FANDOM


Esta es la historia de una anciana llamada Margaret que acudía todos los domingos a escuchar los salmos en la santa misa. Había enviudado joven y no tenía hijos, sola y desamparada se encontraba cuyo único refugio era estar sumergida en constante oración.

En el pueblo todos la consideraban una vieja loca, porque cada domingo luego de acudir a la iglesia salía a las calles como alma en pena, llorando por la pérdida de su amado esposo y la de un supuesto hijo que había perdido tras un aborto espontáneo.

Cuentan los vecinos de aquel lugar que el último día que la vieron viva fue cuando acudió buscar al padre Esteban, luego la encontraron muerta al pie de un acantilado. De ahí cada domingo al salir el alba veían una pequeña y difusa figura que se acercaba a la tumba de la anciana y lanzaba unos chillidos espantosos. Todos estaban aterrados en el pueblo con el fenómeno que ocurría, fue entonces que el padre cansado de soportar ello, se atrevió a ir al encuentro en busca de respuestas, mas a su regreso ni voz tenía para contarlo. Con el paso de los días, el padre empeoró su estado, iba agonizando lentamente.

Tras la muerte de éste, el pueblo volvió a recobrar su tranquilidad, nadie sabe el porqué, mas se oyen rumores de que un niño alcanzó a ver en el rostro del padre, al ser velado, una imagen difusa de una mujer joven y hermosa.