaba, llevaba a cabo sus cometidos, todas las noches de Halloween.

Aquí todo comienza: Editar

20 años después.

Lawrence, Essex, Massachusetts año 2015. (31 de octubre)

Tomi se prepara para esta noche tan esperada, no se puede creer que ese día, tan importante para él pues le gusta mucho este día más que ningún otro, haya tenido que tocar clases, para este, no tiene sentido, lo bueno es que salieron horas antes de que llegue la noche.

Minutos antes se encontraba junto con sus amigos, todos en sus bicicletas dirigiéndose hacia sus casas, todos charlando sobre cómo esta noche iba a ser espectacular, además por algo de lo cual estaban ya decididos y muy emocionados por hacer, ir a una gran casa abandonada. Todos sus amigos ya lo habían hecho anteriormente en otras noches de Halloween; pero Tomi, tan solo se preparaba para su primera exploración urbana.

Ya en casa se dispone a intercambiar palabras con su amigo Rony, por medio de su computadora. Su hermana mayor se preparaba para una fiesta de disfraces a la que había sido invitada, mientras Tomi la prestaba muy disgustado.

- ¡oye, te dije que no estás invitado, deja de estar triste, ve y pide dulces y ya está! - dice su hermana

- ¡cállate, ya tengo algo mejor que hacer, no necesito que me escondas para poder colarme, y no voy a pedir dulces como un niño pequeño! -

-y no lo eres?, jaja-

-pues claro que no, ya tengo 15 años, ¡pero parece que para ti eso no es así! -

-bueno, ya deja tu locura, ¡me voy! -

Dice su hermana burlona antes de irse. Tomi imitando las palabras de su hermana con tono chillón, va sacando de su closet unas pinturas especiales para poder pintarse la cara, haciéndolo de tal forma que pareciera un muerto, agregando sangre, y cocidos a su rostro, poniendo esfuerzo en una apariencia digna de una película de terror según él.

Finalmente, de noche, Tomi se reúne en el pórtico de su casa con Rony, y ambos se van en sus bicicletas, Rony guiando a su amigo en camino hacia tan misteriosa casa abandonada. Entre el camino, ven todas las calabazas y demás decoraciones alrededor del pueblo, además de los distintos disfraces de los niños y hasta adultos que caminan las calles como muertos vivientes.

Ambos van atravesando angostos, oscuros y llenos caminos en el bosque, en donde se encuentra el punto de llegada.

Tomi recuerda como pocos días antes de esta noche, se encontraba junto a sus padres escogiendo en una tienda, de hecho, en múltiples, la máscara que más le gustara y llamara su atención, pero no encontró ninguna que cumpliera con sus expectativas, renunciando entonces a esta alternativa para disfrutar la noche.

Pronto después se dio cuenta que no la necesitaba, pues la próxima noche ya estaba reservada para aquella exploración. En la escuela, él hablaba junto con sus amigos sobre cómo planeaban llevar a cabo esto.

-finalmente, hemos llegado! - dice Rony

-en serio?, ¡wow, increíble! -

En frente de ellos, una gran casa, tan grande o más de cómo Tomi la había imaginado, y en frente de esta, los demás esperándolos con máscaras, disfraces, y pintura. En total, eran seis chicos, los cuales pensaban llevar a cabo la travesura.

Después de que todos decidieran que se va a hacer, (sin mucho éxito pues casi todos entraron de lleno), comienzan a pasarse por todo el complejo lugar, que además de casi completamente oscuro (y por ello tuvieron que llevar linternas), tenía pisos, techos, paredes y más, deteriorados, al punto que en cualquier momento pareciera; la casa se caería, de hecho, ya había partes desechas.

En todo el trayecto escucharon sonidos raros provenientes de la oscuridad, pero solo se reían y orinaban las paredes del lugar, a la par de varias acciones más. Entre todo el camino, entre las horas que pasaban allí, grababan incluso videos de su exploración, uno de ellos, hasta se enterró un clavo en el zapato, lastimando un poco su pie, mientras transitaban todos un estrecho y peligroso lugar, lleno de tablones con clavos enterrados.

Al fin después de ya casi irse, encuentran sorpresivamente un cuarto en donde hay en la pared frente a ellos, una tabla ouija dibujada de rojo, por esto ellos se impresionan mucho, pero aún más, por la puerta en el suelo bajo el dibujo macabro, aquella puerta entre tapada por una maciza y gran tabla.

Tomi y los demás discuten, de seguro es un sótano, e intentan quitar la tabla, algunos ya quieren irse además agregando que, en la pared junto al dibujo de la ouija, hay una frase que dice, “no entrar”, apuntando con una flecha a la puerta en el suelo, lo que aún más los emociona a abrirla.

Cuando logran abrir la puerta que estaba atascada, echan un vistazo hacia dentro, donde el polvo flota descontroladamente y las escaleras están tan dañadas, que son demasiado inseguras, muchas están colgando ya, así que todos resuelven tirarse a las escaleras, que más profundas están, pues son las más buenas.

Así lo hace uno por uno, el primero que se lanzó, el más osado entre todos dicen estos, mientras Tomi se queda dibujando con un marcador, un diablo en la pared, aprovechando su talento.

Cuando los otros cuatro ya se han sumergido a lo profundo, haciendo gran escándalo allá dentro, Rony se pone en la orilla para ser el próximo, cuando de pronto, Tomi quien se encuentra cantando levemente; escucha algo tras de sí, seguido de un frío paralizante.  Gira y ve horrorizado como tras de su amigo Rony, una silueta fornida y grande se acerca, este queda quieto, congelado del susto, y sale de este estado de catatonia cuando su amigo, seguido de gritos ahogados, es atravesado repetida y mórbidamente, por un cuchillo.

Chris-0

Gritos, gritos de terror de Tomi quien sale despavorido a correr cuando el hombre, suelta el ya deshecho cuerpo de Rony, y los demás; se quedan en silencio escuchando todo, tratando de que el intruso, no se dé cuenta que están dentro, pero es muy tarde, con poca luz, todos ven como desde arriba, cae su amigo Rony, muerto ya, y con poca luz, la cara del asesino asomándose en la puerta, quien se puede distinguir pobremente, lleva una máscara sucia, con la nariz cortada dejando ver la verdadera, unos ojos vacíos y oscuros, una boca grande y con cremallera como dientes, y cosida por todas partes. Esto los aterroriza además porque todos pensaban que el tipo, iba a entrar, pero no, en cambio; los encerró allí dentro.

Tomi va corriendo y tropezando, pero sin encontrar la salida, él a diferencia de los demás, no tiene experiencia de estas, por lo que fue muy fácil que se perdiese. En esto, se encuentra cara a cara con el hombre, quien con una voz profunda y ronca le dice “te encontré Tomi”, y este chico comienza a correr gritando y rogando no salir lastimado.

Pero esto era en vano cuando el asesino solo lo perseguía en los laberínticos lugares de la grande casa. cuando Tomi por fin encontró la salida, habían pasado largos e infernales minutos, el asesino lo llama, le dice que no tenga miedo, que no le va a hacer daño, pero Tomi ya ha visto muchas películas de terror como para no saber que esto es falso.

Se va pedaleando violentamente a través del bosque tan oscuro y frondoso y el asesino no lo persigue, Tomi desea que no lo haga. Dentro del sótano, se encuentran los otros jóvenes, las chicas llorando y los chicos también, intentando salir de ese maldito lugar antes que el maldito llegue. Uno de ellos, intenta abrir la puerta dificultosamente mientras los otros le dicen que se detenga, pero él, no se quiere quedar a esperar su muerte. Esto hasta que, la puerta se abre, pero no por el chico, sino por aquel allá afuera, quien lo ve gritando y le clava el cuchillo en la cabeza para que se calle, el chico, cae adentro.

Los demás, solo se enloquecen. Uno de ellos, (llamado Johnny) se prepara para agarrarse a muerte con el asesino, en caso de que lo peor suceda.

A través del bosque, gotas de agua comienzan a caer, está lloviendo.

Tomi va rápido a través del camino pantanoso cuando su bicicleta se enreda en el pasto, el chico pierde el control, y cae en un charco de agua estancada y lodosa. Tomi quejoso, y con su pintura en la cara cayéndosele, ruega por qué el asesino, no esté buscándolo, y después de sobarse la rodilla, que le duele mucho por el golpe, se levanta y sigue corriendo y cojeando, en busca de ayuda.

Tomi llega finalmente a la zona urbanizada, y sigue corriendo, mientras va apresurado a su casa. Se encuentra con un hombre vestido de payaso y agitado le dice:

-ayúdeme, me están persiguiendo, ayude a mis amigos! -

-espera, espera, ¿Qué?, ¿de qué hablas, estás bien niño?

-no, no lo estoy, necesito que ayude a mis amigos! -

-pero, ¡no puedo, es noche de Halloween y busco a mi hijo! -

-ah rayos …

Deja la conversación y corriendo nota que, Las calles en especial alrededor de su hogar, están casi completamente vacías, sólo hay gente dentro de las casas. Al llegar a su residencia, cierra todo con seguro, ventanas y puertas, se sienta en el sillón de la sala y se apoya entre sus rodillas, cabizbajo, sin poderse creer lo que está pasando.

Esta muy cansado y fatigado, solo quiere que todo esto acabe, o que nunca hubiese sucedido, piensa él, debe llamar a la policía, y toma el teléfono que está colgado en la pared, hasta que desde algún rincón escucha una voz que le dice, “tranquilo Tomi, ¿vas a llamar a la policía?”, y da el chico un vuelco tratando de saber de dónde provinieron las palabras.

Frente a él, desde las escaleras oscuras, sale el sucio, mal oliente asesino, quien se acerca lentamente:

- ¡aléjate maldito, no me toques! - dice Tomi angustiado.

- ¿Por qué?, si yo no te haré daño.

-no me engañas, ¡aléjate o llamaré a la policía! -

-no, no lo harás, ¡porque estas en mi casa! -

En esto, el chico queda petrificado y extrañado:

- ¿que?

-sí, tu, estas en mi antigua casa, ¿sabes?, deje todo esto después de cometer ese error.

-tu, tu eres?

-sí, yo soy Chris Brown, desde hace mucho que no lo oigo, ni de mí, ni de algún otro. (al decir esto, es acompañado por un relámpago que ilumina dentro de la casa, dando un destello a Chris)

-pero, ¿cómo?

-sabes?, todo lo que hice, todo lo que soy, todo lo que tengo por terminar, no llegará, ¡todo se acabará! -

-qué, de qué hablas?

-tu, Tomi, tienes que matar como yo lo hice, tú tienes que ser yo desde ahora! -

- ¿Cómo me pides eso?, estás loco, ¡no! -

-sabes, yo era como tú, pero eso ya no es así, desde siempre he cargado con ese maldito ente, que nunca me deja. Tomi, matar no tiene nada de malo, solo tienes que hacerlo, no esperes que consecuencias traiga eso, solo que beneficios, Tomi, todos te han dicho lo que es bueno y lo que no, ¿tú les haces caso?, yo no, estoy a punto de morir por una enfermedad terminal, pero no me quejo, solo me arrepiento de todo este tiempo, perderlo pensando en si matar o no, debí acabar con muchos por estos 20 años, pero, oye, ¿tú cometerás ese mismo error, y después arrepentirte porque no lo hiciste?

-pero.

-tú, lo decides. dice Chris dejando el cuchillo ensangrentado sobre la mesa.

Chris

-yo no puedo! -

-hay uno que se escapó, tú decides si lo matas o no, necesito otro yo, estoy muerto. dice mientras sale de la casa, dejándolo todo, y mojándose por la lluvia.

Tomi queda solo, mirando el cuchillo, se pregunta, “¿toda su historia era real?”.

Entre la soledad mortífera del bosque, uno de los chicos se encuentra corriendo ya cansado, (Johnny) cuando por delante aparece Chris, quien lo mira vacío:

- ¿Qué quieres maldito hijo de perra?, tú quieres que te mate, vete.

Pero no obtiene respuesta, el chico entonces saca una roca de su bolsillo y se la lanza al tipo, quien la recibe de llena en la cara, volteándola simplemente. Después de ver el chico que Chris no hace nada, lo amenaza y lo insulta, toma una roca más grande y con dificultad y miedo, se la lanza al asesino, quien no hace más que recibir el impacto.

Tras ver que está en condiciones, el Chico comienza a decir lo mucho que ha querido matar a alguien desde siempre, y por fin tiene la oportunidad, mientras ríe malicioso y lanza rocas al otro.  Hasta el punto de ir decidido por el asesino diciendo, “ah sí, ¡a mí no me das miedo!”, se le tira encima y comienza a golpearlo y patearlo, cuestionando al otro, “¿no te vas a defender?”, y finalmente toma una roca grande y pesada, y la estrella repetidamente en la cara de Chris.

En esto llega Tomi y comienza a apuñalar al otro chico, con quien antes vino a pasar un buen rato, pero que ahora, está matando. Al terminar, Tomi decide que no se quedará con las ganas por el resto de su vida y le quita la máscara a Chris, quien sangra y sonríe, y se agradece con el chico quien después desaparece por completo después de la noche de Halloween.

Desde aquel suceso, todos los días finales de cada octubre, en cada año, hay al menos un niño desaparecido, quien después aparece muerto, al día siguiente de la noche de Halloween, haciendo que la leyenda urbana, por fin se haga realidad. Una de las fechas más temidas, en Lawrence. La policía, a pesar de buscar al responsable, nunca lo encontró.


Fin: resolución de huecos argumentales Editar

Desde que Chris murió, aquella noche de Halloween del 2015, Tomi ha sido perseguido y acompañado, por lo que él describe, como la voz de este antiguo asesino, quien lo impulsa a matar, hasta que ya no pueda más, tomando la nueva identidad de este anterior, y llamándose a sí mismo “Chris Brown”.

El mismo cuchillo que tiene Tomi para matar a sus víctimas, es el mismo que Chris desenterró y se llevó del bosque al matar a esos tres niños.

Habían seis niños en aquella noche de Halloween, sus nombres eran:

-Tomi (15 años)- personaje principal.

-Rony (15 años)- mejor amigo de Tomi.

-Johnny (18 años)- quien se enfrentó a Chris auténtico.

-Evelyn (15 años)- una de las chicas.

-Ithan (16 años)- a quien Chris le enterró el cuchillo en la cabeza.

-Carrie (15 años)- una de las chicas.

Se dijo que la gente había formulado la leyenda urbana de Chris, justo con la máscara, esto no lo deberían saber, pues no hubo testigos de la masacre de los tres niños. La explicación es que, para meter más miedo, la gente comenzó a decir que el asesino, traía máscara, (además porque se cometió el macabro la noche de Halloween, por lo que sería lógico que tuviera máscara) esto resultó una ironía, pues la leyenda se volvió real, y el asesino fue, justo como se había descrito; mucho antes que este matara de nuevo.




Creado por: Ed dead 🎃

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.