FANDOM


Tendría alrededor de 5 años cuando tuve la misma pesadilla durante 5 días consecutivos.

En el pasillo de casa hay un cuartito pequeño y oscuro, puesto a que no hay luz ahí dentro.

Es un cuarto donde se guardan las cosas que ya no se usan, nadie entra nunca ahí.

Todos dormían y oigo un ruido, me levanto de la cama y me dirijo hacia el pasillo. Veo una tenue luz que se asoma por aquel cuartito… ¡Puedo ver una sombra, una silueta detrás de la puerta!

Es un hombre vestido de negro, alto, de pelos largos claros y desprolijos, lleva puesto un gorro color negro también. No puedo ver su rostro, pero sí su sonrisa… Me quedo inmóvil, su sonrisa es aterradora y siniestra... Me da pánico.

Mis músculos no reaccionan. El hombre del gorro solo me sonríe, me parece verlo con las manos en los bolsillos y su sonrisa siniestra.

¡Parece que solo yo lo veo! Todos duermen…

Me hace una seña con su dedo índice para que me acerque, lo hago, muy de a poco. No puedo ver su rostro, es como si no tuviera. Solo puedo ver esa sonrisa horrible.

Ahora ya más de cerca puedo ver sus dientes, amarillentos y desparejos. Comienzo a notar que éstos le sangran… Siento que voy a hacerme pis…

Sus dientes sangran, ¿por qué? ¿Por qué se ríe? ¿Qué hace ahí...?

El hombre abre su abrigo y deja ver su vientre descubierto, sin piel como si se la hubiesen arrancado, solo veo su interior, colores rojos, blancos, marrones.

Siento náuseas.

Vomito.

Me llevo mis manos a la cara tapándome los ojos, conté hasta 3… Y el hombre desapareció. Pero me había dejado un regalo.

Un diente, bañado en sangre y una nota mal escrita diciendo: “Hasta pronto”.