FANDOM


Escondida muerta de frío y miedo estaba yo, debajo de esa camilla. El cuarto parecía estar empapelado con papel celofán color rojo, aunque bastante oscuro.

Julieta, 3 años. Escucho ruidos como de instrumentos cortantes sobre la camilla. Solo puedo ver zapatos desde ahí abajo, parecen de goma como de electricista. Un olor repugnante hace que sienta arcadas… Carne, carne cruda. Escucho voces conocidas, las de mi hermana mayor y mi madre. No puedo percibir qué es lo que dicen, pero las escucho murmurar.

Desde ahí puedo ver una puerta entreabierta, creo que las voces provienen de ese cuarto, me muevo despacito, voy hacia la puerta y, en silencio agazapada, observo y escucho. Mamá viste un largo delantal blanco, como el de un carnicero, puedo ver manchas de suciedad en él, parece ser sangre ya seca. Me tapo la boca. Siento asco.

Mi hermana mayor yace en otra camilla, cortada en miles de partes… Como si fuera un pedazo de carne, como un asado que solemos comer los domingos generalmente. Corro en silencio sin dejar de taparme la boca. Quiero vomitar. Ya debajo de la camilla, con lágrimas en los ojos, escucho una canción que mamá tararea, una que cantaba cuando llegaba la hora de irse a dormir.

“La virgen va caminando por una montaña oscura… Y al vuelvo de la perdiz se le ha escapado una mula…”

Sale del cuarto y coloca algunas cosas sobre la camilla… Mi hermana, estaba colocando a lo que era mi hermana, a lo que quedaba de ella. Sangre chorrea por la camilla y llega al piso. Siento que voy a desmayarme.

Escucho quejidos, ¡como si las partes de mi hermana me hablaran pidiéndome ayuda! Un brazo, un torso, ya no distingo sus partes. Me tapo los oídos con ambas manos para no escuchar los golpes sobre el cuerpo ya muerto que producen las herramientas cortantes y filosas.

Suena el despertador.

Realidad.

Miro la hora y el reloj da las 9:00 am. Una molestia en mi nariz, siento un terrible olor a sangre. Tengo la sensación de tener ácido dentro de mi nariz. Solo siento el sabor y olor a sangre. Durante todo el día tuve esa horrible sensación y es el día de hoy.

A veces por las noches siento mi nariz rara… Rara como aquella vez.