FANDOM


Inicias tu primer vuelo hacia la montaña de Xixavac, donde corre el rumor de que un psicópata habita una de sus altas cuevas. Incrédulo, decides demostrar que no habita nada ni nadie en éstas. El clima es tu mayor enemigo: el vidrio se empaña y la lluvia comienza a molestar la vista. Ya llegando a una pista de aterrizaje segura, la escasa gasolina te impidió realizar ese acto, mientras el avión bajaba lentamente, rumbo a un terreno rocoso de vista desolada, sin vegetación. Alterado, querías mantenerte vivo, pero lo único que podías hacer era esperar una muerte segura, con las llamas inundando tu cara.

El avión perdía equilibrio, era demasiado tarde para realizar algún movimiento; decides cerrar los ojos esperando la salvación o la muerte, pero en tu caso la salvación llamó a tu corazón. El avión chocó contra el duro suelo, hubo mucha turbulencia, la suficiente como para marearte y desatar tu cinturón de seguridad.

Por suerte, la nave no explotó hasta que lograste salir; al poco tiempo, una repentina explosión te elevó, dando tu cara un golpe contra una de las lúgubres rocas.

Sin reaccionar, te desmayaste, despertando en una cueva, al lado de una ardiente fogata. Una voz ronca despierta tu miedo hacia aquello que podía haber en el lugar. Un hombre de aspecto raro se te hace frente, tiene el cuerpo solo cubierto por un taparrabos, aparenta estar desnutrido, con muy pocos dientes. Lo que más te perturba es que no tiene ojos, sino dos cavidades negras.

Dominado por el miedo, él te sujeta de tu chaqueta, llevándote hacia la boca de la cueva, donde la lluvia entraba; sin saber qué te podía hacer, te soltó, y sin más te lanzó hacia el acantilado, alejándote de la misma cueva.

Ahora lo sabes: un loco habita en la cima de dicha montaña.


AUTOR: Crepipaztas

00162987