FANDOM



Era una noche fría, pero muy clara por el resplandor de la luna llena, estaba en mi habitación intentando encontrar un buen programa de TV.
Leyenda de la mujer sin rostro

Se hicieron las 11:30 P.M y el peso del sueño logró alcanzar mis ojos, en cuestión de minutos estaba preparada para descansar. Un agudo sonido que provenía del pasillo de mi casa llamó mi atención y me quitó todo el sueño. Me asusté, pero me calmé a mí misma diciéndome que sólo se había caído algo que estaba mal puesto, pero al terminar esta frase mental, el sonido se escuchó nuevamente, esta vez más cerca. Me dirigí a la puerta de la habitación de mis padres, pero ellos estaban dormidos, no los desperté, porque sentía que yo podía manejar la situación sola.

Me armé de valor y tomé una filosa daga de punta corta que siempre tengo escondida en mi habitación. Bajé lentamente las escaleras y miré directamente hacia la sala, pero no había nada. Justo cuando miré hacia el otro lado, quedé petrificada.

Una mujer pálida vestida de negro me miraba fijamente. Al intentar usar mi daga, no podía mover mi brazo, no tenía fuerzas y mi voz simplemente se había enmudecido. Ella me tomó por el cuello y me levantó, asfixiándome poco a poco, sólo me dijo que me dejará morir en sus manos.