FANDOM


Había una vez una chica que vivía en un rancho muy extraño, a ella le encantaba nadar desde los siete años.

Cinco años después, ella dejó ese gusto por el agua. De la nada encontró una quebrada muy extraña que tenía un cartel que decía: "si valoras tu vida no entres aquí." Ella no le prestó atención ya que le pareció un poco absurdo ese cartel, pensaba que era una broma y entró al agua.

Pocos días después empezó a sentir una sensación muy extraña que nunca le había pasado y no le prestó atención. Cada día esa sensación se fue apoderando de su cuerpo, cada vez más y más.

Un día fue a ver a sus padres, ella se comportaba muy diferente con ellos, parecía que no recordaba nada sobre lo que ellos le decían sobre ella, ante esto se molestó y se marchó. En el camino de regreso a su casa se dio cuenta de que le estaban apareciendo escamas por todo el cuerpo; sus manos se convertían en garras; sus dientes en colmillos; su cara parecía la de un espectro, ya no era ese ángel que solía ser; y poco a poco sus pies se convirtieron en una cola de carne llena de escamas.

En cuanto vio en lo que se había convertido le dio mucho miedo, pensó que había una solución. Sentía mucho dolor y como pudo, se fue arrastrando hasta su cuarto y se metió debajo de su cama, con un cuchillo que tenía a la mano decidió quitarse la vida.

Pocos días después sus padres decidieron ir a su casa a visitarla porque no habían sabido de ella en mucho tiempo, tenían las llaves de su casa por lo que decidieron entrar a buscarla como locos. Fueron a su habitación y encontraron un charco de sangre que venía de debajo de la cama, era algo escalofriante ver lo que había debajo de la cama, parecía una especie de pez gigantesco, pero al sacarlo se dieron cuenta que era su hija convertida en un monstruo.