FANDOM


Received 723011277813901

Todos aquellos individuos que hayan tenido la edad suficiente como para experimentar los 90's en su esplendor de seguro habrán oído hablar —ya sea directa o indirectamente— de una telenovela de origen mexicana titulada "La Usurpadora". —Pero... ¿Qué hay de tenebroso o escalofriante en esto? se preguntarán—, bien, les contaré los oscuros sucesos que hay detrás de esta "romántica" producción:

Para comenzar debo aclarar primero que en sí todo ronda alrededor de un personaje, y este personaje no es la protagonista, ni mucho menos su gemela y antagonista "Paola Bracho". El verdadero protagonista de este relato —el causal, la entidad oscura que ronda esta producción— es la prima de la protagonista, llamada "Estefanía Bracho" quien según la trama de la historia, después de múltiples engaños y desgracias esta termina en la amargura, desquicio y locura total. Pues bien esto está inspirado en una mujer que sufrió lo mismo.

Su nombre era Andrea Rocha. Ella era una joven estudiante en sus años mozos, gozaba de todos los lujos que la clase media le brindaba, hablando sentimentalmente su único defecto era "una lengua viperina y venenosa" (creo que por esto deducimos que no era su único defecto) el principal problema y desencadenante fue este, gracias a este defecto se soltó una serie de sucesos que afectarían su vida adulta, pues viejas enemistades que se logró ganar a pulso en la escuela volvieron años después a cobrarle factura. Sufrió y pasó por exactamente todo lo que su personaje en la telenovela caracterizó y pasó. La única diferencia fue la monstruosidad de su apariencia, esa mirada de ojos vidriosos que espera por tu alma con cierta ira, combinada con el factor y poco importante defecto de la deformidad que quedó en su cabeza, después de que uno de sus más acérrimos enemigos en conjunto con la ayuda de una de sus ex-amigas le hicieron un mal día que le tomaron por sorpresa: Le golpearon fuertemente el cráneo con un martillo y le inyectaron ácido clorhídrico en una disolución indeterminada, causándole así que cayera al suelo por las escaleras y produciéndole dolorosas yagas en todo su cuerpo por los desarmadores que esta ya tenía incrustados por apuñalamiento anteriormente, siendo así una ida segura al hospital.

Hasta este punto ya todo ha pasado como en la telenovela, excepto que este fue su doloroso fin.

Sus últimas palabras fueron "Deberían arrepentirse de todo el dolor que han sembrado en mi corazón"

Un espectador embobado asegura que lo más saludable es no ver este caso tan particular en la telenovela, ya que asegura que la entidad de Andrea responde a esto como una burla y lo único que verás en tu televisor o donde sea que lo veas será una terrible imagen.