FANDOM


El siguiente texto proviene de una página de un periódico el cual no será mencionado

Esta mañana se hizo un macabro descubrimiento en una casa a las cercanías de la frontera de Canadá.

Dentro de ella se descubrieron cinco cadáveres distribuidos alrededor de la cabaña, en estado de putrefacción, por lo que debían de haber estado allí un mínimo de tres semanas.

Los cadáveres pertenecían a cinco adolescentes los cuales estaban de vacaciones en una cabaña, a las cercanías de Canadá. En los cadáveres se encontraron marcas de garras en el área del cuello y el rostro. En cuanto a las mujeres se encontraron pedazos de piel faltante en el área del estomago.

La mayoría de los cuerpos fueron encontrados en el pequeño vestíbulo de la casa, mientras que uno fue hallado en el sótano, al parecer, cuando aún estaba vivo, intentaba abrir una puerta de madera podrida y vieja.

La puerta carecía de una cerradura, simplemente tenía un pestillo inutilizable por el óxido y varios pares de tablones bloqueando el paso. En ella, había una placa de bronce, la cual tenía las palabras "Ostium Omnium Sanctorum".

Significa "La puerta de todos los santos".

Cuando entrevisté a los pueblerinos y personas con su vivienda cercana a la cabaña vieja y destartalada, ninguno quiso darme demasiados detalles sobre quién era su dueño o cuándo había sido construida. Sin embargo, puedo rescatar un fragmento de una conversación bastante espontánea, de la cual la mayoría del audio está corrupto.

Yo comienzo a hablar:

-Bien ¿podría... contarme sobre el acontecimiento en la cabaña?

-Es algo muy preocupante.

-¿Por el animal que los atacó?

-Eso no era un animal. Aquí se le conoce como... "Manducat animarum", o simplemente Come almas.

-Hábleme sobre él.

-Es un caído, un ángel, el cual protege la entrada de los santos.

-¿Habla de la puerta encontrada en el sótano?

-S-Sí.

-¿Me haría el favor de hablarme sobre la puerta?

-Esa puerta es la clara entrada al inframundo, o al paraíso, dependiendo del alma en cuestión, claro. El ángel caído que la custodia es capaz de diferenciarlas, dejarlas pasar, y separarlas de los vivos; por eso puede consumir nuestra energía, pero no la suya.

-¿El mismo que mencionó ya?

-Exactamente.

-He de suponer que esa entrada está desde mucho antes que la cabaña.

-No lo dude. Esa puerta está desde el nacimiento de los humanos mismos, y fue variando de forma en forma, pero nunca ha perdido su esencia, y ahora es una puerta de madera, a secas.

-Explíqueme una parte de su historia.

-¡No!

Al parecer el pueblerino no quiso comentar más sobre la puerta y decidió irse; poco tiempo después, movido por la curiosidad y por el deber, yo mismo abrí la puerta.

Según el mismo periódico, esta noticia no está completa debido a que el periodista en cuestión desapareció, dejando tras de sí su grabadora luego de haber desbloqueado la puerta

La Puerta Alo Desconosido

ostium Omnium Sanctorum