FANDOM


Él estaba estudiando para un examen, el sol brilló a través de la ventana dejando expuestos sus moretones y cortes, se levantó de la silla para ir a cerrar las cortinas, pero en cambio, se quedó mirando por la ventana a los niños jugando en la calle, él se mordió los labios y se apretó la muñeca con su mano hasta dejar una marca en forma de dedos alrededor de esta.

El chico llevaba puesta su sudadera morada con capucha que tenía estampada una cara sonriente en la espalda, unos pantalones grises rasgados en las rodillas y unas zapatillas rojas de suela blanca.

La puerta de su habitación se abrió y de ella salió un hombre con cara de enfado total, azotó la puerta tras él y sacó una navaja de su bolsillo. El chico retrocedió hasta chocar contra la pared.

Te crees muy listo ¿verdad? Dijo el hombre, acercando la navaja a la cara del chico.

No… no soy listo, por favor, papá, no Dijo soltando unas lágrimas.

Entonces, vuelve a estudiar, hijo de puta Dijo el hombre golpeando a su hijo violentamente.

El chico cayó al suelo y se tocó la boca la cual se encontraba sangrando en ese momento, el hombre se acercó a la puerta y se volvió a girar hacia su hijo.

Alex, que nombre más estúpido, se nota que tú eres tu madre, así de imbécil Se río con maldad mientras salía por la puerta.

Alex se quedó tirado en el suelo con una mirada de odio hacia la puerta, se levantó del suelo y de debajo de su colchón sacó una foto de su difunta madre, se colocó a llorar en silencio y se quedó dormido en el suelo de su habitación.

Se despertó horas después con un gran dolor de cabeza, se levantó del suelo y se preparó para ir a escuela, abrió la puerta de su habitación y bajó las escaleras lentamente. Se acercó la cocina y encontró a su padre inconsciente en el suelo con muchas botellas de licor alrededor de él. Se acercó a la despensa y de ella sacó una bolsa con galletas viejas, se las comió y salió de la casa directo a la escuela.

Cumpleaños feliz, cumpleaños feliz, cumpleaños Alex, que los cumpla feliz Cantó sin ánimos su cumpleaños.

Alex ese día cumplía los 15 años, a él ya no le importaba cuantos años cumplía, solo quería acabar con todo su sufrimiento, y ese día no lo ayudaría.

Llegó con dificultad a su escuela, la miró y suspiró profundamente, él entró a la escuela lentamente, cuando lo hizo sintió que todos lo miraban, no le sorprendía que lo miraran, tenía la cara llena de moretones y cortes producto de su padre. Él se acercó a su casillero y lo abrió, luego sintió algo frío que recorría su espalda, él suspiró y de su bolsillo sacó un frasco naranja con pastillas en él, tomó una pastilla y la tragó.

Al abrir su casillero se encontró con un papel blanco doblado a la mitad, él lo vio con curiosidad y lo abrió, en el habían varias frases escritas con un bolígrafo rojo, las que más le llamaron la atención fueron unas que decían "ÉL ESTÁ AQUÍ", "NO HAY ESCAPATORIA" y "PRONTO ESTARÉ CONTIGO". Alex creyó que él las había escrito, así que no les prestó mucha atención y guardó esa nota en su bolsillo izquierdo del pantalón.

Caminó por el pasillo hacia su salón de clases, el abrió la puerta y todo se quedó en silencio, sus compañeros lo miraron y susurraron algunas cosas entre ellos, Alex suspiró de nuevo y fue a sentarse. La profesora llegó minutos después, ella entregó los exámenes y comenzó a correr el tiempo.

Alex no podía concentrarse, sentía que el papel que llevaba en el bolsillo del pantalón le hablaba, se quedó toda la hora del examen viendo por la ventana hasta que sintió una mano sobre su mesa, era la mano de la profesora, la cual estaba enojada.

No llegaras a ningún lado si te la pasas dibujando en los exámenes Se alejó de Alex.

Él vio que en su hoja de examen había dibujados muchos círculos atravesados por unas equis, curiosamente estos dibujos estaban hechos con un bolígrafo rojo, pero el en ese momento no tenía ninguno. Alex giró la hoja y vio escrita la frase "ÉL ESTÁ AQUÍ".

Alex pidió ir al baño, su profesora le dio permiso y este salió corriendo por los pasillos hacia el baño, se lavó la cara con agua fría, respiró con dificultad y sacó otra pastilla de su bolsillo.

De la puerta del baño entraron 5 chicos, estos se le quedaron viendo a Alex, el mayor de estos chicos agarró un vaso y lo llenó con agua, de un segundo para otro, se la arrojó a la cara, los 5 chicos echaron a reír y Alex salió corriendo del baño. Fue directo a su casillero del cual sacó una navaja de afeitar y un poco de alcohol.

Él se preparó para cerrar el casillero, pero se detuvo al ver algo extraño en él, un extraño paquete con un lazo negro. Alex lo agarró y se lo llevó al baño en el cual se encerró en el primer baño. Agarró la navaja y la utilizó para cortarse, se hizo un corte vertical que iba desde su muñeca hasta la mitad de su ante brazo, luego colocó el alcohol, esto le ardió como nunca, pero sin embargo soltó una risa torcida entre dientes, cuando su herida dejó de sangrar se acordó del paquete. Lo miró con curiosidad y segundos después lo abrió, lo que vio lo dejó estupefacto, en el habían 3 máscaras, una blanca con ojos negros que mostraba una expresión de alegría, otra negra con ojos blancos que mostraba una expresión de tristeza y la última que era una máscara roja con ojos negros que mostraba una sonrisa macabra. Muy en el fondo se hallaba también un cuchillo de cocina recién afilado y una nota que tenía escrita en la parte posterior "NO HAY ESCAPATORIA", mientras que en la parte trasera tenia esos extraños dibujos de círculos con equis atravesándolos.

¿Qué es esto? Se preguntó Alex.

Al salir del baño se quedó de piedra al ver al espejo, en él se vio reflejado el mismo, pero, atrás de él se hallaba un hombre alto de traje, sin rostro reconocible ni tampoco expresión alguna, tenía unos brazos que le llegaban hasta el suelo y unos tentáculos saliendo de su espalda.

Alex agarró el cuchillo y mando un tajo hacia atrás, pero la figura lo evadió y lo lanzó contra el espejo en cual se rompió en mil pedazos. Alex se quedó tirado en el suelo sangrando, pero algo pasó en ese momento, el sintió como algo se rompía en su interior, él no sabía que era pero comenzó a reírse al ver su sangre en el suelo, Alex cogió la máscara de cara macabra y volvió hacia el hombre alto con el cuchillo entre las manos, se preparó para apuñalarlo pero algo lo detuvo, él se quedó parado en frente de él mirándolo, de detrás del hombre se podían ver dos figuras más, una de las figuras traía una máscara blanca con labios negros y una chaqueta amarilla, mientras la otra parecía llevar una máscara gris con una expresión triste y una sudadera naranja.

Alex suspiró y sacó sus pastillas, pero esta vez no las tomó, en cambio las tiró por el desagüe, luego arrojó el frasco al suelo, en él se leía "Antipsicóticos". Se quitó la máscara macabra y le sonrió al hombre alto, luego metió sus 3 mascaras en su sudadera y guardó el cuchillo en su bolsillo. Alex salió del baño y regresó a la clase, la puerta se cerró tras él y se escucharon multitud de gritos y llantos, minutos después Alex salió de la habitación con su sudadera manchada de sangre y usando la máscara feliz.

Alex salió de la escuela y caminó por la vacía calle arrastrando su cuchillo contra las paredes de los edificios. Minutos más tarde llegó a su casa y abrió la puerta sigilosamente, él se deslizó por la casa hasta que llegó a sala de estar en donde se encontraba su padre. El hombre miró al chico con el cuchillo entre sus manos, se quedó de piedra, no podía mover sus músculos, pero Alex corrió hacia su padre abalanzándose sobre él y clavándole el cuchillo en la espalda, el padre gritó, pero fue silenciado por su hijo el cual se quitó la máscara feliz para ponerse la máscara triste, luego miró a su padre y este con cara de odio también lo miró.

Ahora ¿Quién es el inútil papi? Dijo Alex haciéndole un tajo en su estómago que iba desde el pecho hasta la cintura del padre.

Abrió el estómago de su padre y se lamió los dedos que se hallaban llenos de sangre, luego del interior sacó el intestino grueso de su padre y lo uso para ahogar a su padre el cual murió de inmediato producto del desangramiento, Alex estaba feliz, se colocó a reír y continuó su macabro acto, siguió con el intestino delgado el cual utilizó para adornar las paredes como si fueran serpentinas y usó el resto de sus órganos como adornos de cumpleaños.

-Nunca te acuerdas de mi cumpleaños, eres un mal padre- le dijo al cadáver de su padre pateándolo.

Cuando Alex terminó su acto se dio cuenta de que ya era de noche, entonces sonrió y subió a su habitación. De uno de los cajones de su ropa sacó una bufanda roja que le había regalado su madre antes de morir, él se la colocó y miró por la ventana, logró ver al hombre alto mirándolo fijamente, él le sonrió y se colocó la máscara macabra. Luego fue a la cocina, y de un cajón sacó otro cuchillo de cocina, el cual afiló con su otra arma, miró el cuchillo con una mirada fría y se sacó la máscara, luego de eso acercó el cuchillo a sus ojos y se talló una equis en cada ojo, dejando así su ojo dividido en cuatro triángulos, sus ojos sangraron y su vista se volvió roja, pero eso no fue impedimento ya que aún podía ver perfectamente.

Se volvió a colocar la máscara y salió de la casa, el hombre alto lo agarró por el hombro y lo guio al bosque en donde el hombre desapareció.

Alex se giró para ver su casa por última vez…

-Lo lamento… lamento no haber hecho esto antes Sonrió. Luego se giró y dio su ultimo llanto. Pero fue un llanto de alegría. Se colocó la máscara triste y desapareció en la oscuridad de la noche.