FANDOM


Hikari Takahashi era una chica Japonesa de unos 23 años de edad. Ella amaba hacer música, era su más grande obsesión. Se había mudado a los Ángeles para tener más oportunidades de triunfar en la música, pero tenía un gran problema. Sabía hacer música pero su voz no podía alcanzar los tonos que necesitaba y tampoco podía encontrar a ningún vocalista. Viendo esta situación, pensó mil veces una solución, hasta que conoció "Vocaloid" Si, Vocaloid. Ese programa originario de ese lugar donde nació. Era un sintetizador de voz capaz de cantar, no sabía bien si era posible que ganara dinero vendiendo una canción echa con ese programa pero bien podría servir como prueba para luego reemplazar la voz por otra, ya sea que ella aprendiera a cantar o alguien que lo hiciera.

A ella no le gustaba tanto el Vocaloid en ingles, lo prefería en Japones. Así que utilizando el maravilloso mundo de internet logro comprar el programa y una sola voz. ¿Quién era el personaje escogido por ella? Fue Kaito Shion. Si, ese tipo al que le encantaba el helado, tiene el cabello de un antinatural color azul al igual que sus ojos, lleva siempre una bufanda y es amado por millones de fans por todo el mundo. Y Hikari entraba en esa clasificación de FanGirls.

Ya habiendo comprado el programa y a Kaito, esperó 2 semanas a que el paquete llegara desde Japón a Estados Unidos. Sin embargo, las cosas no salen tal cual uno las planea. El día de la entrega no solo llegó la caja que contenía la pequeña entrega de Software. Había otra caja más grande, Muy grande de echo. Hikari, extrañada, pensó que se habían equivocado de paquete, así que cruzo por su mente devolver el paquete y presentar una queja de paquete equivocado. Aunque, el tamaño de la caja era un tanto descomunal, su curiosidad pudo más y decidió abrirla. Ahí adentro, había un hombre en posición fetal y con la cabeza baja. Hikari al principio se asustó pero más que nada se extrañó... ¿Cómo era posible que ese hombre tuviera una bufanda y el cabello azul? ¿Ah quien te recuerda, eh?

-¿Qu-quién eres? pregunto Hikari acercándose.

El hombre abrió los ojos lentamente y volteó a mirar a Hikari, acto seguido dijo:

-Mi nombre es Kaito Shion... ¿Tú eres mi nueva ama?- Respondió Kaito.

-C-creo- contestó tartamudeando y con mucha inseguridad.

-Si fuiste tu quien me compro no deberías dudar- le dijo el chico en un tono algo juguetón.

A Hikari esa actitud le pareció infantil. Lo que ella no terminaba de entender era que como en lugar de el programa le hubieren enviado el aparentemente existente Shion. Era completamente ilógico, pero viéndolo de otra manera, bien podía seguir con su plan de usar Vocaloid a ver como se escucharía su música con una voz. Y así comenzó, ella creaba la música y Kaito creaba la voz con las letras que ella escribía. De vez en cuando Shion le ayudaba.

Así pasaron los días. El lazo de amistad entre Hikari y Kaito iba creciendo apresuradamente pero no duraría bastante, debido a los descuidos de Hikari. Un día, Hikari decidió comprar a Miku Hatzune para tener una voz femenina. La compró igual como con Kaito, llegó una caja de tamaño descomunal. Adentro se encontraba Miku, Hikari no se asustó en esa ocasión, al contrario, se alegró mucho con su llegada. Miku era tan amable y alegre.... Sí, era una buena chica. Pero entre la amistad de Miku y Hikari crecía ... La de Kaito y su ama iba rompiéndose.

Ya no lo usaba para cantar. Habían días enteros en que ni siquiera le dirigía la palabra ¿Qué hacia él? ¿Pudrirse? Todo era culpa de Miku. Si no se Hubiera interpuesto entre Hikari y él, no tendría sentimientos de amargura carcomiéndose lentamente su alma. Esos celos... Poco a poco empezaron a enloquecerlo.

Un día, Hikari tuvo que irse por un rato, así que les avisó a sus amigos:

-Miku, Kaito voy a salir a comprar algunas cosas que necesito, en un momento vuelvo.

-¡Que te valla bien Hikari!- Exclamó Miku mientras que Kaito solo miró a lo lejos.

-Gracias Miku- respondió Hikari.

Kaito observó esa sonrisa. No sabía porque al verla sintió una sensación embriagante. Si él amaba a su "MASTER" Como se les llama a los usuarios de Vocaloid, la amaba. Pero, si no se deshacía de Miku, ellos nunca podrían ser felices juntos.

Sin pensarlo una vez más, aprovechó la oportunidad para agarrar el cuchillo más grande que encontró en la cocina y lentamente se acerco a Miku, quien se encontraba viendo televisión.

-Oh Kaito, ¿que estabas haciendo en...?-- Miku detuvo su pregunta al ver el cuchillo en su mano y su mirada de odio.

Gritó pero en vano.

-¡Corto aquí, corto acá. Un brazo, una pierna, el cuello!

La historia del pobre conejito azul kaito by markokoro-d52zyfs

Kaito no sabia por qué pero esto era mejor que la sonrisa de Hikari.

-¡Corta, corta, corta! ¡Vuelve y corta!- Gritaba.

El chico de cabellos azules tomó la amputada cabeza de Miku y saco sus ojos. Los tiró al suelo y prácticamente bailo sobre ellos mientras una sonrisa demencial adornaba el momento. En ese instante llego Hikari.

-¡¿Kaito?!- Gritó ella al ver la mortal danza del Vocaloid, tal fue su susto que soltó las bolsas que cargaba.

-Oh, ya llegaste, Hikari- dijo kaito en un tono muy juguetón muy similar al que uso la primera vez que se vieron. Aunque ahora sonó tétrico.

-Que hiciste?!- preguntó Hikari mientras sus ojos parecían hacerse más grandes por la presencia de lagrimas y daba pasos hacia atrás.

-No, no llores, Hikari- le consolaba Kaito mientras se le acercaba a ella aunque ella se alejaba más.

-Kaito, estas mal- le dijo completamente horrorizada e intento huir.

Pero Kaito la empujó contra la pared y ahí la acorraló.

-No tengas miedo, Hikari, no te preocupes. Ahora que me deshice de Miku... Podemos estar juntos para siempre.

Kaito apuñaló a Hikari en su vientre.

-¡Kaito detente!- le suplicó entre lagrimas mientras se sostenía el vientre.

Cayó de rodillas al suelo mientras se desangraba. Kaito no la escuchaba, en su cara residía el gesto de la locura, no sabía que era lo que lo estaba impulsando pero no le importaba en lo absoluto. Al igual que a Miku, con Hikari terminó. Riéndose de manera demente, abrazaba el cadáver de lo que solía ser su "Master"

-¡Corta, corta, corta! ¡Y vuelve a cortar!

Una tormenta hizo presencia para completar ese tétrico momento en el cual solo se encontraba el cadáver destrozado de Miku, la inerte Hikari y un chico de cabello azul manchado de rojo.

-Fascinante cuadro ¿No es así? ¡Ja! ¡cortar es de lo mejor! ¡corta, corta, corta, vuelve y corta!

Nadie supo nada más de Hikari y su trágico final. Así como nadie se entero de la existencia de Kaito y Miku. Aunque. Kaito no se detuvo después de asesinar a Hikari. No, claro que no. Porque una vez que alguien prueba la sangre, difícilmente puede ignorar la sed de ella ¡Porque cortar es adictivo! ¡Porque ver salpicar la sangre también!

Naturalmente, los asesinatos que ocurrían llamaron la atención casi de inmediato por su peculiaridad. El asesino apuñalaba, arrancaba los ojos, los aplastaba y pintaba en la pared con sangre "Cut, cut, cut!" que traducía al español "Corta, corta, corta!

Un buen día, Kaito volvió a atacar. ¡Esta vez mato a casi toda un familia!. Bueno no la mató toda. La hija menor, con solo 6 años, se había escondido en el armario. Aunque, fue descubierta por Kaito. El la dejó vivir. ¿Por qué de repente un psicópata sin piedad deja vivir una niña? ¡Sus ojos! Esos ojos azules ya los había arrancado antes ¿Para que hacer que la tierna y amable Miku vuelva a sufrir de nuevo? Era buena chica, solo que estorbaba demasiado. Pero, la niñita no era tonta, no. Mientras corría para escapar logro tomarle una foto con el celular que solía ser de su madre.

Cuando la policía le interrogó, obviamente entregó la foto que había logrado tomar. La foto era bastante clara en cuanto al rostro del asesino se refería. Algunas personas lograron reconocer a Kaito, cuentan que Kaito era un demonio que se había metido en un software y tomado la forma de un personaje

Otros, que era un androide que Japón había mandado a Estados unidos pero realmente debes conocer la historia, claro si eres policía... ¿No lo eres? Ah pero te responderé la pregunta de porque conozco esta historia... Yo.... ¡Yo soy Kaito Shion!

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.