Wiki Creepypasta
Advertisement

Ella quería ser perfecta, perfecta. Y nada más sólo quería la perfección. Había probado todo habido y por haber. Ya decidida, cansada de tantos fracasos, tantas cremas, tantos ungüentos, tantos elixires. Sólo para ser una chica más de la escuela, cansada decidió probar con una recomendación. Visitar a una bruja, supuestamente, la más poderosa de todo el pueblo.

Al escuchar de ella pensó que no era más que cuento de vieja chusma. Pero estaba más que desesperada por ser la imagen de la perfección. La supuesta bruja vivía muy alejada de la aglomerada casa que conformaba el pueblo, pero después de una hora de caminata llegó a ese lugar.

La casa carecía de mucho lujo, pero era más de lo que ella esperaba. La bruja, tenía manos huesudas y la piel muy pálida, pero no se dejó ver la cara. La bruja le preguntó:

-¿Hasta dónde estás dispuesta a llegar para ser perfecta?- Ella le contestó:

-Hasta donde sea necesario, la perfección no tiene límites- La bruja sonrió y dijo:

-Si estás tan segura, entonces necesito ciertos ingredientes para el sortilegio. Para tener la piel hermosa necesito necesito una muestra de la carne de la persona con más hermosa piel que conozcas.

Para tener un cabello hermoso tráeme un pelo de la persona con más hermoso pelo que conozcas. Para asegurarte de que todo salga bien necesito una gota de sangre de la persona más hermosa que conoces, calma que no hay apuro.- La chica sonrió y dijo: "Mañana te traeré todo."

Ella sabía quienes eran las elegidas para su “recolección”. Eran las tres personas objeto de su envidia y enojo, sabía que tenía que hacer. Se fue de la casa de la bruja, repitiendo, "¿Quieres una muestra?, te traeré más que suficiente para ser perfecta."

Llegó a su casa, tomó un cuchillo, y otros objetos que creyó útil, y fue a “recolectarlos”. A la de piel perfecta, la apuñaló 7 veces asegurándose de que no muriera, entonces le arrancó la lengua. A la del pelo perfecto, la estranguló y luego le arrancó el cuero cabelludo.

Y a la más hermosa le cortó la yugular y llenó una botella, la pobre chica preguntó:

-¿Por qué?- Y ella le contestó sonriendo:

-La perfección tiene un costo.

Al día siguiente fue con la bruja, que ya tenía el sortilegio listo en una olla. Ella le dijo: "Aquí están los ingredientes." La bruja los agregó y dijo:

Maldita Perfección

-“PERFECTIO sed ad cost”- Y un denso humo salió de la olla, este rodeó a la chica, primero se sintió bien, pero de repente empezó a sentir un dolor inmenso en todos su cuerpo y podía notar cómo se desvanecía, empezó a gritar:

-¿Por qué? -La bruja mostrando la cara, la cara con cuencas vacías y un cráneo casi sin piel le respondió:

-Querías ser la imagen de la perfección, pero se te olvidó que la perfección no existe.

Advertisement